23 abr. 2013

Bacterias que crean biocombustibles


Científicos británicos lograron producir biocombustible con bacterias.
Modificando genéticamente la bacteria E. coli, investigadores de la Universidad de Exeter, en Inglaterra, crearon una cepa especial que puede generar un biocombustible casi idéntico al diesel convencional.
La producción está muy lejos todavía de ser comercial, pero según los científicos si el proceso se pudiera ampliar a gran escala podría convertirse en una alternativa ecológica a los combustibles fósiles.
Los resultados de la investigación fueron publicados en la revista especializada de la Academia de Ciencias de Estados Unidos, Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).
Según Rebecca Morelle, el equipo investigador describió estas bacterias genéticamente modificadas como mini fábricas de producción de combustible.
La bacteria E. coli forma parte de la flora intestinal de muchos mamíferos y naturalmente toma azúcar y lo convierte en grasa.
Lo que este equipo científico logró usando técnicas de biología sintética fue modificar los genes de una cepa de E. coli para que en lugar de grasa el azúcar se convierta en moléculas de combustible sintético.
Químicamente este biocombustible es muy parecido al diesel, lo cual sería una ventaja frente a la mayoría de variedades de biodiesel o bioetanol derivados de aceites vegetales que ya se generan, que no son totalmente compatibles con las máquinas que ya usamos y tienen que mezclarse con petróleo para poder funcionar.
El combustible producido por la bacteria E. coli modificada es distinto porque sí sería compatible con la infraestructura ya existente, según los autores de la investigación.
"La idea es que los fabricantes de autos, los consumidores y los vendedores de combustible no notarían la diferencia: sería simplemente una parte más de la cadena de producción de combustible", le dijo a la BBC el profesor John Love, académico de biología sintética de la Universidad de Exeter.
Aún así, el día en que podamos llenar los tanques de nuestros vehículos con este biocombustible está lejos, puntualiza Morelle, ya que ahora mismo se requieren 100 litros de bacterias para producir apenas una cucharilla de combustible sintético.
Los científicos dicen que ahora están trabajando en hacer el proceso de producción más eficiente.
"La demanda global de energía está creciendo y la idea de un combustible que pueda ser independiente tanto de las fluctuaciones internacionales del precio del petróleo como de la inestabilidad política es una posibilidad cada vez más atractiva", dijo Love.
La investigación para la creación de este combustible fue financiada por la compañía petrolera Shell y por el centro de investigación británico Biotechnology and Biological Sciences Research Council.
Según la corresponsal Rebecca Morelle, existe actualmente un impulso internacional para aumentar el uso de biocombustibles en todo el mundo.
La Unión Europea tiene por objetivo para 2020 que un 10% del combustible usado para el sector del transporte provenga de biocombustibles producidos a partir de cosechas, considerados una alternativa más ecológica que los combustibles fósiles.
Sin embargo, los críticos cuestionan su eficacia al argumentar que producir y procesar las cosechas necesarias para generar biocombustibles emite mucho dióxido de carbono en la atmósfera.
Según el consultor especialista en biocombustibles Geraint Evans, ese impacto ecológico en la producción de biocombustibles también tendría que ser estudiado en el caso de una potencial producción a partir de bacterias.
En referencia a los resultados del equipo de Exeter Evans dijo que "abre el abanico de fuentes potenciales que se pueden usar para general diesel" pero "todavía hay que estudiar cuidadosamente su sostenibilidad".
"No es una solución mágia pero sí otra herramienta en nuestra caja"

Diez datos fascinantes sobre el planeta Tierra


Millones de personas en todo el mundo celebraron este lunes el Día Internacional de la Tierra, con el que Naciones Unidas quiere crear conciencia sobre la importancia de preservar los recursos naturales de nuestro planeta y enfrentar los desafíos del cambio climático.
La fecha elegida por la ONU para honrar a la Tierra recuerda los eventos del 22 de abril de 1970, cuando 20 millones de personas salieron a las calles de las principales ciudades de Estados Unidos para protestar por el daño que las actividades humanas estaban causando en el medioambiente.
"El día internacional de la Madre Tierra es nuestra oportunidad de reafirmar nuestra responsabilidad y armonía con la naturaleza en una fase en que el planeta está bajo amenaza de cambio climático, exploración insostenible de los recursos naturales y otros problemas causados por el hombre", dijo el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, sobre la jornada.
Con ocasión del Día de la Tierra, BBC Mundo hace un repaso de algunos datos fascinantes sobre el planeta al que llamamos nuestro hogar.
1- La Tierra no es una esfera perfecta
Habitualmente se representa a nuestro planeta como una esfera perfecta, pero esa no es su forma precisa. La Tierra está achatada en los polos, por lo que su forma se asemeja más a una elipse que a una circunferencia.
Como sucede en otros planetas, el efecto de la gravitación y de la fuerza centrífuga producida por la rotación sobre su eje genera el aplanamiento polar y el ensanchamiento ecuatorial. Así, el diámetro de la Tierra en el ecuador es unos 43 kilómetros mayor que el diámetro de un polo a otro.
2- El agua cubre más del 70% de la Tierra
En la Tierra, el agua se encuentra en estado sólido, líquido y gaseoso.
Además, cubre las tres cuartas partes de la superficie terrestre en forma de pantanos, lagos, ríos, mares y océanos.
Estos últimos contienen alrededor del 97% de toda el agua del planeta.
3- La frontera entre la Tierra y el espacio está a los 100 kilómetros de altitud
Se considera que la frontera entre la atmósfera y el espacio es llamada Línea de Kármán, que está a 100 km de altitud.
El 75% de masa atmosférica se encuentra en los primeros 11 km de altura desde la superficie del mar.
4- La Tierra es un planeta de hierro
La Tierra es el más denso y el quinto mayor planeta del Sistema Solar.
Los elementos químicos más presentes son el hierro (alrededor del 32%), el oxigeno (alrededor del 30%), el silicio (alrededor del 15%).
Los científicos creen que el núcleo de la Tierra está compuesto principalmente de hierro (alrededor del 88%).
5- La Tierra es el único planeta conocido con vida
La Tierra es el único cuerpo astronómico en el que hemos podido constatar que hay vida.
Actualmente existen alrededor de 1,2 millones de especies de animales catalogadas, aunque los científicos creen que ese es solo un pequeño porcentaje del total.
La Tierra se formó hace aproximadamente hace unos 4.500 millones de años y la vida ha estado presente en ella durante buena parte de ese periodo.
Las propiedades físicas de la Tierra, su historia geológica y su órbita han permitido que la vida haya existido durante millones de años.
6- La gravedad no es igual en todos los lugares de la Tierra
Nuestro planeta no tiene realmente la forma de esfera, sino una forma más próxima a una elipse.
Además, el suelo terrestre es irregular y la masa de nuestro planeta no se distribuye de forma perfectamente homogénea.
Esto hace que haya variaciones en el valor del campo gravitatorio.
Así, por ejemplo, al irnos desplazando desde el ecuador hacia los polos, aumenta paulatinamente la intensidad del campo gravitatorio, aunque la diferencia sea imperceptible para los humanos.
7- La Tierra es un planeta de extremos
Nuestro planeta está lleno de contrastes. La variedad de sus áreas geográficas y sus climas, hace que prácticamente cada región tenga sus propias particularidades.
Existen varios candidatos para ser considerados los lugares los más cálidos del la Tierra, pero el lugar con la mayor temperatura jamás registrada se encuentra en el Valle de la Muerte de EE.UU., donde el 10 de julio de 1913 el termómetro subió hasta los 56,7 °C.
En el otro extremo se encuentra la Antártica. En la estación Vostok un 31 de Julio de 1983 los instrumentos de medición llegaron a marcar unos −89.2 °C.
8- La estructura viviente más grande de la Tierra
La Gran Barrera de Coral, situada frente a las costas de Australia, es la mayor estructura única formada por organismos vivos del planeta, hasta el punto de que es la única que puede verse desde el espacio.
Se extiende por más de 2.000 kilómetros y acoge a miles de especies marinas.
En 1981, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
9- La Tierra tiene un escudo protector
El campo magnético terrestre actúa como un escudo contra el bombardeo continuo de partículas del Sol.
Este campo se extiende desde el núcleo interno de la Tierra hasta el límite en el que se encuentra con el viento solar.
Entre otras cosas, el campo magnético también ayuda a la orientación de algunos animales y a la nuestra, con el uso de las brújulas.
10- La Tierra es el único planeta del sistema solar con placas tectónicas activas
El movimiento de estas placas hace que la superficie de nuestro planeta esté en constante cambio, siendo responsables de la formación de montañas, de la sismicidad y del vulcanismo.
El ciclo de estas placas también juega un papel esencial en la regulación de la temperatura terrestre, contribuyendo al reciclaje de gases con efecto invernadero como el dióxido de carbono, mediante la renovación permanente de los fondos oceánicos.

22 abr. 2013

El estudiante que desmintió a los gurús de la austeridad


Esta semana, los economistas se han sorprendido con la noticia de que la hoja de cálculos de un ensayo académico famoso, usado para defender los planes de austeridad, contiene errores importantes. Y la sorpresa fue aun mayor cuando se enteraron de que el responsable de encontrar las fallas -realizadas por dos profesores de Harvard- fue un estudiante que realizaba sus tareas.
Es el 4 de enero de 2010 en el Hotel Marriott de Atlanta. En la reunión anual de la Asociación Económica Estadounidense, la profesora Carmen Reinhart y Ken Rogoff, antiguo economista jefe del Fondo Monetario Internacional, están presentando una investigación llamada "El crecimiento en épocas de deuda".
En momentos de crisis económica, sus hallazgos llaman la atención: el crecimiento económico se ralentiza dramáticamente cuando crece el tamaño de la deuda de un país por encima del 90% del Producto Interno Bruto, el tamaño general de la economía.
Las noticias sobre este ensayo aumentan. Los legisladores quieren saber más.
Y otro que quiere saber más es el estudiante Thomas Herndon. Sus profesores en la Universidad de Massachusetts Amherst les pusieron a los estudiantes una tarea: escoger una publicación académica y ver si pueden replicar los resultados.
Thomas escogió "El crecimiento en épocas de deuda". Pero no pudo reproducir los resultados.
El estudiante dice que el texto estaba generando mucha atención, pero él tenía sus dudas sobre los hallazgos.
Algunas personalidades importantes que combatían la recesión global encontraron que este ensayo era una adición útil al debate que se centra en una pregunta: ¿Es mejor dejar que la deuda crezca, con la esperanza de que estimule el crecimiento económico para salir del bajón, o recortar el gasto y aumentar agresivamente los impuestos para controlar la deuda pública?
Tanto el comisionado de la Unión Europea Olli Rehn como el influyente político republicano de Estados Unidos Paul Ryan citaron ese 90% para apoyar sus estrategias de austeridad.
Pero mientras los políticos estadounidenses debatían si era conveniente estimular más la economía, el euro se estaba desmoronando bajo el peso de la austeridad forzada.
La tarea de Herndon no iba bien. Sin importar cuánto trataba, simplemente no podía llegar al mismo resultado del trabajo original.
"Me sentí desilusionado", dice. "Pensé que era probable que yo hubiera hecho un gran error. Por ser un estudiante era más probable que yo fuera el del error y no los respetados profesores de Harvard".
Y sus profesores estaban de acuerdo: él debía estar equivocado.
"Me acuerdo de que tuve una reunión con mi profesor, Michael Ash, en la que básicamente me dijo: 'Anda, Tom, esto no es tan difícil. Simplemente tienes que solucionarlo'".
¿Qué hizo Herndon? Revisar y revisar su trabajo.
Al final del semestre, cuando no había resuelto el acertijo, sus supervisores se dieron cuenta de que ahí había algo.
Ash explicó que simplemente no podían replicar los resultados publicados por Reinhart y Rogoff.
"Y eso se nos metió en la cabeza. Era realmente un misterio".
Así que Ash y su colega Robert Pollin lograron que Herndon siguiera el proyecto y les escribiera a los profesores de Harvard. Luego de cierta correspondencia, Reinhart y Rogoff le entregaron a Thomas la hoja de cálculo que utilizaron para obtener sus resultados.
"Todos dicen que ver es creer, pero yo casi no podía creer lo que estaba viendo", dice.
Thomas llamó a su novia para comprobar que no estaba equivocado.
Y no. Él tenía la razón: encontró un error básico en la hoja de cálculo. Los profesores de Harvard habían incluido por accidente sólo 15 de los 20 países bajo análisis en su cálculo clave sobre el crecimiento promedio del PIB en los países con deuda pública alta.
Australia, Austria, Bélgica, Canadá y Dinamarca no estaban mencionados.
No fue el único yerro: Herndon y sus profesores encontraron otros asuntos problemáticos en el documento que incluso tenían un impacto mayor en el famoso resultado.
El primer hecho es que para algunos países, algunas cifras ni siquiera habían sido incluidas.
Reinhart y Rogoff dicen que estaban reuniendo las cifras paso a paso, y que cuando presentaron el ensayo en la conferencia no había cifras disponibles de buena calidad sobre Canadá, Australia y Nueva Zelanda tras la Segunda Guerra Mundial.
Sin embargo, la omisión marca una importante diferencia.
A Thomas y sus supervisores tampoco les gustó la forma en que Reinhart y Rogoff promediaron sus cifras.
Dicen que un año malo para un país pequeño como Nueva Zelanda fue sacado de sus proporciones justas porque se le dio el mismo peso que, por ejemplo, los casi 20 años de Reino Unido con una alta deuda pública.
Todos estos resultados fueron publicados por Thomas Herndon y sus profesores el 15 de abril como un borrador de ensayo. Argumentan que altos niveles de deuda siguen teniendo una correlación con el crecimiento bajo, pero desaparecen los resultados más espectaculares del ensayo de Reinhart y Rogoff.
Una deuda alta tiene correlación con algo de crecimiento bajo, pero la relación es mucho más suave y hay muchas excepciones a la regla.
Reinhart y Rogoff no aceptaron ser entrevistados, pero sí le dieron a la BBC un comunicado.
n él, agradecen a Herndon y a los profesores por "la cuidadosa atención" que pusieron al ensayo y por señalar la correlación.
"Es aleccionador que se nos haya escapado semejante error en uno de nuestros ensayos a pesar de nuestros mejores esfuerzos para ser cuidadosos consistentemente. Redoblaremos nuestros esfuerzos para evitar errores semejantes en el futuro".
"No creemos, no obstante, que este error desafortunado afecte de ninguna manera significativa el mensaje central del ensayo ni de nuestro trabajo subsiguiente".
Los accidentes ocurren y la ciencia avanza por la identificación de errores pasados. ¿Pero fue este error uno particularmente costoso?
"No creo que se hayan perdido trabajos por esto, pero sí ofrece una racionalización intelectual para ciertas cosas que afectan cómo piensan las personas sobre el mundo", dice Daniel Hamermesh, profesor de economía en Royal Holloway, Universidad de Londres.
"Y cómo piensan las personas sobre el mundo, especialmente los políticos, eventualmente afectará cómo funciona el mundo".
Descubrir un error de cálculo no va a significar el fin del debate sobre la austeridad, y tampoco debería, de acuerdo con Megan McArdle, corresponsal de Newsweek y The Daily Beast.
"Hay otras investigaciones que muestran que uno puede tener estas ralentizaciones cuando se llega a altos niveles de deuda", dice. "Tenemos un ejemplo vívido en Grecia".
La posición de Thomas Herndon es que las políticas de austeridad son contraproducentes. Pero justo ahora está feliz de que su primera publicación académica haya tenido tanto impacto.
"Me siento realmente honrado de hacer una contribución a la discusión sobre estas políticas", dice.

El descubrimiento de la estructura del ADN cumple 60 años


El 25 de abril de 1953 se divulgó el hallazgo que ameritó el Premio Nobel de Fisiología y Medicina de 1962 para los investigadores Francis Crick, James Watson y Maurice Wilkins.
La primera descripción de la doble hélice del ADN, un descubrimiento que se fraguó en un laboratorio de la universidad inglesa de Cambridge y que cambió para siempre la comprensión de la vida, cumple esta semana 60 años desde su publicación. 
La revista científica "Nature" divulgó el 25 de abril de 1953 el artículo "Estructura del ácido desoxiribonucleico", firmado por el británico Francis Crick y el estadounidense James Watson, que recibieron el Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1962 junto al también británico Maurice Wilkins, que había sentado unos años antes las bases para el hallazgo. 
El trabajo de ambos biólogos desveló el misterio de la molécula que contiene la información necesaria para que cualquier organismo vivo nazca y se desarrolle, desde los seres humanos hasta las bacterias. 
Más concretamente, la doble hélice es donde se conservan en forma de secuencia los genes, dispuestos uno detrás de otro, y son ellos los que contienen las instrucciones para sintetizar moléculas mayores que a su vez construyen células con funciones específicas. 
Gracias al descubrimiento de Crick y Watson, en poco más de una década se resolvió el funcionamiento del código genético y se inició una era de avances sin precedentes en la biología. 
Desde que el naturalista austríaco Gregor Mendel apuntó las leyes de la herencia en 1865, comenzó una carrera de casi un siglo que llegó a su punto culminante cuando Crick y Watson comprendieron que el ADN se ordena en forma de una doble hélice. 
El descubrimiento se materializó en el laboratorio Cavendish de Cambridge, donde han trabajado 29 premios Nobel en el último siglo, y fue la cristalización de varios años de avances en un campo que vivió su empuje definitivo en 1944, cuando se demostró que la clave de la transmisión genética se ocultaba en el ADN. 
Descubrir la estructura de una molécula que prometía dar acceso a los secretos de la vida se convirtió en el objetivo de algunos de los centros científicos más avanzados del mundo, y los dos investigadores abandonaron todos los proyectos que tenían entre manos en 1951 para dedicarse por completo a esa tarea. 
La competencia era dura: el biólogo estadounidense Linus Pauling, que ya había profundizado en la estructura de las proteínas, andaba detrás del descubrimiento, lo mismo que el británico John Randall, que contaba con un equipo completo en el King's College de Londres para tratar de avanzar a Crick y Watson. 
La cristalógrafa inglesa Rosalind Franklin, cuyo trabajo apoyó Wilkins, había desarrollado precisamente en esa universidad londinense estudios sobre el estudio con rayos X de la estructura molecular que resultaron clave para desentrañar el misterio de la doble hélice. 
Los datos experimentales de Franklin podrían haber supuesto una ventaja para los investigadores del King's College, pero sus papeles acabaron en las manos de los biólogos de Cambridge. 
Con ellos, Crick y Watson ensayaron un camino distinto al que estaban siguiendo el resto de equipos dedicados a desentrañar la forma del ADN, que insistían en escudriñar la molécula con microscopios que no eran lo suficientemente potentes. 
Ambos científicos acertaron a comprender que sometiendo la molécula a rayos X y estudiando la difracción de esos rayos podían inferir una estructura en forma de doble hélice. 
El descubrimiento no era una mera descripción de la molécula, sino que permitía comenzar a explicar el mecanismo con el que el ADN se separa en dos hebras -de ahí la doble hélice- para reproducirse en dos moléculas idénticas, la base de la herencia genética. 

21 abr. 2013

Thatcher, sus cuatro horas de sueño y otros líderes insomnes


Parte de la temible reputación de la fallecida "Dama de Hierro" provenía de lo poco que dormía.
Margaret Thatcher, quien falleció el lunes pasado a los 87 años, era famosa por dormir sólo 4 horas por noche.
Y esa fama de infatigable se volvió parte de la mística de la exprimera ministra británica: podía mantener a sus colaboradores trabajando en un discurso hasta las dos o tres de la madrugada y luego levantarse a las cinco para escuchar un programa de radio dedicado a la agricultura.
"Dormía cuatro horas los días de semana", cuenta Sir Bernard Ingham, quien fue su secretario de prensa en Downing Street, sede del gobierno británico. "No estaba con ella los fines de semana. Supongo que entonces dormía un poco más".
Es difícil saber cuándo Thatcher se refirió por primera vez a su mínima agenda de sueño, pero esas cuatro horas por noche son de conocimiento popular y se asocian a su resistencia.
Este frugal patrón de descanso creó, de hecho, un problema para su sucesor, John Major. "Fue difícil para él asumir después que ella, porque los funcionarios se habían acostumbrado a una mandataria que nunca dormía y él dormía ocho horas", cuenta John Campbell, biógrafo de Thatcher.
En cualquier caso, el sueño, o la falta de él, parece ser parte del carácter de un líder.
Cuando le preguntaron a Napoleón Bonaparte cuántas horas de sueño eran necesarias, se dice que respondió: "Seis para un hombre, siete para una mujer, ocho para un tonto".
Winston Churchill sobrevivió como primer ministro británico con cuatro horas por noche durante la Segunda Guerra Mundial.
Pero lo que no se menciona muy a menudo es que solía dormir la siesta en las tardes con pijama y todo, algo que no hacía Thatcher.
¿Pero dormir cuatro horas es algo a lo que la gente común debería aspirar?
En el mundo de los negocios es, desde luego, algo por lo que muchos se esfuerzan. Ejecutivos de alto nivel como Marissa Mayer, de Yahoo!, o Indra Nooyi, de Pepsi, se las arreglan con cuatro horas por noche, mientras que Donald Trump asegura que sobrevive con tres.
El columnista británico Geraint Anderson, quien trabajó como analista de mercados y corredor de bolsa durante 12 años, reconoce este fenómeno.
"Había una verdadera competencia en la City por el sueño. Una de las formas de ganar respeto era fanfarronear sobre lo poco que dormías”.
Las horas de trabajo eran muchas: de las 6.30 de la mañana hasta las 7 de la tarde. Socializar podía implicar salir hasta las tres de la mañana. Esto en el caso de los analistas. Los financieros corporativos eran los que de verdad trabajaban duro.
"Ellos podían trabajar hasta la madrugada, descansar un par de horas en la oficina, y empezar de nuevo", cuenta Anderson.
Admitir la necesidad de dormir era una señal de debilidad. "Después de una fiesta de verano o de Navidad, uno procuraba quedarse hasta el final y llegar un poco antes de lo normal la mañana siguiente", recuerda el exfinanciero.
Thatcher no era la causa, pero su nombre era regularmente invocado por sus jefes. "Ellos decían 'ella puede arreglárselas con cuatro horas de sueño para dirigir al país y es una señora mayor'".
Tanto como en los negocios, también ha habido líderes militares que optaron por el método espartano de Thatcher.
Según se ha difundido, el general estadounidense David Petraeus vivía con una comida al día y dormía cuatro horas.
No existe una cantidad correcta de sueño, de acuerdo al especialista Kevin Morgan, del centro de estudios del sueño de la Universidad de Loughborough, en Reino Unido.
La única regla es dormir lo suficiente como para sentirse revitalizado al despertar.
Para alrededor de 1% de las personas –entre ellas Thatcher, probablemente– esto puede ser tan poco como cuatro horas, dice Morgan, consultado por la BBC.
Pero no puedes repentinamente convertirte en alguien que duerme tan poco, explica. Es probable que ese haya sido el patrón de sueño normal de la "Dama de Hierro" desde antes de ser primera ministra.
Formar parte de la llamada "elite del sueño" es una gran ventaja para visionarios y creativos. Y también puede serlo para un estadista que debe participar de cumbres que duran toda la noche.
"La gente que está a tu alrededor flaquea. Cuando las personas están cansadas su capacidad de tomar decisiones se ve afectada", dice Morgan.
James Horne, otro profesor de la Universidad de Loughborough, apunta que el estado de ánimo es fundamental. Los soldados con la adrenalina alta pueden actuar con poco sueño. "Todo depende del entusiasmo que provoque lo que uno hace. Si uno está desanimado, tiende a dormir más. Margaret Thatcher era alguien que se sentía en control".
El adulto promedio duerme siete horas por noche, pero muchos duermen bastante menos, especialmente las personas de más de 50 años. Teniendo esto en cuenta, dice Horne, es probable que Thatcher no estuviera en el 1% de la elite del sueño, sino en la normalidad.
Puede ser que a veces durmiera cuatro horas y compensara su déficit de sueño durmiendo un poco más otras noches.
"Uno tiende a atribuirle cosas notables a la gente notable, que no necesitan comer o dormir y que tiene cualidades sobrehumanas".
Mathew Parris, quien fue parlamentario conservador británico contemporáneo a la gestión de Thatcher durante los 70 y 80, dice que probablemente eran cuatro o cinco horas de sueño más que las tres o cuatro que algunos sugirieron. Y según cree, tuvo su precio: pudo haberla llevado a tomar malas decisiones.
A pesar de su dureza, solía estar agotada, recuerda. "Muchas veces estaba muy cerca de ella en el Parlamento, y veía los ojos de una mujer exhausta".
En tiempos más recientes –por lo menos en Reino Unido– fanfarronear de falta de sueño ya no es tan habitual. En el caso del exprimer ministro Gordon Brown, trabajar hasta la medianoche era percibido como exceso de preocupación y debilidad.
En Estados Unidos, el expresidente George W. Bush solía irse a la cama a las 10 de la noche, a diferencia de su antecesor Bill Clinton, que trabajaba hasta tarde y dormía cuatro o cinco horas.
En otros ámbitos, en el de los artistas por ejemplo, la privación de sueño tiene aroma a impulso creativo y a ruidoso hedonismo.
Keith Richards, guitarrista de la banda británica Rolling Stones, en una ocasión estuvo despierto durante nueve días. Cuando cayó dormido, fue tan rápido que se rompió la nariz.

Lo bueno y lo malo de Facebook Graph Search


A principios de 2013 Facebook sorprendió al mundo tecnológico anunciando un motor de búsqueda dentro de su red social: Facebook Graph Search.
La herramienta apareció en modo beta para un puñado de usuarios e inicialmente sólo en Estados Unidos.
Tuve acceso a ella hace unos días y quiero compartir con ustedes mis experiencias para que sepan lo que viene pronto a sus países.
Facebook Graph Search es una barra que sustituye el menú de navegación del sitio y escanea la información pública dentro de la red social (o la provista por quienes son nuestros amigos) para otorgar resultados relevantes.
Mi reacción inicial fue pensar que se trataba de una herramienta para acosadores, pero tras varios días de uso he encontrado que tiene cosas interesantes y útiles, aunque también un lado oscuro.
La idea detrás del motor de búsqueda social es usar una red semántica (basada en palabras, intereses e intenciones) de lo que la gente dice en el sitio, en lugar de palabras clave como las que emplea Google. Si no encuentra algo, envía al usuario a Bing.
Fotos, fotos, fotos: el motor de búsqueda es muy útil para encontrar imágenes genéricas (gatitos en el ejemplo a la derecha) o muy específicas como "fotos tomadas en la calle X en marzo de 2011" si se busca saber cómo ha cambiado el lugar o atestiguado un evento.
Mejor navegación: en lugar de usar el complicado sistema de navegación de la red social, basta escribir unas cuantas palabras en la barra de Graph Search para que el sitio nos lleve a donde queremos. Como identifica nuestros intereses, amigos y páginas, los resultados que provee son muy certeros.
Conexiones profesionales o de pasatiempos: usando el motor de búsqueda social se puede encontrar a personas que tienen nuestra misma profesión o interés profesional en empresas como la nuestra, a fin de establecer nuevas conexiones. También se puede saber quiénes de nuestros amigos (o amigos de amigos) comparten nuestros intereses y pasatiempos.
¿Qué hay cerca de ti?: buscar restaurantes mexicanos en Londres, por ejemplo, arrojó en los resultados varios que no conocía y me dijo cuáles le gustaron a mis amigos, cuántos "Me Gusta" tenía cada uno y cuántas estrellas habían recibido de los usuarios de Facebook. También me recordó en cuáles de ellos he estado, si es que usé la herramienta de Check-in.
Lo oscuro
Hagamos una aclaración antes de continuar.
La información que Facebook Graph nos despliega es la que sus usuarios han hecho pública o la que nuestros amigos han compartido con nosotros. Si un amigo subió fotos de gatos, por ejemplo, las podré ver yo en los resultados pero no todos los usuarios, a menos que las haya hecho públicas.
Pero todo, y decimos todo, lo que sea público puede aparecer en los resultados de búsqueda. Facebook no está haciendo pública información privada, pero sí está lanzando una herramienta que hace mucho más fácil realizar búsquedas públicas a detalle.
Privacidad: este rubro siempre ha sido uno de los mayores dolores de cabeza de Facebook y aquí no es la excepción. Aún hay gente, por ejemplo, que tiene predeterminado que cada vez que hace "Me Gusta" en una página dicha información sea pública, igual que su foto de perfil, su foto de portada, género, y redes (escuela, trabajo). Usando esta herramienta, combinada con una mala configuración de privacidad, uno puede revelar detalles muy privados.
Un blog en Tumblr (que borra la cara y los nombres de las personas) provee algunos ejemplos al respecto. Es por ello que algunos han llamado a Graph Search, el Facebook de los acosadores.
Daño corporativo: mucha gente pone en Facebook el lugar donde trabaja, combinen esto con un par de búsquedas como "gente a la que le gusta emborracharse" y las posibilidades de daño corporativo y perspectivas profesionales, pueden ser muy amplias.
Phishing: en la actualidad las redes sociales han sufrido la infiltración de spammers, dedicados a publicar mensajes basura y de phishers -aquellos que quieren que una persona haga clic en un vínculo para robar sus contraseñas- por igual. El problema con Graph Search es que permitirá a quienes tengan intenciones maliciosas, conocer al detalle los intereses de las personas para enviarles un correo electrónico filtrado con sus intereses a fin de "pescar" sus contraseñas. Facebook tendrá que evitar que eso ocurra.
Qué hacer
Recordar que la esfera pública es del dominio público. Quizá quieran hacer público que les gusta un grupo de rock en especial o una ciudad del mundo, pero no qué les gusta beber y en dónde.
Revisen sus intereses, estado civil, religiones y "me gusta" y cambien la privacidad de aquella información que no quieran hacer pública.
Eso se hace en la sección "Acerca de" en su propio perfil.
La herramienta no es mala, lo malo puede ocurrir si uno no cuida su privacidad. Una vez que Facebook Graph Search se haga público lloverán las imágenes de datos frívolos y de acoso, pero lo cierto es que una vez que pase el furor, pueden comenzar a aparecer usos interesantes.
Si se es consciente y se comparten información útil, la búsqueda social puede ser un éxito. Nunca faltarán búsquedas "sucias", pero esas también ocurren en Google.

¿Qué pasaría si las mujeres dirigieran el mundo?


Para la analista política Dee Dee Myers no hay dudas: el mundo sería un lugar mejor. Más riqueza y menos conflictos son algunos de los beneficios de que haya cada vez más mujeres a cargo
Si las mujeres dirigieran el mundo el mundo sería un lugar mejor. Eso es lo que cree Dee Dee Myers, analista política y primera mujer en ocupar el cargo de Secretaria de Prensa en la Casa Blanca durante el gobierno de Bill Clinton.
Hasta hace poco tiempo, la idea de que las mujeres podían dirigir el mundo parecía un tanto ridícula, más cerca de la ciencia ficción que un tema para discutir seriamente.
Las mujeres carecían claramente de la capacidad intelectual y de la fortaleza emocional para tomar las decisiones difíciles que requiere el liderazgo. No era discriminación, era biología: era sólo la forma en que estábamos hechas las mujeres.
Pero eso era antes. En décadas recientes, actitudes e ideas han cambiado y rápido. Eso no significa que todos los rincones del mundo han recibido con agrado el paso de las mujeres de lo tradicional y privado a lo moderno y lo público. Pero ese paso se ha dado.
¿Entonces qué ha cambiado? Muchas cosas. Tal como dejan claro la experiencia y una gran cantidad de investigaciones, empoderar a las mujeres hace que todo sea mejor. No perfecto. Pero mejor.
Los negocios son más redituables. Los gobiernos son más representativos. Las familias son más sólidas y las comunidades más saludables. Hay menos violencia y más paz, estabilidad y sostenibilidad.
¿Por qué? Bueno, empieza con el simple hecho de que las mujeres a menudo perciben la vida de forma diferente. Y esa percepción afecta el modo en que vemos los problemas y cómo pensamos las soluciones.
"La diversidad es una absoluta ventaja", dice Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional.
"Con diversidad se consiguen formas diferentes de ver el mundo, formas diferentes de analizar los temas, formas diferentes de ofrecer soluciones. El mero hecho de la diversidad amplía el horizonte y enriquece el proceso de razonamiento, que es crítico".
Mujeres y hombres suelen decir que las mujeres se comunican de manera distinta, que escuchan, promueven el diálogo y construyen consenso.
Los estudios también muestran que las mujeres también dirigen de forma diferente a los hombres. Tienden a ser más colaborativas, inclusivas y orientadas al trabajo en equipo, todas cualidades que resultan efectivas, particularmente en el mundo de hoy en día, menos jerárquico, veloz e impulsado por la innovación.
Es importante asumir que hombres y mujeres aportan a la vida pública habilidades y cualidades diferentes. Por mucho tiempo se esperó que las mujeres pensaran y actuaran como hombres si querían tener éxito.
Pero cada vez más sus diferencias se ven como una fortaleza más que como una debilidad que habría que superar.
"Siempre he creído que las mujeres no deberían imitar a los hombres y que cualquiera sea la parte femenina que llevas dentro, deberías dejar que se desarrolle, prospere y se exprese", dice Lagarde.
Eso no quiere decir que no existan obstáculos. Las mujeres han sido juzgadas con doble rasero. Muchos estudios muestran que sus logros son un poco menos valorados y que tienen menos margen de error.
A pesar de estos desafíos, los beneficios de empoderar a las mujeres son innegables. Las mujeres son el motor que empuja el crecimiento económico mundial.
El año pasado, las mujeres fueron responsables de U$20 billones en gasto. Y para 2014, se espera que esa cifra crezca hasta U$28 billones. Y cuando las mujeres tienen más dinero, lo gastan de forma diferente. Alimentan a sus familias con una dieta más saludable y envían a sus hijos a la escuela. Invierten en agua potable, en mejores colegios, educación y salud.
Como resultado, invertir en las mujeres se ha convertido en algo más que una buena política de relaciones públicas. Es ahora una estrategia imperativa para compañías de todo el mundo.
Las mujeres son también esenciales para construir y mantener la paz. Hoy, cerca de la mitad de los acuerdos de paz fallan antes de cumplir 5 años, en buena medida porque la mitad de los interesados están excluidos.
Cuando las mujeres están en la mesa de negociaciones, ayudan a construir puentes entre los diferentes grupos y aseguran que se aborde una gama más amplia de temas, desde seguridad alimentaria hasta violencia sexual. Como resultado, es más probable que la paz eche raíces.
La ex Secretaria de Estado de Estados Unidos Condoleeza Rice dice que ella aprendió de primera mano que es necesario que las mujeres participen en los procesos de paz. 
"Las mujeres son muchas veces guardianas de su pueblo, de su familia, y por eso son las que más sufren en las zonas de conflicto. Suelen ser el blanco de saqueadores, de quienes violan y mutilan y si puedes lograr que se involucren en el proceso de paz, ayudarán a recuperar la sociedad".
Por lo tanto, empoderar a las mujeres no es sólo cuestión de corrección política, también es cuestión de mejores resultados. Es cuestión de finalizar conflictos, de sostener la paz. Es cuestión de mejorar la calidad de vida de la gente en todo el mundo.
Empoderar a las mujeres no sólo es lo correcto, es lo necesario. Y como las mujeres están cada vez más a cargo, el mundo está cambiando para mejor.

Por qué escuchar nueva música nos causa placer


Escuchar música nueva es gratificante para el cerebro. Ésta es la conclusión de un estudio publicado en la revista Science.
Con la ayuda de imágenes por resonancia magnética, un equipo de científicos canadienses descubrió que la zona del cerebro de recompensa se activa cuando la persona escucha por primera vez una melodía.
En la medida en que el oyente disfrutaba más de la música, más fuertes eran las conexiones en la región del cerebro conocida como núcleo accumbens.
"Sabemos que el núcleo accumbens tiene que ver con la recompensa", le dijo a la BBC el doctor Valorie Salimpoor, del Instituto de Investigación Rotman, en Toronto.
"Pero la música es abstracta. No es como si tuvieras hambre y estuvieses a punto de conseguir comida y te entusiasmaras porque vas a comer. Lo mismo que ocurre con el sexo o el dinero, que es cuando normalmente se ve actividad en el núcleo accumbens".
"Pero lo interesante es que te estás anticipando y emocionando por algo totalmente abstracto, y eso es el próximo sonido que se acerca", agregó.
Canciones nuevas
Para el estudio -realizado en el Centro Neurológico de Montreal de la Universidad McGill-, los científicos les tocaron 60 fragmentos de música nueva a 19 voluntarios, sobre la base de sus preferencias musicales.
Mientras escuchaban las pistas de 30 segundos, los participantes podían comprar en una tienda de música en línea ficticia la música que les gustaba.
Todo esto se llevó a cabo mientras los voluntarios estaban acostados en una máquina de resonancia magnética.
Con este análisis, los científicos descubrieron cómo el núcleo accumbens se iluminaba. Y en función del nivel de actividad, los expertos pudieron predecir la probabilidad de que un participante "comprara" una canción.
"Cuando estaban escuchando la música, pudimos observar su actividad cerebral y averiguar cómo la apreciaban o disfrutaban antes incluso de que nos dijeran algo", dijo Salimpoor
"Y esto foma parte de la nueva dirección que está tomando la neurociencia; tratar de entender lo que piensa la gente, deducir sus pensamientos y motivaciones y, finalmente, su comportamiento a través de su actividad cerebral".
Los investigadores descubrieron que el núcleo accumbens también interactúa con otra región del cerebro conocida como las retenciones auditivas corticales.
Ésta es un área que almacena información de sonido en base a la música a la que con anterioridad han sido expuestas las personas.
"Esta parte del cerebro es única para cada individuo, debido a que todos hemos escuchado diferentes tipos de música en el pasado", explicó el Dr. Salimpoor.
Los investigadores quieren saber ahora cómo esto conduce nuestros gustos musicales, y si nuestra actividad cerebral puede explicar por qué las personas se sienten atraídas por los diferentes estilos de música.

la poblacion mundial dejara de crecer en el 2050


Pese a que intuitivamente sería de esperar que en el futuro el número de habitantes de nuestro planeta continuase creciendo, según el último modelo, elaborado por investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid, la población de nuestro planeta se estabilizará a mediados de este siglo, alrededor de 2050.
A la hora de hacer predicciones sobre la evolución de la población mundial en el futuro hay que tener en cuenta tanto las tasas de natalidad como las de mortalidad. Puesto que en los últimos años los avances médicos y el aumento de la esperanza de vida han hecho descender la mortalidad, parecía que el mundo avanzaba hacia la sobrepoblación. Sin embargo, lo cierto es que el número de nacimientos también ha descendido, y se prevé que lo siga haciendo en el futuro. Según las estimaciones de la Organización Nacional de las Naciones Unidas (ONU), la población mundial en 2100 se moverá entre los 15.800 millones de personas para la estimación más alta, y los 6.200 millones para la más baja, una cifra incluso por debajo de los 7.000 millones actuales.

El nuevo trabajo, que se publica en la revista Simulation, confirma la estimación más baja y, según los resultados, predice que a partir de 2050 la población de la Tierra se estancará e incluso descenderá. Para llegar a estas conclusiones, los investigadores han empleado los datos de series de población que ofrece la ONU y han aplicado ecuaciones matemáticas que se usan en otros ámbitos de la ciencia. “Se trata de un modelo que describe la evolución de un sistema de dos niveles en el que hay una probabilidad de paso de uno a otro”, ha explicado a SINC Félix Muñoz, uno de los autores.

Las predicciones confirman que las tasas de natalidad seguirán descendiendo. De hecho, la tasa de fertilidad ha caído más de un 40% desde 1950. “Este trabajo es un elemento más de juicio para el debate, aunque nosotros no entramos en las importantes consecuencias económicas, demográficas y políticas que puede suponer la estabilización y envejecimiento de la población mundial”, ha concluido Muñoz.

Algunas cosas a saber en relación a las multitudes


Qué es una multitud. De acuerdo con el Centro Nacional de Condiciones de Trabajo en España, el fenómeno llamado "conducta colectiva", "conducta de masas" o "dinámica colectiva" se puede definir como toda conducta relativamente espontánea ejecutada por un grupo de personas ante un estímulo común en una situación indefinida o ambigua. Estos grupos de personas, generalmente transitorios y carentes de organización formal, reaccionan ante un conjunto inmediato de circunstancias de formas no convencionales. Se trata de multitudes que podríamos definir como "un amplio número de personas que comparten un centro de interés común durante un tiempo limitado". Dichas personas son conscientes normalmente de su influencia mutua. 
Una minoría decide. Según se desprende de un estudio de la Universidad de Leeds publicado hace unos años la revista Animal Behaviour Journal, en las multitudes humanas una minoría de sólo el 5% decide el camino, y el 95% restante sencillamente le sigue. “Los sujetos del experimento siempre acababan llegando a un consenso en sus movimientos, a pesar de que no les estaba permitido hablar ni gesticular”, explicaba el biólogo Jens Krause, coautor de la investigación. 
Así hacemos "la ola". Analizando el desarrollo de catorce "olas humanas" en estadios de fútbol con capacidad para más de 50.000 personas, el físico Tamàs Vicsek ha llegado a la conclusión de que generalmente se desplazan en el sentido de las agujas del reloj a una velocidad de 12 metros (20 asientos) por segundo. Y que para que se desencadenen hace falta que al menos 25 espectadores levanten sus brazos. Además, el modelo matemático que reproduce el movimiento de la ola es sorprendentemente parecido al que simula el comportamiento de las células cardíacas o al de la propagación de los incendios forestales. 
Las reglas de los peatones. Científicos franceses del Centro de Investigación del Conocimiento Animal de Toulouse demostraron que cuando un peatón camina aplica dos reglas para tratar de minimizar la congestión en su campo visual: camina hacia los espacios vacíos que ve y ajusta su velocidad para mantener una distancia mínima de seguridad frente al obstáculo más próximo. Simulando digitalmente un modelo de comportamiento en multitudes con solo estos dos parámetros, los investigadores comprobaron que el resultado coincidía con lo que sucede en la realidad, y que explicaba muchos fenómenos espontáneos, como la formación de líneas o "carriles" de peatones en direcciones opuestas, tal y como publicaban los autores en PNAS.
Las hormigas como modelo. Después de observar durante años a las hormigas argentinas (Linepithema humile), el investigador Martin Burd parece haber descubierto cómo se las apañan estos insectos para controlar el tráfico en situaciones de emergencia. “Cuando sienten pánico no se comportan como los humanos: permanecen tranquilas, caminan en filas ordenadas y son corteses las unas con las otras, porque no buscan el bien individual sino el del grupo”, explica este científico australiano.

Viaje sin retorno a Marte... ¿Quien se anota?


¿Quieres viajar a Marte? La organización holandesa Mars One anunció que abrirá las postulaciones pronto. Serán para un viaje sin regreso y la compañía espera poder formar una comunidad de colonos en ese planeta.
Tierras desconocidas, montañas o lugares lejanos siempre han atraído a los exploradores. Los libros de historia registran ese deseo de aventura. Ni siquiera el peligro extremo que enfrentaban desanimó a personajes como Cristóbal Colón o Fernando de Magallanes.
Así que quizás no debe sorprender que Mars One ya haya recibido miles de expresiones de interés de postulantes, a pesar de que lo que ofrece es un boleto sin retorno, a diferencia de otra misión que espera poder hacer un viaje de ida y vuelta al planeta rojo en 2018.
Los interesados deben tener en cuenta que tienen que ser fuertes, adaptables, ingeniosos y capaces de trabajar en equipo. Todo el proyecto será transmitido por televisión: desde la selección de los afortunados que se hará al estilo de los programas "reality", hasta el aterrizaje y la vida extraterrestre.
En una visita en Londres, el cofundador de Mars One Bas Lansdorp explicó que la razón por la cual éste será un viaje sin regreso es que durante los ocho meses que dura el viaje, los astronautas 
perderán masa de los músculos y huesos.
Además, tras pasar un tiempo en Marte, cuyo campo gravitacional es menos fuerte, sería casi imposible reajustarse a las condiciones de la Tierra.
Lansdorp explicó también que los postulantes que resulten seleccionados serán entrenados física y psicológicamente.
El equipo usará la tecnología existente en todos los aspectos del proyecto: la energía será generada con paneles solares, el agua será reciclada y extraída de la tierra y los astronautas plantarán sus alimentos.
En cualquier caso, llevarán raciones de emergencia y recibirán más alimentos cada dos años, cuando lleguen nuevos exploradores.
Pero, ¿cuán realista es creer que un grupo de individuos pueden vivir y prosperar en el planeta rojo?
Marte está en la línea de fuego de las partículas de alta energía del Sol, conocido como el viento solar. Se piensa incluso que es debido a ello que la atmósfera de ese planeta es muy delgada.
En la Tierra estamos protegidos del viento solar con un fuerte campo magnético. Sin él, sería mucho más difícil sobrevivir.
A pesar de que Marte tenía algo similar hace unos 4.000 millones de años, lo perdió, así que su superficie es extremadamente hostil, como señala Verónica Bray, del Laboratorio lunar y planetario de la Universidad de Arizona, quien ve el proyecto con escepticismo.
No hay agua líquida, la presión atmosférica es "prácticamente un vacío", los niveles de radiación son más altos y las temperaturas varían de una manera salvaje, señala.
"La radiación preocupa, particularmente durante el viaje. Implica un riesgo más alto de cáncer, un sistema inmunológico debilitado y posiblemente infertilidad", subraya.
Para minimizar la radiación, el equipo tendrá que cubrir los domos bajo los que vivirán con varios metros de tierra, pero sus miembros mismos tendrán que cavar para conseguirla.
"No tengo duda alguna respecto a que podemos poner a un ser humano en Marte. Lo que dudo es que pueda sobrevivir por un extenso período", sentencia Bray.
Por su parte, uno de los embajadores del proyecto, el profesor Gerard 't Hooft, premio Nobel de física teórica 1999, admite que existen riesgos desconocidos para la salud, pues la radiación es "de una naturaleza muy distinta" a lo que se ha probado en la Tierra.

¿Cuando un bebé empieza a ser consciente?

Los bebés son receptores de información desde antes de nacer. La cuestión es a partir de qué momento empiezan a procesar todos esos estímulos. 
Científicos en Francia detectaron una señal en el sistema nervioso de los infantes que marca el inicio de la consciencia visual. 
En otras palabras, la habilidad de ver y recordar. Ese momento puede ocurrir desde una edad tan temprana como los cinco meses de nacido. "Hasta ahora no teníamos evidencias empíricas sobre bebés que a los cinco meses fueran conscientes de lo que les rodea", explica Sid Kouider, jefe del estudio publicado esta semana en la revista Science. "Esto es muy interesante, porque si lo piensas, hasta los años 70 se practicaban cirugías sin anestesia a bebés porque existía la creencia de que no tenían desarrollado la sensación del dolor", agrega. 
Hasta ahora se había debatido sobre la habilidad de los infantes de tener experiencias conscientes. Se asumía que reaccionaban a los estímulos por reflejo; que había algún tipo de procesamiento automático inconsciente. Si algo les interesaba, lo seguían por su atractivo, pero no porque experimentaran algo. "En nuestro estudio vimos que esto no es cierto. 
No sólo procesan la información hasta cierto punto, sino que también la retienen en la mente", señala Kouider. Esto significa que si un estímulo desaparece de la vista, los infantes todavía pueden trabajar en ello. Para llegar a estos resultados, el especialista y sus colegas de la Agencia Nacional de Investigación de Francia, CNR, hicieron un seguimiento de la actividad cerebral de 80 infantes de 5, 12 y 15 meses, con la ayuda de gorros con electrodos. 
A estos bebés les mostraron en una pantalla la imagen de una cara que aparecía en una fracción de segundo. Esto permitió al equipo observar oscilaciones en la actividad cerebral, denominadas potenciales relacionados con eventos. En los bebés de al menos un año, los expertos detectaron patrones similares a los de un adulto, aunque tres veces más lento. Lo que más sorprendió al equipo fue descubrir que un bebé de cinco meses también puede tener los patrones que indican un procesamiento de la información, aunque mucho más débil que los de 12 meses. A partir de este hallazgo, los investigadores se pueden concentrar en reconocer los diferentes mecanismos que permiten el desarrollo de la conciencia de los bebés.
 El estudio podría servir para un diagnóstico temprano de autismo. "Se podría empezar a usar este tipo de respuestas de los bebés para buscarlas en infantes con trastornos como el autismo", explicó Kouider. "Los autistas tienen problemas para ser conscientes de lo que les rodea. Con la técnica (de procesamiento) de caras, podrías detectar esto mucho antes y no cuando empiezan a mostrar este tipo de deficiencia de comportamiento. 
Sid Kouider aclaró que esta aplicación a su estudio surgió después de que varios colegas lo contactaran para saber si podían usar su técnica en niños autistas o en bebés que ya tuvieran familiares con autismo. El especialista también explicó que este tipo de protocolo también podría servir "para determinar si los bebés en verdad sienten dolor a partir de cierta estimulación, como sería el caso de las jeringas de las vacunas".