30 abr. 2009

(A/H1N1 ) En busca del origen del virus

La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) enviará a México un equipo de científicos a investigar informes de que el virus A/H1N1 pudo haberse originado en un centro de producción de cerdos de ese país, el más afectado por el brote de gripe porcina.
En México, donde la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha confirmado 26 fallecimientos por gripe porcina, afirma que es muy pronto para saber con precisión dónde se originó el virus.
Pero tal como dijo un funcionario de la FAO, el organismo recibió informes no confirmados de que algunas personas habían enfermado el mes pasado cerca de algunas "granjas" de producción intensiva de cerdos, por lo cual la FAO decidió investigar la situación.
Previamente la OMS informó que ya no es posible frenar el brote de gripe porcina, que ha causado 73 casos confirmados en varios países del mundo.
Por lo cual el organismo decidió elevar el nivel de alerta ante una posible pandemia de la enfermedad
Hasta ahora, sin embargo, lo que más preocupa a los expertos es la falta de conocimiento concreto sobre esta nueva variante del virus H1N1 que se está propagando de humano a humano.
Lo que se sabe con certeza es que la nueva variante surgió de la misma cepa que causa la gripe estacional en humanos, pero también contiene material genético de los virus de gripe porcina y aviar.
Tal como informó la FAO, un equipo de científicos viajará este martes desde la sede la organización en Roma a México para investigar rumores de que el virus pudo haberse originado en una granja de producción de cerdos.

"No tenemos indicios de que haya habido casos de la enfermedad en humanos que tuvieron contacto directo con cerdos", le dijo a la BBC Joseph Domenech, jefe veterinario de la FAO.
"Pero es imposible saberlo con seguridad. Así que no puede descartarse totalmente la probabilidad de que ester virus pudo originarse en estos animales", agregó.
La OMS mientras tanto decidió elevar a cinco su nivel de alerta de posible pandemia, lo cual significa que el virus "está mostrando una capacidad sostenida de propagarse de humano a humano y es capaz de casuar brotes a nivel comunitario".
Tal como explica Joseph Domenech "este virus es muy complejo por eso desde el principio hemos estado buscando información tanto del sector industrial animal como del sector de salud humana".
"Pero hasta ahora nadie sabe con certeza dónde se originó este patógeno".
Según el experto, hasta ahora no había sido evidente que hubiera podido haber una asociación entre una granja de cerdos y la enfermedad en humanos, porque ninguno de los casos confirmados dijo haber tenido contacto directo con estos animales.
Pero tras informes que han surgido en los medios de comunicación locales en México, la FAO decidió enviar a un equipo a investigar.
No es inusual que un virus de influenza "cruce" la barrera de las especies. De hecho, es normal que una persona que está en contacto frecuente con animales, en este caso puercos, se contagie con el virus y viceversa.
Tampoco es inusual que ciertos tipos de virus de gripe porcina contengan genes del virus de gripe aviar. Pero la evolución de estos virus combinados hasta ahora había sido limitada.
Lo que ahora preocupa a los expertos es que la nueva variante, llamada A/H1N1 (que nunca se había visto ni en animales ni en humanos) está propagándose de un humano a otro.
Y esto demuestra que el patógeno tiene la capacidad de mutar rápidamente. Por eso es urgente saber con certeza cómo y cuándo evolucionó el virus hasta adquirir su estado actual.
Según la profesora Ellen Silbergeld de la Escuela de Salud Pública John Hopkins en Estados Unidos, estas granjas de producción intensiva deben ser una prioridad en la investigación del origen de este nuevo virus.
"Sabemos con certeza que los puercos que se mantienen confinados en estas granjas ya han sido vinculados en el pasado a infecciones entre los productores y sus familias", dijo la experta.
"Pero la razón principal por la que deben investigarse es porque los estudios demuestran que en el proceso de reproducir grandes cantidades de animales -que pueden ser entre 3 y 6.000 puercos en un solo edificio y hasta 75.000 pollos- se crean condiciones para una mezcla muy variada de patógenos."
"Y en estos sitios se dan grandes oportunidades para la rápida evolución de cepas de virus, con el potencial de que se mezclen virus de animales y humanos y la evolución de virus que son particularmente problemáticos por su virulencia o por su capacidad de propagarse de animal a humano y luego de humano a humano", señala la investigadora.
La investigación que lleve a cabo la FAO podría tardar varios días pero si los científicos encuentran evidencia de que ha habido casos de personas que han tenido contacto directo con cerdos, al fin se habrá encontrado el origen de un virus que hasta ahora tiene desconcertados a los expertos.

No hay comentarios: