2 nov. 2007

Sigmund Freud

Anoche mientras tomaba una rica taza de café me vino a la mente la imagen de Freud ...y como todos ya saben, soy curioso de naturaleza , asi que me puse en campaña y quiero compartir algunos datos de su vida ...
La humanidad progresa. Hoy solamente queman mis libros; siglos atrás me hubieran quemado a mi.


Sigmund Salomon Freud, el fundador del sicoanálisis, nació el 6 de mayo de 1856 en Freiberg, (Imperio Austro-Húngaro), en lo que hoy es la República Checa. Su padre era comerciante, y por razones económicas la familia se trasladó a Viena cuando Freud tenía cuatro años.
Realizó sus estudios secundarios con excelentes calificaciones. Tras escuchar en una conferencia un ensayo titulado "Sobre la Naturaleza", atribuido a Goethe, decidió estudiar medicina. Ingresó en la Universidad de Viena en 1873. Durante el tercer curso inició varias investigaciones sobre el sistema nervioso de los invertebrados. Obtuvo su licenciatura en 1881, tras realizar el servicio militar obligatorio. Permaneció en la universidad, trabajando como voluntario en el laboratorio de fisiología, hasta que la situación económica de su familia lo llevó a dejar el laboratorio y empezar a trabajar como médico en el Hospital General de Viena.
Durante los tres años de su trabajo en el hospital se dedicó a la psiquiatría, la dermatología y los desórdenes nerviosos. En 1885 fue nombrado profesor adjunto de Neuropatología en la Universidad de Viena. A finales de ese año se le otorgó una beca del gobierno para estudiar en París con el neurólogo Jean Charcot, que trabajaba en el tratamiento de enfermedades mentales por medio de la hipnosis. Las investigaciones de Freud sobre la histeria, que empezaba a distinguirse como una enfermedad diagnosticable y tratable, lo dirigieron hacia el estudio de la psicopatología.
En el año 1886 Freud contrajo matrimonio con Martha Bernaysse, y se estableció en Viena como médico privado, especializado en trastornos nerviosos. Publicó un trabajo, titulado "Sobre la Afasia", un desórden en el que la persona tiene dificultades para recordar o pronunciar nombres de objetos de uso común.
En 1896 empieza a investigar el campo que él mismo denominó "psicoanálisis", y que había iniciado con su libro Estudios sobre la Histeria, en colaboración con el médico vienés Josef Breuer, en el que considera la histeria como el resultado de energía emocional no descargada asociada con traumas olvidados. Sugería un tratamiento en base a la hipnosis, aunque poco después abandonó esta técnica por la de asociación libre. Descubrió así mecanismos mentales de represión y una defensa contra el acceso de vivencias reprimidas, para evitar la ansiedad que producen.
Más adelante, por medio del análisis de los sueños, desarrolló sus teorías sobre sexualidad infantil y el complejo de Edipo. Publicó en 1900 su conocido libro "La Interpretación de los Sueños". Además trabajó sobre la teoría de la transferencia.
Sus libros "Psicopatología de la Vida Cotidiana" y "Tres Ensayos para una Teoría Sexual" aumentaron el antagonismo de sus colegas. Sin embargo, hacia 1906 contaba con un pequeño número de alumnos y seguidores, que fue en aumento hasta que, en 1910, Freud creó la "Asociación Psicoanalítica Internacional".
Tras el inicio de la Primera Guerra Mundial, Freud abandonó la observación clínica casi por completo, y se dedicó a investigar la aplicación de sus teorías en fenómenos sociales como la mitología, la religión, el arte, el orden social y la guerra. En este tiempo publicó "Totem y Tabú", "Más Allá del Principio del Placer" y "Psicología de Masas".
En 1923 le fue diagnosticado un cáncer en la mandíbula; el tratamiento era largo y doloroso, además de requerir varias intervenciones quirúrgicas. Durante los años siguientes continuó desarrollando sus teorías, y publicó "El Malestar en la Cultura", "El Porvenir de una Ilusión" e "Introducción al Psicoanálisis", entre otras obras.
En 1938 los nazis ocuparon Austria, y Freud se encontró en grave peligro, pues era judío. Se trasladó entonces con su familia a Londres. En septiembre de 1939 el dolor del cáncer se volvió insoportable, por lo que Freud llamó a su médico de cabecera, quien también era su amigo y le había prometido ayudarle a morir cuando no pudiera soportar el sufrimiento de su enfermedad. Se le inyectó una gran cantidad de morfina, y Freud falleció a la medianoche del 23 de septiembre de 1939. Sus restos fueron cremados y guardados en una urna griega.

No hay comentarios: