4 feb. 2011

El poder tecnológico del fútbol americano

Me encanta ese deporte y como se ha desarrollado tencologicamente
Este domingo se juega el Super Bowl (o Super Tazón) número 45 entre los Acereros de Pittsburgh y los Empacadores de Green Bay.
El juego, que define al campeón de la liga estadounidense de fútbol americano, tendrá lugar en la ciudad de Arlington, Texas.
Para muchos, el fútbol americano es un deporte en el que un montón de jugadores altos y fuertes se golpean sin parar mientras lanzan gritos de guerra. De cuando en cuando, además, son interrumpidos por anuncios publicitarios.
Pero quienes gustan de esta disciplina deportiva ven en ella un juego similar al ajedrez, en donde la estrategia y el tiempo invertido en tomar decisiones representan la diferencia entre la victoria y la derrota.
Y la Liga Nacional de Fútbol (NFL, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos se encarga de cuidar que dichas estrategias y las jugadas que generan, se conviertan en una realidad. Uno de sus principales aliados para encargarse de que eso ocurra es la tecnología.
El fútbol americano es el deporte que más innovaciones tecnológicas emplea en el mundo, mientras otros como el fútbol discuten si vale la pena introducirlas.
BBC Mundo le presenta una serie de tecnologías que hacen que el deporte de los touchdown sea más preciso y visualmente atractivo.

Comunicación inalámbrica
Al ver un partido de fútbol americano, es común observar a los entrenadores con auriculares que nunca se quitan (a menos que pierdan y los arrojen al suelo).
El propósito de éstos es permitir la comunicación del entrenador principal con los coordinadores ofensivos y defensivos, uno de los cuales mira el partido en las alturas del estadio para tener mayor visión de campo.
También le permite dar instrucciones al mariscal de campo de su equipo (quarterback en inglés) hasta 15 segundos antes de que éste tenga que sacar la jugada.
Si el equipo de comunicaciones falla, las reglas de la NFL estipulan que los rivales tampoco puedan usar el suyo hasta que sea reparado.

Planeación de jugadas
Los entrenadores y jugadores de fútbol americano pasan horas viendo videos del equipo rival, identificando sus fallas para posteriormente planear la estrategia a seguir durante el juego.
En el fútbol americano cada jugador -y cada "hueco"- en la línea de los rivales suele tener un número (igual que ocurre en un tablero de ajedrez) que se utiliza para llamar jugadas como 3-2, o el corredor irá por el centro de la línea.
Y todo esto se planea con ayuda de dispositivos tecnológicos, en particular con pizarras interactivas que permiten simular el desarrollo de una jugada.

Repetición instantánea
El fútbol americano da la opción a los entrenadores de lanzar un pañuelo rojo al terreno para exigir -hasta tres veces- a los árbitros que revisen una jugada controvertida.
Los oficiales tienen 60 segundos para revisar la jugada a través de las imágenes captadas por decenas de cámaras en el estadio. En un evento como el Super Bowl hay hasta 30 cámaras.
Si las imágenes proveen evidencia suficiente de que se equivocaron, entonces cambian la jugada. Si el material no es concluyente, entonces la decisión permanece y el equipo que la desafió pierde un tiempo fuera (algo muy importante en la estrategia de este deporte).

Estadios
Los estadios más modernos de este deporte cuentan con una fuerte infraestructura tecnológica para dotar a los espectadores de una amplia experiencia visual.
Algunos como el escenario donde se jugará el Super Bowl en Arlington, Texas o el nuevo estadio de Nueva York, Meadowlands, tienen una gran cantidad de pantallas gigantes en alta definición, sonido estéreo y acceso a internet inalámbrico.
En éste último la inversión en tecnología superó los US$100 millones. Otros ofrecen a sus aficionados -a cambio de US$200- un dispositivo llamado FanVision en el que pueden ver el juego desde distintos ángulos, además de recibir información y estadísticas.

Sensores para el balón
Para las jugadas más polémicas que involucran al balón -como las que determinan si una parte del ovoide cruzó la línea de anotación- la NFL podría considerar el uso de sensores en él.
La Universidad de Carnegie Mellon, en EE.UU., está desarrollando una tecnología al respecto en su grupo de investigación de ingeniería de fútbol americano.
El sensor funcionaría en forma inalámbrica dando a los árbitros la posición exacta del balón.
Es un proyecto en desarrollo.

Seguridad en el casco
Además de ser un juego de estrategia, el fútbol americano es un deporte de contacto que implica que en ocasiones los jugadores suelen lesionarse gravemente.
Una de las condiciones que más preocupan a la NFL son las conmociones causadas por los golpes en la cabeza.
La tecnología que se emplea en los cascos de los jugadores les brinda más protección.
Para ello algunas empresas están desarrollando un "casco inteligente" que cuenta con sensores que evalúan el impacto del golpe a fin de que los médicos en el terreno evalúen la posibilidad de una conmoción.
Otra tecnología emplea "celdas de aire" que absorben el impacto de los golpes que los jugadores reciben en la cabeza y que cada vez es más empleado por atletas de la NFL.

Reloj de precisión
El reloj de precisión es otra tecnología que se encuentra en fase de pruebas, pero que podría ser implementada pronto.
Consiste en un sistema -que ya se emplea en el basquetbol- que permite a los árbitros controlar el reloj de juego desde el campo.
Con sólo oprimir un botón los oficiales pueden asegurarse de que el tiempo que el reloj muestra en el estadio incluya las pausas que se hayan tomado en el juego, dándole más precisión a éste.