9 ago. 2008

Juegos Olímpicos Beijing abren con pasión mientras China, afectada por sismo, recibe al mundo con orgullo

Llevando el sueño de Pierre de Coubertin de "solidaridad, paz y amistad" al país más poblado del mundo, los XXIX Juegos Olímpicos de verano fueron inaugurados el día 8 en la capital china Beijing, 112 años después de la restauración moderna de las competencias.
A las 23:37 horas de Beijing, por invitación del presidente del Comité Olímpico Internacional (COI) Jacques Rogge, el presidente chino Hu Jintao declaró inaugurados los Juegos, ante un público estático de 91.000 personas en el atestado Estadio Nacional, o Nido de Pájaro, y varios miles de millones de televidentes de todo el mundo.
La emoción tuvo su punto culminante en las gradas alrededor de las cero horas del sábado cuando el ex gimnasta de 45 años y triple medallista de oro en los Juegos de Los Angeles en 1984, Li Ning, encendió el pebetero en lo alto del estadio en una forma como de película, "corriendo" alrededor del anillo interior de 500 metros del Nido de Pájaro de estructura de acero con cables controlados por computadora atados a su cintura.
"Hoy, la llama olímpica encendida en Olimpia ha llegado al final de su odisea y será encendida para adornar el cielo nocturno de Beijing", dijo Liu Qi, presidente del comité organizador de los Juegos, quien lo calificó como "un deslumbrante momento histórico".
El relevo global de la llama Olímpica Beijing, que cubrió una distancia récord de aproximadamente 137.000 kilómetros en 129 días, fue ensombrecido por protestas esporádicas de activistas "pro- independencia del Tíbet" en ultramar y tuvo que ser suspendido durante tres días en casa cuando toda la nación lamentaba la pérdida de casi 70.000 vidas por el terremoto del 12 de mayo en Wenchuan.

Aunque no había duda de que la noche sería celebrada como una reunión alegre y emocionante del mundo, el devastador sismo de 8,0 grados de magnitud, cuyas réplicas todavía se están sintiendo, fue simplemente un tema inevitable.
"Ustedes han escogido como tema de estos Juegos 'Un Mundo, Un Sueño'. Eso es lo que somos esta noche", dijo Jacques Rogge, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI). "Como un mundo, nos afligimos junto con ustedes por el trágico sismo en la provincia de Sichuan."
Poco antes de su discurso, la entrada de la delegación china de 1. 099 miembros, encabezada por el astro del baloncesto Yao Ming (2,26 mts de estatura) y un niño desconocido de la zona del sismo, agitó las emociones profundamente sepultadas del público chino.
Todo el estadio brindó una ovación de pie al niño de 9 años Lin Hao, un escolar de segundo año de primaria del epicentro en Wenchuan que arriesgó su vida para salvar a varios condiscípulos del edificio derrumbado, quien caminó con paso apresurado ondeando una bandera nacional y una bandera olímpica al mismo tiempo con ambas manos.
No importó donde estuvieran --en rascacielos en Shanghai o en tiendas de sobrevivientes en Sichuan devastada por el sismo, los 1. 300 millones de chinos se desvelaron esta noche de mediados de verano para ser testigos de la historia.
Por primera vez en la historia olímpica, un número récord de 204 países y regiones --casi toda la Familia Olímpica con excepción de Brunei, que quedó fuera por no haber cumplido con los requisitos de inscripción del COI-- enviaron sus atletas a Beijing.
Más de 80 líderes extranjeros y dignatarios internacionales, incluyendo al presidente estadounidense George W. Bush, el primer ministro ruso Vladimir Putin y el presidente honorario del COI Juan Antonio Samaranch, estuvieron sentados en el palco designado para personajes importantes junto con altos líderes chinos. Se pusieron de pie uno a uno para saludar a los atletas de sus respectivos países.
Entre todos los países y regiones participantes, China envió el mayor número de atletas, y su alineación llena de estrellas formó un marcado contraste con el penoso debut olímpico del país en Los Angeles en 1932, en donde un solo corredor chino participó.(Xinhua)





Indígenas de las Amazonas temen daño irreversible por cambio climático

La Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA) expresó hoy en Quito su temor de que el cambio climático genere un daño irreversible en la selva suramericana, en pocas décadas.
Esa es una de las primeras consideraciones que han surgido del I Encuentro sobre cambio climático en la Cuenca Amazónica, que se desarrolla en la capital ecuatoriana con un medio centenar de delegados indígenas de los nueve países miembros de la COICA.
Esa organización está integrada por comunidades indígenas de Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guayana, Guayana Francesa, Perú, Surinam y Venezuela.
La ecuatoriana Rosa Alvarado, vicedirectora de la COICA, indicó que en el encuentro, que concluirá mañana, se han analizado una serie de informaciones técnicas y científicas sobre los efectos del cambio climático en el mundo y sus posibles impactos en la Amazonía.
Según Alvarado, los pueblos indígenas que habitan en la Amazonía "no han recibido la información básica sobre cambio climático que manejan los organismos internacionales", pese a que, para ella, son estos pueblos los "afectados directamente".
Juan Carlos Jintiach, otro dirigente de la COICA, indicó por su parte que "el primer paso" para construir una estrategia que enfrente al cambio climático es "conocer la información" y aplicarla en cada sector en concreto, y en el caso de la Amazonía, "en los pueblos que la habitan".
"La minería, la explotación petrolera, la deforestación son temas que nos afectan y tenemos la obligación de dar un punto de vista y una propuesta propia", añadió Jintiach.

Trevor Stevenson, codirector de la COICA y miembro de la fundación Alianza Amazónica, señaló que el cambio climático es un asunto que amenaza directamente a la región, pero cuyas consecuencias son mundiales.
Al ser la Amazonía el "pulmón del mundo", contener un bosque que nutre de oxígeno a todo el planeta y albergar a la mayor biodiversidad de la Tierra, el cambio climático puede generar en esta zona un "impacto bastante grande", añadió Stevenson.
Si la tala del bosque selvático, el daño causado por la minería y la explotación petrolera avanzan al ritmo actual, los científicos estiman que, en 20 ó 40 años la selva amazónica "podría convertirse en un sabana y terminar en un desierto", subrayó.
La brasileña Paula Franco Moreira, del Instituto de Pesquisa Ambiental de la Amazonía, indicó que en los actuales momentos el principal desafío es proteger el bosque y que, por esa razón, se debe fortalecer la acción de los pueblos indígenas de la región, que son los "históricamente encargados" de realizar esa tarea.
La activista señaló que la propuesta que elaborará la COICA para proteger la Amazonía se presentará en los espacios de las Naciones Unidas sobre cambio climático.
El guayanés Tony James reclamó, por su parte, una mayor participación de los pueblos indígenas amazónicos en la toma de decisiones sobre asuntos que les afecten directamente.
El guayanés explicó que los pueblos indígenas amazónicos "conviven, protegen e interactúan" con la selva, que les provee de todos los elementos necesarios para su vida.
"Los indígenas no somos los culpables del cambio climático, pero somos los que lo sentimos directamente", añadió James.
Remarcó que es injusto que los Gobiernos den en concesión sus territorios ancestrales a organismos foráneos o compañías trasnacionales, "para que se beneficien exclusivamente de sus reservas".

4 ago. 2008

Las nuevas tecnologías acercarán los Juegos de Pekín al mundo

Cuando Coroebus de Elis ganó la primera carrera olímpica de velocidad, en el 776 antes de Cristo, el resultado fue comunicado en mercados y calles en los días y semanas siguientes, algo muy diferente a lo que ocurrirá en Pekín, en pleno auge de las nuevas tecnologías.
Los resultados de los Juegos Olímpicos de 2008 se conocerán de forma inmediata en todo el mundo, y no sólo por televisión, sino a través de conexiones a internet, teléfonos móviles u otros sistemas facilitados por las nuevas tecnologías.
Para aquellos que no puedan seguir las carreras 'on line' o por televisión, las imágenes de las pruebas estarán también disponibles en páginas 'webs' o en portales de vídeos, como YouTube.
"La tecnología moderna permite ver resultados o datos que la gente quiere ver, mientras que antes la persona veía sólo lo que el programador decidía que quería ver", explicó Danyll Wills, consultor de tecnología residente en Hong Kong. "YouTube estará inundado (de vídeos) desde el día siguiente", vaticinó.
La empresa i-Cable, también de Hong Kong, forma parte de un grupo de compañías, que incluye al gigante estadounidense NBC, el japonés NHK y el chino CCTV, para abordar el seguimiento en la Red del evento deportivo, fomentando la interactividad y las decisiones del espectador.

"La gente puede seguirlo por televisión, pero lo que estamos promocionando es que se puedan ver los Juegos Olímpicos en cualquier momento, en cualquier lugar", explicó una portavoz de i-Cable, Ivy Ng.
Los expertos creen que las nuevas costumbres y tecnologías de la comunicación han modificado los viejos hábitos, por los cuales la televisión era la forma más rápida y directa de seguir la competición.
El profesor Gary Chan, de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hong Kong, estimó que la popularidad de internet y su fuerte presencia en domicilios y oficinas facilita que esa sea la vía de las retransmisiones del futuro. "En el futuro, nuestra televisión será nuestro ordenador", vaticinó.
Chan se mostró también convencido de lo importante y creciente que será el seguimiento por internet de futuros grandes eventos deportivos, como el Mundial de fútbol de Sudáfrica-2010 o los próximos Juegos Olímpicos, Londres-2012.
Las innovaciones se agudizan con la aparición de los productos que integran distintas tecnologías y que permiten acceso a internet, como los teléfonos 3G (tercera generación).
En Japón, los responsables de empresas electrónicas esperan un 'boom' de ventas de los teléfonos que permitan ver televisión en calidad digital.
"Es menos popular, especialmente para eventos importantes como los Juegos Olímpicos, porque los teléfonos móviles tienen una pantalla muy pequeña, pero si quieres ver algo que es en directo, el teléfono móvil es la única forma", apuntó el profesor Chan.
A pesar de las previsiones de un futuro diferente y adaptado a estas tecnologías, también hay analistas que se muestran más cautos y que se resisten a creer que vaya a haber un cambio principal en la forma de retransmisión.
"Intuyo que Londres-2012 será un lugar mejor (para ver si hay cambios). Pero lo que será interesante ver en agosto es si la gente está en el metro sentada viendo pruebas en sus iPhones", subrayó Wills.