24 jun. 2008

Chile será santuario para ballenas

La presidenta Michelle Bachelet firmó este lunes un proyecto de ley que establece las aguas territoriales chilenas como zona libre de caza de ballenas.
La decisión coincide con la jornada inaugural de la reunión de la Comisión Ballenera Internacional (CBI), que este año se celebra en Santiago, la capital de Chile.
Bachelet hizo el anuncio desde el enclave costero de Quintay, donde funcionó la mayor planta ballenera del país entre 1943 y 1967.
"Elegimos este lugar porque representa el pasado, pero lo que estamos haciendo hoy día es una tarea de futuro".
"Chile quiere dar al mundo una clara y contundente señal de su voluntad de proteger a las ballenas en sus aguas jurisdiccionales", afirmó la mandataria.
La iniciativa chilena, que aún necesita la aprobación del Congreso, está en línea con la propuesta que presentarán varios países latinoamericanos durante esta reunión de la CBI para que se prohíba definitivamente la caza de ballenas en todo el Cono Sur de América.

Los impulsores de la idea de establecer un santuario regional aún no han logrado asegurarse el apoyo del 75% de los países integrantes que hace falta para aprobar una decisión como esa.
Los gobiernos representados en la CBI se hallan tan divididos como siempre sobre qué hacer con las ballenas, pero al menos esta vez todos parecen comprender que las posiciones irreductibles del pasado son tan malas para los cazadores como para los conservacionistas.
La Unión Europea y 13 países latinoamericanos intentan prorrogar indefinidamente la moratoria de caza impuesta en 1986.
Otro grupo de países encabezados por Japón, Noruega e Islandia, a los cuáles en la actualidad se les permite cazar sólo con fines científicos, sostienen que el nivel actual de las poblaciones de ballenas hace posible el volver a las capturas comerciales "sustentables" bajo control internacional.

No hay comentarios: