31 mar. 2008

Más musulmanes que católicos

Por primera vez en la historia, el Vaticano reconoce que el catolicismo ya no es la religión que agrupa al mayor número de fieles en el planeta. Es el Islam, de acuerdo con la Santa Sede, la religión que ocupa el primer lugar.
Los seguidores de la que durante varios siglos fue la segunda religión del mundo, el Islam, han aumentado de tal manera que han desplazado al catolicismo de la primera posición de esa clasificación global.
Se calcula que el 19,2% de la población mundial es musulmana, mientras que el 17,4% es católica.
"Por primera vez en la historia ya no estamos en la cima: los musulmanes nos han superado", dijo Formenti, quien compiló el libro anual de estadísticas 2008 del Vaticano.
Así lo confirmó el monseñor Vittorio Formenti, en una entrevista publicada por el periódico del Vaticano, L'Osservatore Romano.
Formenti dijo que el porcentaje de musulmanes estaba creciendo debido a las mayores tasas de natalidad registradas en los países con tradición musulmana.
De acuerdo con el religioso, los datos se refieren a 2006 y las cifras de los musulmanes fueron dadas a la Organización de las Naciones Unidas por los países predominantemente musulmanes.
Sin embargo, si se agrupan a todos los cristianos, es decir, se suman los católicos, los ortodoxos, anglicanos y protestantes, el porcentaje llega a un 33% de la población mundial, lo cual se traduce en unos 2.000 millones de personas.
Según estadísticas que maneja el Vaticano, entre 2005 y 2006 se registró un aumento global de 1,4% de católicos, tendencia que, según Formenti, continuará, pues la población mundial está en constante crecimiento.
Además, la Santa Sede dio a conocer que casi el 50% de los católicos viven en el continente americano.
El profesor de la Universidad Autónoma de Madrid y autor de "Historia del pensamiento en el mundo islámico", Miguel Cruz, confirma la explicación del Vaticano: el aumento de los musulmanes es natural porque el crecimiento demográfico de los países islámicos es mayor que en Occidente.

"En segundo lugar porque en algunas regiones como en África, el Islam tiende a extenderse. Hay muy buenos predicadores y hay una buena misión islámica en esa zona".
Desde una perspectiva histórica, algunos estudiosos también aseguran que el Islam se sigue expandiendo en África como resultado de que muchas naciones de ese continente han preferido estrechar los lazos con sus vecinos árabes más que con sus ex colonizadores, potencias que profesan la fe cristiana.
Por otra parte, estudiosos de la globalización señalan que esta era es la época de la interconexión y de las migraciones. Pues, explican, han aumentado los desplazamientos de personas de los países en vías de desarrollo hacía las naciones denominadas "ricas" o del llamado "Primer Mundo".
Cruz considera que los inmigrantes son un factor "accidental" a tomar en cuenta cuando se analiza la expansión del Islam, pues en Occidente, especialmente en Europa, ha crecido el número de familias musulmanas que inmigran y se radican en esos países sin abandonar su religión.
"En Gran Bretaña, por ejemplo, hay una numerosa comunidad paquistaní. La curiosidad ha hecho que los británicos se fijen en los ciudadanos que tienen allí y que muchos sientan atracción por su cultura y religión. En el caso de Alemania, hay muchos inmigrantes turcos, los cual puede tener influencia en la conversión de católicos o cristianos al Islam en ese país", señaló Cruz.
Un caso emblemático es Francia, país donde hay numerosas comunidades de argelinos, marroquíes y tunecinos. Hay cerca de seis millones de musulmanes, según cifras que cita la agencia FIDES del Vaticano.
Sin embargo, Cruz enfatizó que el impacto de ese factor es muy pequeño si se compara con el crecimiento de la tasa de natalidad en los países islámicos.
Para el presidente del Centro Islámico de Argentina, Samir Salech, lo que el Vaticano ha hecho con su declaración es "blanquear una realidad" que ya era percibida por los musulmanes.
"Me parece bueno el reconocimiento (...) El Vaticano tiene razón en cuanto al elemento demográfico (...) porque las familias islámicas son más numerosas"
Algunos investigadores atribuyen una cuota de responsabilidad del aumento de musulmanes a la curiosidad por conocer más sobre el Islam y el Corán que se desató después de los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos.
Es así como aparece otro factor a tener en cuenta: la conversión.
"Es muy fácil hacerse musulmán, pues en el Islam tenemos una actitud de vida. Nuestra religión es muy simple de entender y lo único que tenemos que hacer sobre todas las cosas es adorar a Dios y ser buenas personas mientras transitamos por este mundo".
Salech le llama la atención que en países donde "hay mala prensa o represión contra las conversiones es donde más aumentan".
Sin embargo, Salech asegura que las conversiones en América Latina han ascendido poco. "Se mantienen las conversiones al Islam, aunque no han aumentado considerablemente. Nosotros más que conversión nos gusta hablar de islamización, aunque en nuestra religión decimos que todos los que adoran a Dios son musulmanes", señaló.
orge Greve es un argentino que nació en el seno de una familia católica y que se convirtió al Islam junto a su familia.
"Empecé a enviar a mis hijos a un colegio árabe, aquí en Argentina, y me gustaba las enseñanzas morales que les estaban dando".
"Investigué qué diferencia había entre mi religión de ese entonces, el catolicismo, y el Islam, y encontré que prácticamente comparten el fundamento básico: sólo hay un Dios".

No hay comentarios: