29 sept. 2011

De como hablar mucho, decir nada y pasar por "científico"

Toda esta historia de que el cometa C/2010 X1, apodado Elenin, podría provocar una serie de cataclismos en la Tierra comienza con una observación de coincidencias. Alguien se dio cuenta de que durante algunos terremotos importantes este cometa estaba en una línea aproximada con otros cuerpos del Sistema Solar. No en todos los terremotos importantes; no siempre con los mismos cuerpos del Sistema Solar; y con una calidad de alineamiento que si se hubiera tratado de tirar al blanco en una feria no nos hubiéramos ganado ni un chicle. Pero, ¿qué más da? ¿Acaso eso detuvo a los profetas del fin del mundo cuando quisieron ponernos nerviosos por las “superlunas”?
Uno de los que en Chile se encargó más activamente de difundir estas ideas y contribuir a sembrar el miedo fue Juan Andrés Salfate. En esto tuvo, como siempre, la complicidad de La Red TV , aunque los demás canales de televisión no se quedaron atrás con su rarísima selección de autodenominados "expertos" y su tendencia a poner una explicación científica al nivel de cualquier otro comentario sobre un fenómeno físico, lo cual deja a mucha gente, y especialmente a familias de escasos recursos, completamente confundidas, sin saber a quién creer.
Lo que ha pasado con muchas personas estos días, que se han dedicado a juntar agua, comprar provisiones y en general invertir sus pocos ingresos en prepararse frente a esta "amenaza" ilustra tristemente lo que quiero decir.
Si bien Salfate dice muchísimas cosas incorrectas, equivocando datos y términos durante sus explicaciones, una de sus afirmaciones más curiosas la hizo cuando hablaba del tema del cometa. El admitió que estos anuncios emanan de una pseudociencia, pero su conclusión fue que de todos modos vale la pena tomarlos en cuenta. ¿Usted entiende lo que es una pseudociencia? Inventemos una, a ver si me acompaña en mi sorpresa frente a lo que dijo Salfate:
A la perrita de mi hermana le gusta algunos días despedirla cuando va saliendo, parándose en un mueble que está al lado de la puerta de su departamento. Otros días no hace esto y simplemente la  mira desde el suelo. De las veces en que ha estado parada al lado de la puerta, en dos ocasiones en Antofagasta ha llovido. Vamos a dejar de lado los cientos de veces en que la perrita se paró en el mismo lugar y en Antofagasta no pasó nada especial. Nos fijaremos sólo en el rarísimo evento que es un día de lluvia en Antofagasta, y en que justo ese día la perrita haya estado de pie en ese mueble. Para saber cuándo lloverá, siguiendo la lógica de Salfate debemos “tomar en cuenta” la posibilidad de que esa perrita esté prediciendo los días de lluvia. A esto le llamaremos la "perritoclimatología" y empezaremos a difundir esta información en la red. ¿Ve dónde está el error? Encontrar coincidencias es fácil.
Lo que hace a las coincidencias algo especial al analizar un fenómeno es que ellas sean físicamente significativas, y esto es algo en lo cual sólo la ciencia puede despejar la paja del trigo. Si bien en mi pseudociencia inventada a usted se le hace fácil ver el problema, esto parece más difícil de hacer si hay cuerpos astronómicos involucrados.
Pero ¿sabe? la mayor diferencia entre mi ejemplo y la vida real, es que le estoy hablando de una perrita , que es algo que usted ve a diario y entonces puede dimensionar el absurdo que le estoy tratando de vender. Si le cambio las palabras y en lugar de perrita le pongo “cometa” y agrego en medio algunas palabras deslumbrantes como “resonancia”, “vibraciones”, “energía”, uno que otro nombre extranjero y salpico un par de palabras terminadas en “logía” la cosa parece mucho más difícil, pero en el fondo es lo mismo. Quizás le ayude si, igual que con el cachorrito , usted puede dimensionar la escala del problema cuando hablamos de este viaje del cometa por el Sistema Solar.

Una invasión de parásitos genómicos modeló el embarazo de los mamíferos modernos

Parásitos genéticos invadieron el genoma de los mamíferos hace más de 100 millones de años, cambiando radicalmente la forma en que los mamíferos se reproducen mediante la transformación de la matriz de los ancestros de los seres humanos y otros mamíferos, según un nuevo estudio de la Universidad de Yale (Estados Unidos). Los hallazgos, publicados en la revista 'Nature Genetics', describen con detalles sin precedentes los cambios moleculares que permitieron a los mamíferos llevar a sus crías en desarrollo dentro de la matriz, en lugar de colocarlos en nidos o llevarlos en bolsas como los marsupiales. "En las últimas dos décadas ha habido cambios dramáticos en nuestra comprensión de cómo funciona la evolución", afirma Gunter Wagner, profesor de Ecología y Biología Evolutiva y autor principal del artículo, "solíamos creer que los cambios sólo se llevaron a cabo a través de pequeñas mutaciones en el ADN que se habían acumulado en el tiempo. Pero en este caso, nos encontramos con una enorme operación que alteró amplias zonas del genoma para crear grandes cambios morfológicos". El equipo de Yale analizó células que se encuentran en el útero y están asociadas al desarrollo de la placenta. Se comparó la composición genética de estas células en zarigüeyas - marsupiales que dan a luz dos semanas después de la concepción - con células de armadillos y seres humanos, mamíferos con una placenta muy desarrollada que nutre a los fetos en desarrollo durante nueve meses. Los investigadores encontraron más de 1.500 genes que se expresan solo en el útero de los mamíferos placentarios. Curiosamente, la expresión de estos genes en el útero es coordinada por los transposones - piezas individuales de material genético que se replican en el genoma del huésped y que antes se llamaban 'ADN basura'. "Los transposones crecen como parásitos que han invadido el cuerpo, se multiplican y ocupan espacio en el genoma, pero también activan o reprimen genes relacionados con el embarazo ", explica Vincent J. Lynch, científico de investigación y coautor del artículo. Según Lynch, "estos transposones no son genes sometidos a pequeños cambios durante largos períodos de tiempo, son más bien como elementos prefabricados reguladores que se instalan en el genoma del huésped y luego se reciclan para llevar a cabo funciones completamente nuevas como, por ejemplo, facilitar la comunicación materno-fetal".

Por qué bloquear el "spam" en el teléfono móvil puede ser un dolor de cabeza

Desde promociones de minutos baratos, hasta descuentos para vacaciones y chats eróticos, pasando por comunicaciones del banco y anuncios del supermercado, los mensajes de texto no deseados ingresan a todas horas en los teléfonos celulares y en América Latina parecería imposible ponerles freno. En India tomaron medidas drásticas: el organismo regulador de las telecomunicaciones dijo "basta" y limitó a 100 la cantidad de SMS que se pueden mandar desde cada terminal por día. El spam de texto es también común en la región, donde muchas veces "desautorizar" el recibo de promociones -que el usuario jamás autorizó- puede resultar un proceso complejo. En algunos casos hay que pagar por el servicio, y a diferencia de India y algunos países europeos, las autoridades se mantienen al margen. El usuario Ezequiel Cismondi, de Argentina, se queja en Facebook que en su país "todos los días la empresa de celular te manda un mensaje con alguna oferta, y después te mandan otros (en los que prometen) que si mandas 'send' te ganas US$150.000". John Gonzalez Zuñiga Suarez confirma que en Perú pasa otro tanto, y Eduardo González los respalda desde Costa Rica, alegando que representan "una intromisión". Basta con recorrer foros en internet y hacer un par de búsquedas entre los grupos de Facebook para percibir que no están solos. Su descontento ha llevado a los propios operadores de telefonía a ajustar los mecanismos de control, explica el analista argentino Enrique Carrier, especialista en el mercado de las telecomunicaciones, bajo la premisa de que "cuidar a los clientes es cuidar al negocio". Sin embargo, las notificaciones de "mensaje nuevo" que acaban en desilusión no cesan. Carrier señala que en Argentina la telefonía es el servicio que registra más quejas en la Secretaría de Defensa al Consumidor de su país- un dato que puede matizarse con el hecho de que hay más de 50 millones de líneas registradas, bastante más que suscripciones a Internet, por ejemplo. En la casilla generalmente ingresan dos tipos de mensajes indeseados, los que envía la propia operadora telefónica con ofertas de nuevos planes y promociones, y los mensajes de terceros. Bloquear los primeros implica comunicarse con el propio proveedor, hacer varios clics o aguardar varios minutos en línea de espera. Dar de baja la suscripción a los mensajes de otras empresas puede ser "verdaderamente kafkiano", dice Carrier. Telcel permite crear una "lista negra" para bloquear remitentes particulares, mediante sus plan de Smart SMS, y Movistar da la opción de prohibir el recibo de mensajes enviados desde internet a través de su paquete SMSfull, pero son servicios pagos. Según Carrier, "es bastante difícil. Los smartphones permiten descargar aplicaciones que rápidamente bloquean el contenido indeseado, pero con los teléfonos convencionales hay que dar varios pasos, y en muchos casos hay que pagar". Las compañías de telefonía celular tienen sus propias tipificaciones de spam y aunque en general todas prohíben el contenido que califica como tal, eso no filtra todos los SMS molestos. Por su parte, algunos reguladores gubernamentales han restringido los horarios en que se pueden enviar SMS comerciales, como por ejemplo en Colombia y Costa Rica, pero no es el caso de todos los países. "La gran diferencia del spam de SMS con el spam del correo electrónico es que en el caso del primero alguien pagó el envío. Eso significa que las operadoras están en condiciones de saber quién los manda", afirma Carrier. "Siempre va a existir alguna forma de spam, pero la regulación tendría que pasar por las propias operadoras". En India, donde hay unos 700 millones de suscriptores a la telefonía móvil, la Autoridad Regulatoria de las Telecomunicaciones optó por tomar cartas en el asunto. Algunos usuarios se habían quejado de recibir ofertas de "cinturones de sauna para adelgazar" a las tres de la mañana.