16 jun. 2008

No es planeta enano, es plutoide

Tras dos años de discusiones y desacuerdos, Plutón, que de planeta pasó a ser planeta enano, ahora será un plutoide.
Así es como la Unión Astronómica Internacional (UAI) ha decidido clasificar a los cuerpos celestes transneptunianos similares al que antes era el noveno planeta del sistema solar.
Según la UAI todos los objetos celestes pequeños, casi esféricos, que orbiten alrededor del sol más allá de Neptuno serán llamados plutoides.
Como se recordará, en 2006 la UAI decidió despojar a Plutón de su categoría de planeta, y se le llamó planeta enano.
La UAI es el organismo encargado de aprobar y regular todas los nuevos nombres y clasificaciones astronómicas.
Pero la decisión causó furor internacional.
La UAI afirmó entonces que era una clasificación necesaria porque gracias a la nueva tecnología telescópica se habían comenzado a descubrir objetos muy lejanos similares o mayores que Plutón.
Sin una nueva clasificación, dijo la organización, con esos nuevos descubrimientos muy pronto los libros de texto estarían hablando de 50 o más "planetas" en el sistema solar.
Así, la organización tomó la decisión histórica de reclasificar al sistema solar y sus ocho grandes mundos: Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno.

Plutón, junto a Ceres, el asteroide más grande, y Eris, un cuerpo un poco más grande que Plutón que orbita en una región conocida como el cinturón de Kuiper, pasaron a ser planetas enanos.
Pero ahora, el Comité de Nomenclaturas de Cuerpos Pequeños de la UAI ha decidido que los planetas enanos que estén en órbita después de Neptuno serán colocados en una nueva subcategoría: plutoides.
Así que Plutón y Eris son plutoides, y Ceres seguirá siendo planeta enano.
(Éste último no es plutoide porque está localizado entre Marte y Júpiter y se cree que es el único cuerpo celeste de este tipo).
Tal como explica la UAI para que puedan ser definidos como plutoides, los cuerpos del sistema solar deben tener: suficiente masa para poder sostenerse con su propia gravedad y que el volumen del cuerpo tenga una forma casi esférica.
También deberá tener una mínima cantidad de luz.
Se espera que a medida que la ciencia progrese y haya nuevos descubrimientos en el sistema solar, la lista de plutoides aumente.
Pero también, dicen los críticos, seguirá aumentando la confusión para nombrar a nuestro nuevo sistema solar.

No hay comentarios: