18 jun. 2008

Beber café durante mucho tiempo no supone mayor riesgo de muerte

La ingesta de café a largo plazo no parece aumentar el riesgo de muerte temprana y reduciría las posibilidades de una persona de morir de enfermedad cardíaca, reveló un estudio.
Investigaciones previas habían arrojado un panorama contradictorio sobre los efectos del café en la salud. Algunos señalaban beneficios y otros desventajas con el consumo de la infusión.
El nuevo estudio observó a personas que consumieron café con y sin cafeína.
os investigadores dirigidos por Esther López-García, de la Universidad Autónoma de Madrid en España, realizaron un seguimiento a 84.214 mujeres estadounidenses entre 1980 y el 2004 y a 41.736 hombres entre 1986 y el 2004, todos profesionales de la salud.
Los expertos hallaron que el consumo regular de café (hasta seis tazas por día) no estaba vinculado con un aumento de la mortalidad entre los participantes de mediana edad del estudio.
De hecho, los consumidores de café, particularmente las mujeres, experimentaron una leve disminución en las tasas de muerte por enfermedad cardíaca.
La investigación no reveló la existencia de ningún vínculo entre la ingesta de café y las muertes por cáncer.

Nuestro estudio indica que el consumo de café no tiene un efecto perjudicial", dijo en una entrevista telefónica López-García, cuya investigación fue publicada en la revista Annals of Internal Medicine. "Parecería que el consumo de café a largo plazo tendría ciertos efectos beneficiosos", agregó.
Existen grandes debates entre los científicos sobre los efectos en la salud del café, que suele contener el estimulante cafeína y otros compuestos importantes.
Las personas que formaron parte en el estudio completaron cuestionarios sobre la frecuencia de consumo de café, otros hábitos alimentarios, tabaquismo y condiciones médicas.
Los investigadores luego estudiaron el riesgo de muerte en el período analizado entre las personas con diferentes hábitos respecto del café.
El trabajo reveló que las mujeres que informaron tomar dos o tres tazas diarias de café cafeinado tenían un 25 por ciento menos de riesgo de muerte por enfermedad cardíaca que las mujeres que no consumían la infusión.
Los investigadores observaron una menor reducción del riesgo entre los varones, que no fue estadísticamente significativa.
Beber café descafeinado se relacionó con una leve disminución en el riesgo de muerte general, indicó el equipo.
Los participantes no tenían antecedentes de enfermedad cardiovascular o cáncer al entrar en el estudio.

No hay comentarios: