10 sept. 2010

Un animal sorprendente ...El Camaleon

Los camaleones (Chamaeleonidae, del griego chamai, ‘en la tierra’, ‘en el suelo’ y del latín, leo, ‘león’; ‘león de tierra’) son una familia de pequeños saurópsidos (reptiles) escamosos. Existen cerca de 160 especies de camaleones, la mayor parte de ellas en África al sur del Sáhara. En América se llama a menudo camaleones a lagartos de la familia de los anoles, que no guardan ningún parentesco especial con los verdaderos camaleones.
Son famosos por su habilidad de cambiar de color según las circunstancias, por su lengua rápida y alargada, y por sus ojos, que pueden ser movidos independientemente el uno del otro.
El grupo es bastante antiguo, ya que se conocen fósiles de camaleón procedentes del Paleoceno. La familia está emparentada con la de los agámidos.
Los camaleones varían grandemente en tamaño, desde los pequeños camaleones de la familia Brookesia los cuales tienen como 10cm de largo hasta los grandes de 60 cm Calumna parsonii. La especie más pequeña vive en el monte Mulanje en Malawi es el Brookesia minima y en su fase adulta difícilmente supera el centímetro y medio. Muchos de ellos tienen adornos en la cabeza o en la cara como protuberancias nasales e incluso cuernos como en el caso del Chamaeleo jacksonii o largas crestas en la parte superior de la cabeza como el Chamaeleo calyptratus. Muchas especies presentan dimorfismo sexual y los machos suelen estar más adornados que sus pares femeninas.
Las características principales que son compartidas por toda la familia son la estructura de sus patas, los ojos, la falta de oído y la lengua.
La familia tiene cada pata divida en dos "dedos" principales con un suave recubrimiento al centro. Estos dedos están equipados con fuertes garras que le dan tracción para trepar en troncos y ramas. Algo interesante en los camaleones es que ellos tienen dos garras en la parte exterior y tres en la parte interior en las patas delanteras. En cambio, en las patas traseras la disposición de los dedos es contraria a la de las patas delanteras.
Los ojos es lo que más los distingue entre los reptiles. Cada ojo está recubierto por un párpado que deja libre sólo una pequeña área circular en el centro, la correspondiente al iris y la pupila. Pueden mover sus ojos, grandes y globosos, independientemente, lo cual les brinda una visión de 360° alrededor de su cuerpo. Cuando la presa es localizada ambos ojos pueden enfocarse en la misma dirección dándoles una visión estereoscópica y una percepción de profundidad.
Los camaleones no poseen órgano de Jacobson y como las serpientes no poseen oído externo u oído medio y al parecer son sordos; al menos, ellos no pueden detectar las vibraciones que viajan por el aire.
Se mueven con extrema lentitud. Para atrapar a su presa utilizan la lengua, la cual puede ser extremadamente larga y que muchas veces supera en longitud a su propio cuerpo. Consiguen lanzar su larguísima lengua como un proyectil, con una velocidad y distancia sorprendentes, hasta casi un metro en algunas especies. Con su punta pegajosa atrapan los pequeños animales, principalmente insectos, de los que se alimentan, ingiriéndolos inmediatamente enteros, como es común en los reptiles. Sólo con la ayuda de la fotografías de alta velocidad es posible observar ese proceso en detalle.
Su piel es rica en queratina, lo que presenta una serie de ventajas (en especial, la resistencia), pero que, lo mismo que en otros reptiles, exige mudas periódicas como única forma de restaurarla.






11/9/2001 El Dia Que El Mundo Cambió

Cuatro aviones de pasajeros fueron secuestrados en ruta hacia el estado de California desde el Aeropuerto Internacional de Boston, el Aeropuerto Internacional Washington-Dulles y el Aeropuerto Internacional Libertad de Newark. Los cuatro aviones tenían como destino el estado de California, los tres primeros aviones hacia Los Ángeles y el último avión a San Francisco, por lo que sus depósitos de combustible iban llenos con unos 91.000 litros y unos 65.455 kg. Los dos primeros aviones impactaron contra las Torres Gemelas del World Trade Center, el tercero contra el Pentágono en Washington DC y el cuarto en un campo abierto en Shanksville Pensilvania.
Algunos pasajeros y miembros de la tripulación de los aviones secuestrados pudieron llamar con sus teléfonos móviles, informando de que había varios secuestradores en cada avión. Un total de 19 fueron más tarde identificados por el FBI, cuatro en el vuelo United 93 y cinco en los otros tres vuelos.
Según revelaron los testimonios desde los propios aviones, los secuestradores habían tomado el control de éstos usando simples navajas con las que mataron a azafatas de vuelo y al menos a un piloto o pasajero. Según las investigaciones de la Comisión del 11-S, se tiene también constancia de que fue usado algún tipo de spray para retener a los pasajeros en la cabina de primera clase. Asimismo se amenazó con la presencia de una bomba en tres de los aviones; no fue así en el American Airlines 77. Según las conclusiones de esta comisión, se piensa que los avisos de bomba eran probablemente falsos.
En el cuarto avión, la caja negra reveló que los pasajeros, después de enterarse de que el resto de aviones habían sido estrellados deliberadamente, trataron de retomar el control de los aparatos, a lo que los secuestradores reaccionaron moviendo el avión en un fallido intento para someter a los pasajeros. De acuerdo con la grabación 9-1-1, uno de los pasajeros, Todd Beamer, pidió a la persona con quien hablaba por teléfono que rezara con él y al finalizar simplemente dijo "let's roll". Poco después, el avión se estrelló en un campo cercano a Shanksville en Pensilvania a las 10:03.11 am hora local. Existe un debate acerca del momento exacto en que el avión chocó contra el suelo ya que los registros sísmicos registran el impacto a las 10:06 am. Posteriormente el líder de Al Qaeda capturado Khalid Shaikh Mohammed dijo que el vuelo 93 tenía como objetivo el Congreso de los Estados Unidos.
La expresión "let's roll" comenzó a ser ampliamente usada en los Estados Unidos luego de los ataques. Neil Young compuso una canción con ese título como tributo a las víctimas. Por su parte, la viuda de Beamer patentó la frase como marca registrada.
Los atentados extendieron la confusión en todos los Estados Unidos. A lo largo del día se sucedió la publicación de todo tipo de informes y noticias sin confirmar y contradictorias. Una de las más persistentes fue la de que había estallado un coche bomba en la sede central del Departamento de Estado de los Estados Unidos, el edificio Trumann en Washington D.C.. Esta falsa noticia pasó por las agencias de noticias y llegó a ser publicada por varios periódicos ese día. Otro informe difundido por la agencia Associated Press afirmaba que el vuelo 1989, un avión Delta 767, había sido también secuestrado. La noticia resultó ser también un error, el avión había sido considerado brevemente como en riesgo de secuestro pero finalmente respondió a los controladores aéreos, aterrizando a salvo en el aeropuerto de Cleveland, Ohio.
Las muertes se contaron por miles, pereciendo exactamente 2.973 personas, incluyendo 246 muertos en los cuatro aparatos estrellados (ninguno de los pasajeros de los aviones secuestrados sobrevivió), 2.602 en Nueva York muertos tanto dentro de las torres gemelas como en la base de las mismas, y 125 muertos dentro del edificio del Péntagono. Entre las víctimas se contaban 343 bomberos del departamento de bomberos de Nueva York, 23 policías del departamento de policía y 37 policías de la autoridad portuaria de Nueva York y Nueva Jersey. A fecha de hoy, aún permanecen 24 personas más entre la lista de desaparecidos.
Según las cifras presentadas por el Departamento de Salud en enero de 2002, 247 latinos estuvieron entre los muertos del atentado terrorista de Al-Qaeda contra las Torres Gemelas, representando un 9% del total. De estos, 25 eran nacionales de la República Dominicana, 18 de Colombia, 13 de Ecuador, 6 de Cuba, 4 de Argentina y 1 de Chile. En otros sitios, se habla de 15 muertos de México, así como otros de El Salvador, Honduras, Jamaica, Perú, Venezuela, Paraguay y Guyana.
Los atentados supusieron el ataque terrorista de mayor importancia contra los Estados Unidos de América, superando al atentado de Oklahoma City cometido por los terroristas de ultraderecha Timothy McVeigh y Terry Nichols que causó 168 muertos y los ataques llevados a cabo por células de Al-Qaeda en 1998 contra embajadas de EEUU en los países africanos de Kenia y Tanzania.



9 sept. 2010

Skyline la película que parece la llevará este año....

Navegando y navegando por la web (que frase mas cliché...jejeje) encontré el trailer de una película CF que se ve muuuuu buena.
Después de una noche de fiesta, un grupo de amigos se despiertan en la noche por una luz misteriosa que sale de la ventana. La luz dibuja ligeramente la imagen de personas que luego desaparecen de repente y descubrirán que una fuerza de otro mundo se está tragando a la toda la población de la Tierra. Este grupo de supervivientes deberá luchar por su vida mientras el mundo entero se desmorona a su alrededor.




6 sept. 2010

Cuando Hollywood se burla de la ciencia

Científicos malvados que amenazan al mundo, terrícolas y extraterrestres que viajan por el espacio. Los argumentos de Hollywood suelen inquietar a la comunidad científica.
Por eso, la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos tiene un departamento llamado "Intercambio entre la Ciencia y el Entretenimiento", que trata de asesorar a los cineastas.
La BBC envió al biólogo Adam Rutherford a Hollywood para que viera cómo se fusionan la precisión y la creatividad. Esto es lo que descubrió.
Cruzar la delgada línea que separa la realidad y la fantasía puede ser un desafío. Stanley Kubrick hizo un enorme esfuerzo en su película "2001 - Una Odisea del Espacio", pero a veces la realidad de la ciencia es un obstáculo para el buen fluir de la trama.
En eso coincide Brian Cox, físico del CERN, el Laboratorio Europeo de Física de Partículas, donde está el Gran Colisionador de Hadrones. Cox descubrió esa contradicción trabajando con el director Danny Boyle en la película de ciencia ficción "Sunshine", de 2007.
Para él, esa película es un gran ejemplo de cómo la precisión científica pudo haberle resultado extraña al público de "Sunshine".
"(Con Danny) conversamos sobre cómo se vería el espacio desde una nave. Pero si nos fijamos en las imágenes del Apolo se ve que no hay estrellas visibles en el cielo, sobre todo a través de la ventana de la nave espacial, porque hay luz en el interior y oscuridad exterior".
En consecuencia, Boyle intentó eso mismo: procuró que no se vieran las estrellas. Tampoco se oye ningún sonido de la nave espacial, "porque esa es otra característica de las naves, que sólo emiten un sonido tipo 'whrrrr' ".
"Todas esas características hacen que la imagen se vea rara. La nave espacial parece detenida. Así que no funciona. En el lenguaje del cine, lo que hay que representar es una nave potente que se está moviendo a través del espacio con gran rapidez. Con el fin de obtener ese efecto, hay que burlar la ciencia", dice Cox.
Sin embargo, hay una película que la mayoría de los científicos entrevistados mencionaron como su favorita en términos de realismo científico, a pesar de su temática mundana. Se trata de la película "Contacto", de 1997, en la que Jodie Foster interpreta a Ellie Arroway, una investigadora que busca –y encuentra- indicios de una civilización extraterrestre.
Tal vez no es tan sorprendente que sea verosímil desde el punto de vista científico, ya que fue escrita por Carl Sagan, el decano de la cosmología para una generación entera.
Arroway trabaja para el Instituto SETI –siglas en inglés para "búsqueda de inteligencia extraterrestre"- y, para desarrollar el personaje, Sagan pasó un tiempo con la científica del SETI Jill Tarter. El rumor es que el personaje de Jodie Foster en realidad es Jill Tarter.
"Carl Sagan escribió un libro sobre una mujer que hace lo que hago yo", le dijo Tarter a la BBC. "Ahí está todo, y Carl sabía muy bien cómo hacemos nuestras búsquedas en el SETI".
"Dicho esto, el personaje, creo, es básicamente el propio Carl y una amalgama de muchas otras personas, pero las experiencias que tiene el personaje de Jodie siendo una científica joven en una profesión dominada por los hombres son, de hecho, las experiencias que yo he tenido, y que un montón de mujeres han tenido".
En la película, Jodie Foster interpreta a una científica del SETI que busca una señal en el cielo nocturno. Acaba encontrándola a partir de una estrella llamada Vega.
Lo consigue al sentarse al lado del gran telescopio con los auriculares puestos y oír una sorprendente señal que se repite.
Como explica Seth Shostack, astrónomo del SETI, la escena es correcta en el sentido de que Jodie utilizaba un radiotelescopio. "Es el Very Large Array de Nuevo México, que nunca se ha utilizado en el SETI pero es fotogénico y se parece al tipo de instrumento que utilizamos hoy en día".
Los productores de "Contacto" realmente creyeron que el diablo científico está en los detalles. Por eso Shostack los asesoró sobre algunos de los puntos científicos más delicados.
"Jodie Foster estaba escuchando las señales de radio. Todo eso es correcto, pero en realidad en SETI estabamos supervisando 56 millones de canales en ese momento, por lo que le dije a la Warner Brothers que era necesario ponerle a Jodie 28 millones de pares de auriculares, cosa que no hicieron.
"Dijeron que eso estropearía su peinado o algo por el estilo, así que la escena quedó un poco incorrecta. La otra cosa es que ella podía escuchar la señal procedente de Vega. Sonaba como un martillo golpeando a una ballenas, y ella podía escuchar el audio".
Sin embargo, los científicos de verdad buscan señales de banda muy estrecha, que son prácticamente inaudibles. "Pero bueno, eso es una licencia poética", concede Shostack.