5 ene. 2008

Diseñan cometa para impulsar barcos de 10.000 toneladas

Gracias a la iniciativa de la empresa SkySails de Hamburgo, Alemania, los aviones, trenes y automóviles ya no son los únicos medios de transporte que están aplicando tecnologías y recursos para ahorrar combustible y resguardar el ambiente. Por primera vez en 100 años, un barco carguero de gran envergadura cruzará este mes el oceáno Atlántico impulsado con la ayuda del viento: luego de que la nave de 10.000 toneladas deje el puerto de Bremen con destino a Venezuela desplegará un cometa gigante que le ayudará a desplazarse y le permitirá ahorrar 15% de combustible.
En el viaje inaugural, el Beluga SkySail utilizará un cometa de 160 metros cuadrados que se alza sobre el barco ayudado por cables flexibles. Sin embargo, ya se están diseñando modelos de 5.000 metros cuadrados que serán capaces de subir hasta los 300 metros de altura, donde atraparán vientos 50% más fuertes que los de la superficie y así rebajarán hasta en 50% el consumo de combustible.
"Se trata de un intento serio de reducir los costos y las emisiones de contaminantes. El cometa será usado cuando las condiciones sean propicias durante los viajes y estamos convencidos de que revolucionará el transporte de carga. Estamos considerando instalar este dispositivo en todas nuestras naves", indicó Christine Born, vocera de la naviera Beluga -dueña de 52 barcos mercantes- al diario británico The Guardian.
Este tipo de tecnología asoma como una alternativa beneficiosa para una industria responsable de transportar el 95% de la carga global y cuyos costos de combustible se han duplicado en los dos últimos años.
Además, la navegación de carga usa el combustible más contaminante y cada año consume dos mil millones de barriles de petróleo, por lo que genera 800 millones de toneladas de CO2, casi el 4% de las emisiones humanas. Además, los barcos liberan a la atmósfera más dióxido de azufre que todos los autos y camiones del mundo.
La superficie del cometa está fabricada con textiles de alta resistencia y a prueba de agua, la cual transmite la fuerza de propulsión al barco mediante una cuerda sintética diseñada para no romperse bajo condiciones extremas.
De acuerdo con SkySails, los planes contemplan lanzar los cometas de forma comercial durante 2008 y dotar 1.500 barcos en 2015. Oivind Mathisen, editor de la revista estadounidense Cruise Industry News, indicó al diario canadiense Chronicle Herald que en el caso de los cruceros la energía del viento es un "concepto interesante", pero podría resultar poco práctico a menos que los itinerarios sean diseñados considerando las condiciones de viento.
"Además de la propulsión, los cruceros necesitan generar electricidad para varios usos, como aire acondicionado o mantener frías las cervezas, lo que obliga a tener una fuente confiable y constante de energía", indica. Sin embargo, considerando la constante alza del valor del petróleo, Mathisen considera que existirá la "necesidad de innovar y tal vez los cometas sean el primer paso en esa dirección".
BBC Mundo

No hay comentarios: