9 ene. 2008

Stephen Hawking llega a Chile y celebra su cumpleaños en Valdivia

En una visita pocas veces vista en nuestro país, ayer arribó el famoso físico británico Stephen Hawking, conocido por su relevante trabajo científico en agujeros negros y por la enfermedad que lo mantiene postrado en una silla de ruedas.
En su segunda visita a Chile en 10 años, luego de aterrizar en la losa del aeropuerto de Pudahuel, el científico inglés hizo inmediato trasbordo en un avión de la Armada que lo trasladó hasta Valdivia, donde participará de la denominada Claudio's Fest, actividad que se realizará junto a los más famosos físicos del mundo en honor del cumpleaños número 60 de Claudio Bunster, director del Centro de Estudios Científicos (Cecs), con asiento en la capital de la Región de los Ríos y dirigido por el propio Bunster.
Exactamente a las 17.20 horas Hawking aterrizó en el Aeródromo Las Marías, ubicado a pocos kilómetros del centro de la ciudad. Quince minutos después y en medio de una gran expectación periodística, el acercamiento con la prensa fue moderado, ya que, según cercanos al Cecs, "estaba cansado y no quería contacto con nadie". Por este motivo se dirigió de inmediato hacia el hotel Villa del Río, que lo acogerá en su habitación 410 durante su estadía en la ciudad.
Entre las actividades que se efectuarán durante esta semana se cuenta, casualmente, el cumpleaños número 65 del científico, que los cumplió ayer, por lo cual Bunster lo agasajará con una cena en su honor. Hoy, "si sus condiciones físicas lo permiten, ya que el viaje desde Inglaterra a Chile fue muy cansador, saldrá a conocer la ciudad", cuenta un colaborador del Cecs.
Los días jueves y viernes los físicos teóricos del mundo que llegarán hasta Valdivia efectuarán una serie de seminarios de carácter privado, y cuyos resultados culminarán en una publicación científica.
Una vez en el hotel, Claudio Bunster señaló que "fue un viaje de más de 24 horas. El viaje en el avión naval fue bueno pero es muy chico, se movió un poco. Nos vinimos por el Bío Bío, así que vio algo de Chile. Está contento". Agregó que "para los valdivianos es una gran fiesta, un privilegio. Es pasar a ser el centro del mundo".
El único evento público que efectuará Hawking será el sábado a partir de las 16 horas, cuando ante unas 3.500 personas dé una charla magistral llamada "Out of a black hole", en el Coliseo Municipal Arturo Azurmendi Riveros, recinto con capacidad para unas 4.000 personas y donde el equipo de básquetbol de Valdivia juega cada fin de semana. Este recinto cuenta con todas las condiciones para desarrollar una actividad de esta envergadura, ya que allí se han efectuado campeonatos internacionales de básquetbol.
Las inscripciones para asistir a esta charla comenzaron desde que se anunció la visita del físico y los asistentes provienen de todo el país y del extranjero.
El evento ha despertado un gran interés del público chileno, lo que queda demostrado con las cientos de peticiones de entrada que hasta ayer continuaban llegando al Cecs, a pesar de que ya se agotaron.
Hawking padece de una extraña enfermedad llamada Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) por lo cual se traslada en silla de ruedas y casi no tiene movimiento en sus extremidades y casi no mantiene erguida su cabeza. Cuando se la diagnosticaron, a los 21 años, liego de haberse casado por primera vez, le dieron un tiempo de sobrevida de 2 a 3 años como máximo, pero por motivos que se desconocen la sentencia médica se ha prolongado. En 1985 se le practicó una traqueotomía y desde entonces utiliza un sintetizador de voz para comunicarse.
Por este motivo, los organizadores del evento instalaron un elevador especial para que Hawking pueda acceder fácilmente al Departamento de Física y a la oficina de Claudio Bunster, ubicada en el tercer piso del Centro de Estudios Científicos, ubicado en la Costanera de Valdivia, en el ex hotel Schuster y donde el Cecs ya se encuentra instalado desde hace seis años. Además, se preparan rampas especiales para su traslado en el Coliseo Municipal.

No hay comentarios: