15 dic. 2007

Una de esas peliculas de los ochentas ....Apocalipsis now

Apocalypse Now es una película bélica dirigida por Francis Ford Coppola en 1979. El guión se basaba en la novela El corazón de las tinieblas (Heart of Darkness) de Joseph Conrad, aunque trasladando la acción a la invasión estadounidense de Vietnam. Ganó dos Oscar, a la mejor fotografía y al mejor sonido, y obtuvo seis candidaturas, al mejor director, a la mejor película, al mejor actor de reparto (Robert Duvall), al mejor guión adaptado, a la mejor dirección artística y al mejor montaje. También fue merecedora de la Palma de Oro del Festival de Cannes de ese año.
En 2001 Coppola presentó, también en el Festival de Cannes, un nuevo montaje de la película, ampliada hasta las tres horas y media de duración, con el nombre de Apocalypse Now Redux. Si la primera película se convirtió en una película de culto, la versión de 2001 logró no defraudar a la crítica ni a los antiguos admiradores.
El capitán Willard (Martin Sheen) es enviado en Vietnam a un lugar de la jungla donde deberá localizar y matar al Coronel Kurtz (Marlon Brando), un ex boina verde que ha organizado su propio ejército y se deja adorar por los nativos. A medida que se adentra en la jungla en su viaje por el río, Willard se ve afectado fuertemente por los poderes de la naturaleza, por diversos conflictos bélicos, y por las infecciones y enfermedades. Sus compañeros se encuentran bajo el efecto de las drogas o sus propios miedos, y uno a uno van muriendo. Poco a poco Willard se convierte en un hombre similar a aquél que tiene que matar.
A lo largo de la historia tanto los escenarios como la acción se van volviendo cada vez menos realistas, y adquieren una complicada simbología con referencias a la obra de T. S. Eliot y a mitos referidos en La rama dorada, de James George Frazer. Tiene momentos memorables dentro de la historia del cine, como el inicio, en el que la imagen del capitán Willard, tendido sobre la cama y mirando el ventilador de techo, se une a la de los helicópteros sobrevolando la selva y bombardeándola con napalm, mientras la canción de The Doors, "The End", sirve como nexo de unión y da significado a las imágenes. Memorable es también la escena en que los helicópteros del Noveno batallón de la Primera División de Caballería (Aerotransportada) bombardean el poblado vietnamita, todo ello ambientado con la música de Wagner, "La Cabalgata de las Walkirias". Esta escena inmortalizó al helicóptero UH-1 Huey en muchas de las mentes de las personas que vieron la película.
El rodaje de esta película en las Islas Filipinas se convirtió en un verdadero infierno. De hecho cuando Coppola la presentó en Cannes comentó: "«Ésta no es una película sobre la Guerra de Vietnam, esto es Vietnam». Se cuenta como anécdota, que el propio Martin Sheen estuvo a punto de morir de un ataque al corazón durante el rodaje de la misma, así como el hecho de que algunas de las imágenes de helicópteros bombardeando con napalm fueron en realidad los helicópteros prestados por el Ejército filipino para el rodaje, que hubieron de volver rápidamente a bombardear posiciones de la guerrilla.

Un registro en video de una de las mejores y mas violentas escenas de la pelicula, al ataque de la Aerotransportada (El Noveno Batallon de la Primera Division de la Caballeria)



1 comentario:

Joel Grijalva dijo...

Sin lugar a dudas una de las mejores películas de guerra de la historia. Poco después hubo dos películas bastante buenas, Pelotón y Cara de Guerra, pero creo que ninguna tiene el alcance de Apocalipsis ahora. Salduos.