24 jun. 2008

Seis grados que podrían cambiar el mundo

Seis grados que podrían cambiar el mundo. Éste es el título del último documental de National Geographic, en el que se intentan mostrar los devastadores efectos que producirá el cambio climático sobre nuestro planeta, a causa del progresivo aumento de las temperaturas.
Las consecuencias irreversibles que tendrá este fenómeno y sus posibles soluciones, se recogen a lo largo de una hora de metraje en el que se reproducen los impactos terrestres sufridos por cada grado de más en nuestros termómetros.
Hasta la fecha, el cambio climático ya ha mostrado su verdadero rostro con la subida media global de las temperaturas en 0,76ºC. Por cada grado de más, el impacto será mayor y más destructivo, hasta llegar a ser imposible de concebir, incluso por los científicos. Para que nos hagamos una idea rápida del asunto, tan solo seis grados menos, son lo que diferencia nuestra era interglaciar con la de la última glaciación, cuando gran parte del planeta estaba totalmente cubierta por el hielo.
El documental empieza recogiendo lo que ya ha sucedido con la subida de casi un grado de las temperaturas (más sequías y fenómenos meteorológicos extremos), y continua detallando lo que ocurrirá en las próximas décadas hasta llegar ...

...a los tórridos seis grados más, previstos en el peor de los escenarios por el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC).
El escenario de los dos grados ya es irreversible y tendrá lugar dentro de 20 o 30 años. Un mundo con pocos insectos, la tundra en proceso agrícola, desiertos en crecimiento e islas coralíferas bajo el mar.
Los tres grados traerán consigo el aumento de siete metros del nivel del mar. Groenlandia y los Alpes se quedarán sin glaciares, y los veranos dejarán ártico también sin hielo. Los 2.000 millones de personas que dependen de estas reservas de agua helada estarían en peligro.
Con cuatro grados el planeta estaría irreconocible. El Amazonas sin agua, la selva tropical convertida en sabana, y grandes fuegos arrasando grandes cantidades de bosques. Entraríamos en un proceso de retroalimentación positiva de gran poder destructivo.
Cinco grados más y estallarían las guerras por los recursos vitales. Migraciones en masa de “refugiados climáticos” huyendo del calor y la falta del agua. Grandes partes del planeta ya serían inhabitables.
Y con los seis grados llegaría la extinción. Los océanos subirían 70 metros su nivel y las temperaturas serían las mismas que hubo en la tierra hace 251 millones de años, cuando el 90% de las especies desaparecieron.
Este posible futuro no está tan lejos. El documental de National Geographic busca concienciar al planeta de que el cambio en la tendencia actual de emisiones de gases es más que necesaria para evitar una situación, que acabaría con todo lo que hoy conocemos.

No hay comentarios: