26 jul. 2010

Alemania: aumentan a 20 los muertos en el Love Parade

El número de muertos por la estampida humana que se produjo el sábado en el festival de música Love Parade, en Alemania, ascendió a 20, tras fallecer una joven de 21 años que permanecía en estado grave. Mientras el país sigue conmocionado por la tragedia, aumentó la tensión por averiguar quiénes fueron los culpables.
La Fiscalía de Duisburgo, ciudad en la que se produjo el suceso, continuó este lunes con las pesquisas de la investigación criminal para aclarar lo ocurrido.
Lo que iba a ser una fiesta de la música tecno, acabó en pesadilla cuando se desató el pánico entre los centenares de jóvenes que quedaron atrapados en un túnel de acceso al recinto, tras cerrarlo la policía porque el aforo al festival estaba completo.
Más de 500 personas resultaron heridas, y 20 perdieron la vida aplastadas por la multitud, entre ellas 12 alemanes y ocho extranjeros de España, Bosnia, Australia, China, los Países Bajos e Italia.
Uno de los asuntos que falta por aclarar es el número de asistentes. Según los organizadores ascendió a 1,4 millones de personas, mientras que la policía redujo esa cifra a unas 400.000, y explicó que los responsables del evento inflaron el dato por "motivos publicitarios".
Sin embargo, parece que el recinto sólo tenía capacidad para 250.000. Por ello, diversos medios de comunicación alemanes denuncian que no se respetaron los protocolos de seguridad.
Según la corresponsal de la BBC en Berlín, Tristana Moore, los críticos argumentan que ni los organizadores ni la policía estaban preparados para un número tan elevado de visitantes y el lugar –una antigua estación de tren- era demasiado pequeño e inadecuado.
El abogado de la Fiscalía de la ciudad alemana Rolf Haferkamp, aseguró que "la Fiscalía de Duisburgo está investigando un homicidio negligente", aunque dijo –según recogió la agencia de noticias Reuters- que "no se conoce quiénes son los acusados".
El alcalde de Duisburgo, Adolf Sauerland, afirmó que aunque la cuestión de por qué se produjo el desastre está "absolutamente justificada y debe ser respondida", pero insistió en que hasta que se complete la investigación está "fuera de lugar" señalar culpables.
La canciller alemana Angela Merkel ordenó que se abriera una investigación exhaustiva sobre el suceso, mientras que los organizadores del Love Parade aseguraron que no se celebrará nunca más.
Mientras, en el túnel "hay santuarios temporales donde lucen velas encendidas en recuerdo a las víctimas, y hay notas con mensajes, entre ellos uno que sólo dice '¿por qué?'".

No hay comentarios: