24 abr. 2008

Presentan innovador proyecto que ofrece luminarias solares con ahorro de un 75% de energía


La Universidad de Tarapacá de Arica presentó la nueva generación de luminarias solares, que dentro de dos meses iluminarán los caminos de las zonas urbanas de Arica, principalmente la vía entre el Aeropuerto Chacalluta y el centro de la ciudad, y que prometen ser la solución para la iluminación de espacios públicos en contextos de crisis energéticas como los que vive actualmente el país.
Este proyecto se enmarca dentro de la amplia gama de investigación científica que la UTA se encuentra desarrollando para proponer soluciones concretas al problema energético que afecta tanto a Chile como al mundo, y que ha sido enfocado desde el punto de vista del resurgimiento de las energías naturales, limpias y poco contaminantes.
En ese contexto surge este proyecto, desarrollado íntegramente en la UTA por el equipo liderado por el académico Bernardo Barraza, quien estudió la mejor manera de entregar iluminación barata, eficiente y no dependiente de electricidad a los espacios públicos de las ciudades.
Este equipo desarrolló una luminaria de última generación, capaz de satisfacer las necesidades de alumbrar las carreteras y calles, y al mismo tiempo proporcionar un sorprendente ahorro en base a su autonomía de la electricidad. “ Ya tenemos un piloto definitivo de las luminarias solares que se instalarán, y los recursos y las condiciones técnicas para instalar 100 de ellas en la región en un plazo de dos años, 20 de los cuales estarán funcionando en dos meses más”.
El innovador proyecto fue presentado por la Escuela de Ingeniería Eléctrica y Electrónica de la Universidad de Tarapacá de Arica, y gracias a su alta eficiencia y factibilidad de implementación, consiguió 200 millones de pesos de parte de CORFO, y 250 millones de pesos que serán aportados por el MOP de Tarapacá. En tanto la UTA , que puso la creatividad e innovación para llevar a cabo este proyecto, costeará 17 millones de pesos y se hará cargo de la implementación técnica del mismo.
La tecnología usada por este proyecto consiste en un poste que sostiene una placa solar, que carga una batería de alto rendimiento de 12 volts. A su vez, esta batería alimenta "leds" luminosos, similares a los que se utilizan para las pantallas de los teléfonos celulares, y que se encienden automáticamente cuando empieza la noche. Las luminarias solares tradicionales usan ampolletas sencillas y no incorporan esta tecnología que les otorga mayor rendimiento y durabilidad.
Estos leds consumen menos energía que las ampolletas tradicionales pero entregan mayor cantidad de luz. Así, el prototipo construido por la UTA consume sólo 18 watts, pero ilumina tanto como uno tradicional que utiliza más de 70, produciendo casi un 75% de ahorro energético.
Bernardo Barraza, encargado del proyecto, sostuvo que el costo de un poste solar es de 600 mil pesos, pero que una vez instalado, el costo de operaciones es casi cero, ya que la batería dura 5 años, el panel solar dura 25 y los leds que se utilizan para generar la luz tienen una vida de 50 mil horas, es decir, aproximadamente 17 años si permanecen prendidos 8 horas diarias.
Barraza aseguró que “este proyecto pone a Chile entre los países que están buscando la solución a la crisis energética en la energía solar. Por ejemplo en España se pronostica que de aquí a 12 años, el 20% de la energía va a ser generada por este tipo de paneles”.

Cambio climático derrite el mayor glaciar de Nueva Zelanda


El glaciar de mayor extensión de Nueva Zelanda disminuye cada año a un ritmo de 500 metros como consecuencia del cambio climático, dijo hoy el glaciólogo Martin Brook, de la Universidad de Massey.
El glaciar Tasman, que desde hace dos millones de años ocupa su lugar en los Alpes sureños, disminuyó de los 29 kilómetros que en un día tuvo hasta los actuales 23 kilómetros, según se confirmó en 2007.
Situado en la montaña más alta del país, la Mount Cook, el Tasman se derrite dando a parar a un lago que hace tan sólo 35 años no existía y que, sin embargo, a día de hoy ya alcanza los siete kilómetros de largo y dos de ancho, precisó el experto, quien auguró para los próximos 20 años un aumento del lago hasta una extensión de 16 kilómetros.
"A una altura de slo 730 metros sobre el nivel del mar la temperatura es demasiado alta para que un glaciar pueda sobrevivir. Por eso se derrite tan rápido", explicó Brook a la emisora Radio Nueva Zelanda.
El Tasman es una de las principales atracciones de Nueva Zelanda para los turistas, quienes viajan en autobuses, helicópteros e hidroaviones desde un poblado situado en Mount Cook para observar el glaciar.
DPA