30 mar. 2008

El satélite Jason-2 medirá nivel oceánico y mejorará previsión de ciclones y de El Niño


El satélite estadounidense-europeo Jason-2, que será lanzado el próximo 15 de junio, medirá con precisión el nivel de los océanos, mejorará la previsión de ciclones y de El Niño y suministrará datos esenciales para estudiar el clima, informaron científicos.El primer satélite de altimetría Topex/Poseidón, lanzado en 1992, y su sucesor Jason-1, que entró en órbita en 2001, permitieron detectar una elevación media de tres milímetros anuales del nivel de los océanos entre 1993 y 2008, una cifra superior a los 17 centímetros constatados durante todo el siglo XX por las técnicas tradicionales.El organismo europeo Eumetsat, en el que participan 21 Estados y encargado de la presentación en París, y el National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) de Estados Unidos, suministrarán los datos del Jason-2 a numerosos centros especializados en el mundo.Los otros dos socios del proyecto, la NASA y el Centro Nacional francés de Estudios Espaciales, han participado con la construcción de los cinco instrumentos de medición del satélite.El Jason-2, que será lanzado desde la base militar estadounidense de Vandenberg, en California, cubrirá el 90% de los océanos del planeta.Los datos altimétricos reflejan no sólo el estado de la superficie sino el de toda la columna de agua, lo que permite detectar el nacimiento o la expansión de ciclones.Así, a finales de los 90, el Topex/Poseidón puso en evidencia la propagación en el océano Pacífico de una bolsa de agua caliente elevada, correspondiente al fenómeno climático El Niño.Este se tradujo entre 1997 y 1998 por sequías acompañadas de incendios en los bosques de Indonesia, mientras que en las costas del continente americano dejó lluvias torrenciales y una disminución brutal de las especies marinas, sobre todo de los peces.El fenómeno se reprodujo, aunque con menor intensidad, en 2002 y 2007.El Jason-2 será "clave para las observaciones oceánicas de los próximos cinco años", afirmó la oceanógrafa francesa Rosmary Morrow durante la presentación del satélite, más preciso que sus predecesores.

No hay comentarios: