23 may. 2010

Hachiko: Siempre a Tu Lado.

Hachiko era un perro de raza Akita, macho y de un intenso color blanco, a los 2 meses se vio iluminado al ser enviado con el Dr. Ueno (profesor del departamento de agricultura en la Universidad de Tokyo) quien lo llevó a su hogar cerca de la estación de tren de Shibuya, Eisaburo demostró ser un gran amo y Hachiko una gran mascota. Su amistad se volvió inquebrantable. Hachiko no podía acompañar al Dr. Ueno a la universidad pero siempre lo acompañaba a “Shibuya eki” (la estación Shibuya) y siempre regresaba por las tardes a esperar su regreso. Al paso de las semanas la imagen del Dr. Ueno con su perro se volvió familiar en la estación y la historia se propagó por todo Shibuya.
Fatalmente el 21 de mayo del año 1925 una tragedia irrumpió en la rutina de Hachiko, el profesor Ueno sufrió un ataque cardiaco y murió antes de poder regresar a Shibuya donde Hachiko, como era su costumbre, ya lo esperaba de regreso.
La noticia de la muerte del Dr. Ueno se propagó hasta llegar a Shibuya y de inmediato los habitantes de esta ciudad pensaron en el perro que lo acompañaba diariamente a la estación, el perro lo estaba esperando, preocupados por su salud, los habitantes de Shibuya hablaron con él (como si éste pudiera comprenderlos) para que regresara a su hogar, que esperaba a su amo en vano. Diariamente Hachiko regresaba a la estación para esperar a su amo, repitió esta conducta por años sin importar las inclemencias del clima, pero Eisaburo Ueno jamás regresó.
Hachiko se volvió una figura amada en Shibuya, los viajantes preguntaban por él y se convirtió en un héroe, así que los japoneses habitantes de Shibuya contactaron a Teru “Shou” Ando, un famoso escultor japonés para que realizara una estatua en honor al perro en el mes de abril del año 1934. La estatua de bronce creada por Ando se colocó frente a la estación Shibuya donde Hachiko solía esperar a Ueno.
Casi un año más tarde, el 7 de marzo de 1935 Hachiko falleció al pie de su propia estatua debido a su edad, tan fiel como siempre, esperando a su amo. Pero esto no impidió que su historia y la estatua se hicieran famosas por todo Japón.
Lamentablemente durante la segunda guerra mundial todas las estatuas de Japón fueron fundidas para crear armamento, la de Hachiko corrió con la misma suerte y su creador Shou Ando fue asesinado. Al terminar la guerra los japoneses contrataron a su hijo Takeshi Ando para que realizara una nueva estatua de Hachiko.
El 8 de abril de cada año se conmemora a Hachiko en la plaza de la estación Shibuya.
Los restos de Chuken Hachiko (El Leal Perro Hachiko) descansan junto a los de su amo Eisaburo Ueno.
Hachiko nació en noviembre de 1923 en la prefectura de Odate en la provincia de Akita, Japón.
Por su puesto, los cinematógrafos japoneses se encargaron de realizar la película de esta historia basada en la versión real acerca del Dr, Eisaburo Ueno y Hachiko llamada “Hachiko Monogatari”. Que al igual que la versión americana resulta conmovedora y apasionante.

No hay comentarios: