19 abr. 2013

LINUX - Su Historia

Mi cuñado hace un par de años me lanzó una invitación a conocer y probar el mundo LINUX, hoy lo uso y lo recomiendo cada vez que puedo, no diré si es mejor o peor que Windows ... de eso se dará cuenta cada uno. 
 LINUX (o GNU/LINUX, más correctamente) es un Sistema Operativo como MacOS, DOS o Windows. Es decir, Linux es el software necesario para que tu ordenador (computador) te permita utilizar programas como: editores de texto, juegos, navegadores de Internet, etc. Linux puede usarse mediante un interfaz gráfico al igual que Windows o MacOS, pero también puede usarse mediante línea de comandos como DOS.
 Linux tiene su origen en Unix. Éste apareció en los años sesenta, desarrollado por los investigadores Dennis Ritchie y Ken Thompson, de los Laboratorios Telefónicos Bell. Andrew Tanenbaum desarrolló un sistema operativo parecido a Unix (llamado Minix) para enseñar a sus alumnos el diseño de un sistema operativo. Debido al enfoque docente de Minix, Tanenbaum nunca permitió que éste fuera modificado, ya que podrían introducirse complicaciones en el sistema para sus alumnos. Un estudiante finlandés llamado Linus Torvalds, constatando que no era posible extender Minix, decidió escribir su propio sistema operativo compatible con Unix. 
En aquellos momentos el proyecto GNU (GNU's Not Unix), que Richard Stallman había iniciado hacía ya casi diez años, comprendía un sistema básico casi completo. La excepción más importante era el kernel o núcleo, que controla el hardware. Torvalds decidió aprovechar el sistema GNU y completarlo con su propio núcleo, que bautizó como Linux (Linux Is Not UniX). 
El sistema conjunto (herramientas GNU y núcleo Linux) forma lo que llamamos GNU/Linux. Ubuntu es un sistema operativo mantenido por unas reglas y la comunidad informatica. Utiliza un núcleo Linux, y su origen está basado en Debian. Ubuntu está orientado al usuario novel y promedio, con un fuerte enfoque en la facilidad de uso y en mejorar la experiencia de usuario. Está compuesto de múltiple software normalmente distribuido bajo una licencia libre o decódigo abierto. Estadísticas web sugieren que la cuota de mercado de Ubuntu dentro de las "distribuciones Linux" es, aproximadamente, del 49% , y con una tendencia a aumentar como servidor web. 
Y un importante incremento activo de 20 millones de usuarios para fines del 2011.6 Su patrocinador, Canonical, es una compañía británica, propiedad del empresario sudafricano Mark Shuttleworth, ofrece el sistema de manera gratuita, y se financia por medio de servicios vinculados al sistema operativo  y vendiendo soporte técnico. 
Además, al mantenerlo libre y gratuito, la empresa es capaz de aprovechar los desarrolladores de la comunidad para mejorar los componentes de su sistema operativo. Extraoficialmente, la comunidad de desarrolladores proporciona soporte para otras derivaciones de Ubuntu, con otros entornos gráficos, como Kubuntu,Xubuntu, Edubuntu, Ubuntu Studio, Mythbuntu, Ubuntu Gnome y Lubuntu. Canonical, además de mantener Ubuntu, también provee de una versión orientada a servidores, Ubuntu Server, una versión para empresas, Ubuntu Business Desktop Remix, una para televisores, Ubuntu TV, y una para usar el escritorio desde teléfonos inteligentes, Ubuntu for Android.11 12 13 Cada seis meses se publica una nueva versión de Ubuntu. Esta recibe soporte por parte de Canonical, durante nueve meses, por medio de actualizaciones de seguridad, parches para bugs críticos y actualizaciones menores de programas.
 Las versiones LTS (Long Term Support), que se liberan cada dos años, reciben soporte durante cinco años en los sistemas de escritorio y de servidor.

18 abr. 2013

Si Todos bajáramos cinco Kilos ....

Un estudio publicado en el British Medical Journal, llevado a cabo por investigadores en España, Cuba y Estados Unidos y liderados por Manuel Franco, del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), revela que con la pérdida mantenida de solo cinco kilos de peso de media en toda la población se podría reducir en un tercio la mortalidad por enfermedades coronarias y en casi la mitad las defunciones por diabetes. También bajarían, en un porcentaje menor, las muertes por infarto cerebral o ictus.

Las conclusiones de este trabajo se basan en laobservación de una población muy particular durante 30 años, un escenario “imposible de replicar en un ensayo clínico”, según señala el científico. Se trata de la población cubana, que experimentó una pérdida de peso moderada y un aumento importante de la práctica de ejercicio físico durante al menos cuatro años (1991-1995), durante una terrible crisis económica motivada por la caída de la Unión Soviética, que facilitaba al país caribeño –sometido a un embargo por las autoridades estadounidenses- alimentos y petróleo. Los cubanos pasaron a depender de sí mismos para desplazarse, por la práctica anulación de los medios de transporte públicos y privados, lo que supuso un aumento muy significativo (del 30% al 80%) del porcentaje de población con niveles de actividad física moderada. Al mismo tiempo y de manera paulatina y sostenida se redujo considerablemente la ingesta calórica per cápita (de 3.000 calorías diarias a 2.200). Como consecuencia se produjo una pérdida de peso generalizada que se calcula de 5 kilos para una persona de talla normal.

Lo más interesante del trabajo es la comparación con los años posteriores, cuando la crisis terminó y los cubanos volvieron a ganar peso. En esos años (entre 1995 y 2010), la población aumentó su peso en una media de nueve kilos y la prevalencia de diabetes se disparó desde 1997. En 1996, cinco años después del inicio de la pérdida de peso, comenzó una rápida disminución en la mortalidad por diabetes que duró seis años. En 2002, se revirtieron estas tendencias y la mortalidad por diabetes inició una tendencia ascendente. Aunque los investigadores esperaban que, una vez la población empezara a ganar peso, volviera a aumentar la mortalidad por enfermedad coronaria (que había disminuido un 34% durante los años 1996-2002), lo que sucedió fue que las tasas de defunciones se estabilizaron, es decir, dejaron de disminuir, pero no aumentaron. “Esto contradice las tendencias más agoreras”, apunta el Dr. Franco.
El autor considera que existen varias e importantes lecciones que se pueden extraer de este estudio para su aplicación en España y otros países similares. “Lo que aprendemos es que debemos promover la salud en todos, como sociedad; para que tengan un impacto fuerte, las intervenciones no solo han de estar centradas en la población de riesgo, sino que conviene que afecten a toda la población, han de ser estrategias poblacionales”, subraya. El Dr. Franco añade que se trata de comer menos y mejor y, sobre todo, incrementar nuestra actividad física. "No se trata de que algunos estén delgados o se maten en el gimnasio, sino de que toda la población pueda comer de manera equilibrada y andar o montar en bici en su día a día”, ejemplifica el investigador. En este sentido, el Dr. Franco apunta a la promoción de políticas donde se primen formas de transporte más activas que el uso del coche.
Los investigadores explican que, tras el análisis de los datos, no se puede concluir que uno de los tres factores (menor ingesta calórica, pérdida de peso y aumento de ejercicio) sea más importante que otro a la hora de disminuir la mortalidad cardiovascular.

17 abr. 2013

El misterioso Caballero Negro: ¿Un satélite artificial de origen extraterrestre?

Sobre la Ionósfera, flotan una gran cantidad de satélites que fueron creados con diversos fines (clima, comunicaciones, espionaje, etc.). Algunos, ya en desuso, son considerados como “basura espacial”. Sin embargo, hay un artefacto que no pertenece a los registros de ningún país en particular y del cual no se tiene mayores antecedentes: El Caballero Negro. 
Cuenta la leyenda que pertenece a una avanzada civilización extraterrestre que está pendiente de todos nuestros pasos gracias a ese aparato… Los primeros datos que se tiene de él, se remontan a 1927, cuando un grupo de radio-aficionados de Noruega, empezaron a recibir unas extrañas señales en sus equipos de audio. 
Años después, en 1954, el satélite ruso Sputnik, el primero en ser puesto en órbita por el hombre, recibió la misma señal. Se piensa que ésta provenía de un satélite o artefacto misterioso, de origen desconocido. De acuerdo a los datos proporcionados por múltiples blogs asociados al tema ovni, en febrero de 1960, 
Estados Unidos detectó un objeto no identificado en órbita polar, algo que ni ellos ni la Unión Soviética habían podido lograr. Además era de un tamaño superior a cualquier cosa que algún país pudiese fabricar en esa época. El 3 de septiembre de 1960, siete meses después que el satélite se detectara por primera vez por el radar, una cámara de seguimiento en la fábrica de Long Island Gruman Aircraft Corporation tomó una fotografía del objeto. Tres años más tarde, el astronauta Gordon Cooper fue lanzado al espacio para orbitar 22 veces nuestro planeta. 
En su órbita final, afirmó haber visto una forma verde brillante por delante de su cápsula y dirigiéndose hacia él. Sin embargo, al regresar a la Tierra no se le permitió a Cooper realizar declaraciones al respecto y tres semanas después se emitió un comunicado oficial que aseguraba que Cooper había sufrido alucinaciones debido a una fuga de dióxido de carbono en la cápsula. No fue hasta 1970 que tal misterio se examinó minuciosamente y para ser descifrado por el astrónomo escocés Duncan Lunan. El experto trazó un eje vertical de la secuencia de los impulsos de trasmisión común y un eje horizontal de tiempo de retardo del eco. En ese análisis, halló un mensaje oculto en los puntos en su gráfica. Lunan fue capaz de traducir al inglés el significado de estas discrepancias – eco de retardo, lo que demostraría que, tal vez, son una manipulación deliberada dirigida por algo o alguien. 
El científico, dijo que correspondía a un mapa de estrellas que han sido trazadas desde la Tierra hace 13 mil años, y se centró en el sistema estelar Epsilon Bostes La traducción de Duncan Lunan es la siguiente: “Nuestra casa es Epsilon Bostes, que es un sistema binario. Vivimos en el 6° planeta de 7 – contando hacia fuera del sol que es el más grande de los dos. Nuestro sexto planeta tiene una luna. 
Nuestro cuarto planeta tiene 3 y el primero y el tercero tiene tres lunas. 
Nuestra sonda está orbitando en vuestra luna. Esto actualiza la posición de Arcturus que aparece en nuestros mapas”. Ante esto se generó una gran polémica dado que algunos sostienen que esta señal está mal interpretada o tal vez proviene de una estrella, pulsar, u otro fenómeno. Philip K Dick fue un famoso escritor de Ciencia Ficción de Estados Unidos. Sus obras fantásticas, paranoicas y algo proféticas, han sido la base de populares películas hollywoodenses como “Blade Runner”, “Minority Report” y “The Truman Show” (ver referencias sobre sus principales obras acá). Es conocido por todos sus seguidores, que Dick consumía drogas y decía ver cosas que el resto no. Una de esas “visiones” lo llevó a cambiar su forma de mirar las cosas. En su manuscrito llamado “Exégesis” narró lo que le pasó el 2 de marzo de 1974 luego de que le operaran una muela y de tener un curioso diálogo con una muchacha que tenía una medalla con el símbolo de la Ichtys (el símbolo del pescado de los primeros cristianos), Dick llega a su casa y empieza a ver cómo un rayo de luz rosado lo envuelve y dice que en ese momento su conciencia se expandió y su conocimiento se multiplicó por 100. 
En una de sus visiones, se le reveló que toda esa información estaba siendo enviada desde un satélite extraterrestre muy antiguo puesto ahí por una civilización muy avanzada para observar el desarrollo de la raza humana (¿El Caballero Negro?), dicho satélite solo interfería con algunas personas para traer balance al planeta. El llamó a este satélite como VALIS (Vast Active Livinf Intelligent System).