12 abr. 2015

Parece mentira .... hace mas de 50 años nace el primer disco duro ....


El disco duro, dispositivo de almacenamiento de datos no volátil, es un inexorable reloj que nos enseña como pasa el tiempo. En 1992, los discos duros de 3,5 pulgadas tenían una capacidad de 250 Megabytes, mientras que 10 años después ya se habían superado los 40 Gigabytes (40.000 Megabytes). Actualmente ya disponemos para uso cotidiano de discos duros de más de 3 terabytes o TB, o sea 3.000.000 Megabytes. 

Pero el primer disco duro de la historia fue inventado por la compañía estadounidense IBM (International Business Machines) en el año 1956 que lo desarrolló para su primer ordenador comercial, el IBM 305 RAMAC. El disco duro recibió la denominación de Ramac I, tenía una capacidad de 5 Megabytes y pesaba más de una tonelada, y era más grande que un frigorífico actual de doble puerta. Incluso trabajaba con válvulas de vacío (también llamada vávula termoiónica utilizada para amplificar o modificar una señal eléctrica mediante el control del movimiento de los electrones en un espacio "vacío" a muy baja presión) y por si fuera poco, además requería una consola separada para su manejo. 



12 ene. 2015

Trabajar en un turno nocturno puede ser muy malo para tu salud

Qué tiene de malo trabajar en un turno nocturno? Además de poder resultar especialmente molesto, los últimos estudios al respecto apuntan hacia la misma conclusión: podría ser muy negativo para tu salud. Por supuesto, esta cuestión no es fácil de afrontar y toda investigación ha de tratarse con cierta perspectiva.


Esto quiere decir que no hay que alarmarse, aunque sí es algo para tener muy en cuenta si lo que buscamos es calidad de vida. Según el estudio publicado en el Diario Americano de Medicina Preventiva (AJPM), se puede observar una relación directa en el aumento de la mortalidad por enfermedades cardiovasculares o cáncer y el trabajo durante turnos nocturnos.
En concreto, el estudio explica cómo trabajar durante más de 5 años en turno nocturno puede asociarse a un incremento en la mortalidad por causas cardiovasculares en más de un 11%. Y puede incrementarse hasta un 23% para los trabajadores que llevan más de 15 años en turno nocturno. En el caso de cáncer, solo el de pulmón parece tener cierta relación en los trabajadores de más de 15 años, lo que aumenta la mortalidad en un 25%. Las cifras parecen altas y alarmantes, pero tranquilos, que hay que entender la estadística.

En primer lugar, el estudio se ha realizado con enfermeros y enfermeras. Na
da menos que con unas 75.000 en 22 años. El análisis de los datos muestra un aumento de mortalidad. Pero es solo un término que indica que entre los miembros estudiados que han sufrido una enfermedad cardiovascular o un cáncer, ha aumentado el número de fallecidos. En el estudio Hay que aprender a comprender los números y sus estadísticas también se puede observar un aumento a sufrir este tipo de enfermedades relacionado con el trabajo en un turno nocturno, pero no hay que dramatizar los números.

Efectivamente, el turno nocturno puede resultar perjudicial para la salud y las posibilidades de sufrir una enfermedad cardiovascular o un cáncer de pulmón aumentan, especialmente con largos periodos de turnos nocturnos, pero no el 25% de los trabajadores nocturnos sufrirán estas dolencias, eso hay que tenerlo claro. No obstante, los turnos nocturnos llevan en el punto de mira de la OMS desde 2007. Por entonces la Organización Mundial de la Salud indicaba que trabajar en horario nocturno podía ser una causa directa de sufrir cáncer. Veamos por qué.
Casi todos los seres vivos de la tierra estamos sujetos a un ciclo. Casi todos los animales lo están al ritmo circadiano. Nuestras variables biológicas, como la concentración de ciertas sustancias en sangre, nuestra temperatura corporal o el ritmo cardíaco, varían en torno al día. Muchas investigaciones tratan de averiguar cómo afecta el ritmo circadiano a nuestra salud y lo cierto es que sabemos bastante sobre el tema. Por ejemplo, hemos observado que el ritmo circadiano juega un papel fundamental en la regulación del cáncer.

Dormir de noche y estar activo de día es un proceso natural en el que la luz activa nuestro sistema. El efecto de este ritmo circadiano tiene consecuencias directas en nuestra genética, la última responsable del cáncer y de cualquier otro factor de nuestra vida. La melatonina, una hormona asociada al ritmo circadiano, también ha demostrado su acción como agente anticancerígeno. También influye en los medicamentos que tomamos de una forma muy directa. Además, todavía no entendemos muy bien como nos afecta a nivel neurofisiológico, pero sabemos que es un buen ciclo de sueño es sencillamente fundamental.
Si bien es cierto que en ciertas personas el ritmo circadiano es distinto (por eso existe gente que es más activa de noche), nuestra fisiología tiene una clara preferencia por estar despiertos de día y realizar las "tareas de mantenimiento" por la noche, mientras dormimos. Muy probablemente aquí se encuentre la complicada explicación de por qué trabajar en un turno nocturno implique una mayor probabilidad de sufrir una mayor mortalidad ante enfermedades cardiovasculares y cáncer de pulmón. Este tipo de estudios servirá para mejorar la atención y las condiciones de los trabajadores nocturnos y, en cualquier caso, para aumentar la calidad de vida de éstos.

casi un año sin venir ...

Es increible, pero a mas d alguien le ha pasado alguna vez, se olvida de las cosas que le gustan por las cosas que "debe" hacer... casi un año ha paado desde mi ultima visita y mi ultimo posteo.... volveremos a la carga y esta vez con una mirada mas critica y con tematicas mas contingentes ....