17 ene. 2008

Gran Bretaña da luz verde a creación de embriones híbridos

Formados por un 99,9% de material humano y sólo un 0,1% animal, los embriones deberán ser destruidos como máximo a los 14 días de creados.

Investigadores británicos podrán crear en el futuro embriones híbridos con genes humanos y animales, luego de que la Autoridad para la Fecundación y Embriología Humanas (HFEA) de Gran Bretaña autorizara hoy la formación de estas quimeras con fines científicos, tras varios meses de evaluación.
Científicos del King's College de Londres y la Universidad de Newcastle saludaron la decisión positiva a sus pedidos.
"Pero es muy importante saber que utilizaremos esto exclusivamente con fines de investigación", subrayó Lyle Armstrong, director del equipo de científicos de Newcastle.
Los híbridos celulares, que los especialistas -según dijeron ellos mismos- quieren crear "lo más rápido posible" en el marco de una serie de experimentos, estarán formados por un 99,9 por ciento de material humano y sólo un 0,1 por ciento animal.
Según las leyes británicas, estos embriones deberán ser destruidos como máximo a los 14 días de creados. En ese momento, su tamaño no superaría al de una cabeza de un alfiler.
Los experimentos pretenden demostrar si estas células quimeras son apropiadas para el tratamiento de enfermedades graves.
Para la creación de estos embriones híbridos se transfieren núcleos de células humanas, como por ejemplo de células de la piel, a óvulos de vacas, a los que previamente se les extrajo el núcleo que contiene el genoma vacuno.
Si los experimentos resultan exitosos, en un siguiente paso se crearán embriones híbridos de seres humanos y otros animales, como conejos y cabras, según los investigadores de Newcastle y Londres.
Entre otros, lo que se busca es reducir la demanda de la donación de óvulos de mujeres, que es complicada y desagradable.
Según expertos, la ventaja de la utilización de vacas es que se tendrá una disponibilidad casi ilimitada de óvulos. Sin embargo, el problema es que sólo se puede intercambiar el núcleo celular, pero no las mitocondrias, que poseen un genoma propio.
Este hecho hace que los embriones creados sean formalmente quimeras y contiene el riesgo de que se produzcan reacciones de rechazo en el caso de ser utilizadas en humanos.
Armstrong justificó el pedido de autorizar la creación de embriones híbridos, entre otros, diciendo que con éstos se podrían desarrollar nuevos métodos para el tratamiento de enfermedades como el mal de Parkinson, Alzheimer o la diabetes.
DPA

No hay comentarios: