18 dic. 2007

El rey saudita libera de azotes a una joven que fue violada y condenada según la ley islámica

El rey de Arabia Saudita indultó a la joven que fue violada por siete hombres y luego condenada por un juez a 200 latigazos, según la ley islámica, informaron hoy medios sauditas.
El monarca indultó por completo a la joven de 19 años, procedente de Katif, en el este del país. La víctima había apelado al rey para que se le eximiese de la condena.
La sentencia del tribunal de Katif causó indignación internacional. La joven fue condenada a 200 latigazos y seis meses de prisión porque se encontraba en compañía de un hombre (que no era ni pariente suyo ni estaba casada con él) cuando fue secuestrada por los violadores, un hecho punible en el reino islámico.
Entre los que protestaron contra la sentencia que castigaba a la víctima de la violación figura el Presidente de Estados Unidos, George W. Bush, quien hace casi dos semanas dijo que él reaccionaría con toda seguridad de forma "emocional" si su hija se hubiese encontrado en una situación similar.
La casa real saudita -añadió- "conoce nuestra posición sobre el tema".
El portavoz de la Sociedad de Derechos Humanos saudita, Mufleh al Kahtani, dijo al ser consultado que el monarca tomó su decisión de forma totalmente independiente y "no hubo influencia externa".
En declaraciones que hoy publica el diario saudita "Al Jazeera", el ministro de Justicia del país, Mohammed al Sheij, puntualizó que el rey no dudó de la condena a la joven, pero que actuó en "interés del pueblo". El rey -continuó- intenta siempre aplacar el sufrimiento de los condenados cuando estima que éstos pueden sufrir daños psicológicos.
La "chica de Katif", como es conocida la joven en Arabia Saudita, explicó que el hombre con el que estaba cuando los secuestradores se la llevaron de la granja asilada donde se encontraba era su ex novio.
Este último la había amenazado con mostrar a sus padres una foto de ambos, lo que haría público la relación que hasta ahora se había mantenido en secreto y que igualmente ya había acabado.
Ella accedió a encontrarse con el chantajista para que le devolviera la foto.
Hace un año, una mujer y su acompañante, del que también abusaron los secuestradores, fue condenada a 90 latigazos. Cuando los condenados apelaron la sentencia, el tribunal endureció la condena. Los violadores fueron condenados a penas de entre dos y siete años de cárcel.

No hay comentarios: