6 ene. 2008

¿Adiós para siempre a la gripe?

Un equipo de científicos probó en seres humanos una vacuna para protegernos de por vida contra todas las variantes de la gripe y obtuvo resultados promisorios.
La vacuna, fabricada por Acambis, podría brindar protección contra todas las variantes de influenza A, causante de pandemias.
Actualmente, las inyecciones contra la gripe que se recetan en invierno deben modificarse regularmente dado que el virus cambia constantemente.
La nueva vacuna supera este inconveniente y por lo tanto puede acumularse y estar disponible antes de un posible brote de gripe aviar.
Cada año la gripe mata alrededor de 4.000 personas durante el invierno en el Reino Unido y globalmente, entre 500.000 y un millón de personas pierden la vida a raíz de la influenza.
Pero una pandemia de la forma humana de la gripe aviar, que según los expertos es inevitable, podría llegar a matar a unas 50 millones de personas en todo el mundo.
Las pruebas de la vacuna en Estados Unidos muestran que es segura e inmuniza al cuerpo contra la gripe rápidamente.
Nueve de cada diez personas que recibieron dos dosis de la vacuna (que lleva el nombre de ACAM-FLU-A) desarrollaron anticuerpos contra el virus de la gripe.
Los científicos de Acambis trabajan ahora para perfeccionar la fórmula antes de probar la vacuna a mayor escala.
"Como vacuna universal, ACAM-FLU-A puede superar los inconvenientes de las vacunas contra la influenza con las que contamos hoy en día", señaló el doctor Michael Watson, de Acambis.
"Puede ser fabricada en cualquier momento del año, y pueden hacerse reservas antes de que ocurra una pandemia o se puede usar normalmente para proteger a la población contra futuras pandemias", añadió Watson.
Actualmente, las vacunas funcionan dando inmunidad mediante dos proteínas llamadas hemoglutinina y neuraminidasa, que se hallan en la superficie de los diferentes virus de la gripe.
Sin embargo, estas proteínas mutan, por lo que los médicos deben hacer nuevas vacunas para mantenerse al día.
La vacuna de Acambis, en cambio, funciona con otra proteína llamada M2, que está en la superficie de todas las variantes del virus de la influenza A y no parece mutar rápidamente.
El profesor Ian Jones, virólogo de la Universidad de Reading, Inglaterra, señaló que la vacuna puede llegar a resolver finalmente el problema de fabricar una nueva todos los años.
Pero añadió que aún faltan años para que esté disponible para el público.
"Se necesitan hacer pruebas con más gente y sobre un rango mayor de virus antes de concluir sobre su potencial para protegernos de una pandemia".

No hay comentarios: