6 abr. 2008

Bond "estigmatiza" a Bolivia

Para Su Majestad, su hombre de confianza contra los villanos del mundo será el espía del servicio secreto británico (MI6), James Bond. Pero para los bolivianos, ellos no forman parte de esa calaña.
"La estigmatización de Bolivia y de los bolivianos como país narcotraficante es preocupante", le dijo a la BBC el viceministro de Desarrollo de Culturas,Pablo Groux, apuntando a los productores y al director del film del agente 007.
En "Quantum of solace", la última entrega de la saga del emblemático agente secreto, dos de los villanos -el General Medran' (interpretado por el mexicano Joaquín Cosío) y el'Teniente Ors' (al que le da vida otro mexicano, Jesús Ochoa)- son bolivianos ligados al narcotráfico, aliados del terrible Dominic Greene (interpretado por el actor francés Mathieu Amalric).
Supuestamente, Greene intenta adueñarse de uno de los recursos más importantes del planeta. Para ello cierra un trato con el exiliado General Ochoa, para derrocar al régimen de cierto país latinoamericano -que sería Bolivia- ofreciendo al militar el control de dicha nación, a cambio de una porción de territorio aparentemente inútil.
Este es un film que van a ver miles, millones de personas, y estas estigmatizaciones son las que quedan en el imaginario colectivo de la gente. Esto no puede ser bueno ni para Bolivia, ni para ningún país", agregó Groux, quien dirigió una carta al productor del film, Michael Wilson, y al director, Marc Forster, expresando "observaciones sobre la película de Bond".
Pero el film además ha hecho caldear viejas tensiones entre dos países andinos, ya que algunas de las escenas que hacen alusión a Bolivia se han rodado en la zona chilena de Antofagasta, territorio que antes de la Guerra del Pacífico de 1879 entre estos dos países, era parte de Bolivia.
Se ha develado que los uniformes militares que lucían algunos actores estelares y los extras, las placas de los jeep Land Rover y las insignias de los camiones que aparecen en la cinta protagonizada por Daniel Craig y la modelo Olga Kurylenko (que en su rol de Camille hace de Chica Bond medio-rusa, medio-boliviana) hacen alusión a Bolivia, y parece ser que hasta en algunos vehículos se veía la bandera tricolor boliviana.

Inclusive se han contratado extras chilenas para, entre otras cosas, interpretar a mujeres bolivianas.
Pero la polémica generada por el agente al servicio de la Corona ha generado hasta reacciones racistas y se dice que en algunos parabrisas de coches en la zona de Antofagasta se leía: "James Bond, Chile es Chile, no somos indígenas bolivianos. ¡Váyanse ingleses imperialistas!".
Inclusive el alcalde del pueblo aledaño a Antofagasta de Baquedano irrumpió a principios de esta semana violentamente en el set de filmación con su auto -frenando justo entre las cámaras y el mismo Craig, dicen algunos- en forma de protesta, negándose a que el suelo chileno sea mostrado como Bolivia.
Del otro lado de la frontera, en la Plaza Abaroa en La Paz (en honor al héroe boliviano de la Guerra del Pacífico), donde cada 23 de Marzo se celebra el Día del Mar con toda la pompa, Elena, una cholita boliviana de la tercera edad con su clásica pollera, trenzas y sombrero de bombín le decía a la BBC: "Nosotros los bolivianos no somos narcos, ni villanos malos ¡Y a mí me hubiese gustado poder aparecer en cine y mostrarle al mundo como somos nosotras, las bolivianas de aquí de verdad!".
Pero para otros más jóvenes, las susceptibilidades nacionales no tienen tanta importancia mientras el reconocido mujeriego agente con 'licencia para matar' esté otra vez en la pantalla grande.
Según Adriana, una estudiante universitaria de La Paz: "Ay, mientras pueda ver otra vez los músculos de [Daniel] Craig en el cine, no me importa si los malos son narcos bolivianos o peruanos o si el mar es de Chile o de Bolivia!".
"Está, además, la paradoja de que se esté mostrando a Antofagasta como Bolivia. Es una ignorancia histórica que también es importante recalcar, ya que toca sensibilidades como la salida al mar, causa que seguiremos reivindicando", aseguró Groux.
"Además aquí [en Bolivia] contamos con escenarios, paisajes y recursos como para que cualquier producción se pueda filmar perfectamente", agregó.
En una rueda de prensa con medios chilenos, los productores Barbara Broccoli y Michael G. Wilson, afirmaron que "cuando comenzamos a crear la historia llegamos a la conclusión de que Chile no nos servía dentro de la narración y optamos por Bolivia"

No hay comentarios: