14 ene. 2008

Justicia chilena multa a empresa por envío de spam

En lo que ha sido visto como un importante precedente, la Quinta Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago ordenó el pago de 30 UTM a la compañía Consorcio Nacional de Seguros, por distribuir avisos publicitarios no solicitados, sin indicar una forma expedita de pedir el cese de estos envíos. 14.01.2008, 18:33
El año pasado, frente a diversas denuncias sobre "spam" promoviendo créditos de consumo del Consorcio Nacional de Seguros, el Servicio Nacional del Consumidor se comunicó directamente con la empresa, pero esta respondió que contaba con una línea telefónica para recibir las solicitudes de los clientes que no recibir estos mensajes.
No obstante, el Sernac consideró este argumento poco satisfactorio ya que la Ley señala que las compañías deben indicar una forma expedita en que los destinatarios puedan exigir el cese de este tipo de publicidad.
Por esa razón, el Sernac decidió denunciar a la empresa al Primer Juzgado de Policía Local de Las Condes, el que determinó que "toda comunicación promocional o publicitaria enviada por correo electrónico, deberá indicar la materia o asunto sobre el que versa, la identidad del remitente y contener una dirección válida a la que el destinatario pueda solicitar la suspensión de los envíos que quedarán desde entonces prohibidos".
Así, se estableció que Consorcio Nacional de Seguros vulneró la Ley del Consumidor por lo que fue condenada al pago de una multa de 30 UTM (más de $1 millón), sentencia que posteriormente fue confirmada por la Quinta Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago.
El Sernac precisó que este fallo confirma que en esta materia, la Ley del Consumidor establece las reglas del juego y no las empresas, por lo que toda comunicación promocional o publicitaria enviada por correo electrónico, debe indicar la materia o asunto sobre el que trata, la identidad del remitente, y además contener una dirección válida en la que el destinatario pueda solicitar la suspensión de los envíos que quedarán desde entonces prohibidos.
Mouse.cl

No hay comentarios: