18 dic. 2007

A la mesa del rey Arturo

Hombres y mujeres de la Edad Media gozaban de un estilo de vida más saludable que sus descendientes actuales, aseguran médicos británicos.
Una dieta baja en grasas y rica en vegetales, acompañada de cerveza, era mucho mejor para el corazón que los alimentos procesados ricos en carbohidratos que comemos hoy en día.
Además, según el doctor Roger Henderson, aunque consumían más calorías diarias (unas 3,500), también las quemaban más rápidamente ya que trabajaban unas 12 horas diarias.
Después de examinar documentos de aquella época, Roger Henderson sugiere que las comidas medievales quizás incluso fueran mejores que la tan loada "dieta mediterránea" de la que gozaban los romanos.
En Roma, pese a que la dieta incluía pescado, fruta, trigo y aceite de oliva a menudo los ricos cenaban en exceso y los pobres no tenían suficientes alimentos.
Sin embargo, Henderson también acepta que la vida de los campesinos era muy dura en la época medieval.
El labriego promedio del medioevo en Inglaterra comía casi dos panes cada día, y unos 250 gramos de carne o de pescado.
Esto iba acompañado de una gran cantidad de verduras, como las habas, y vegetales, como los nabos, todo regado con tres pintas de cerveza inglesa, lo que es mas o menos 1.7 litros (0.568261 litros es una pinta).
Lo importante es que en la dieta de la Edad Media había pocos azúcares refinados, mientras que la dieta actual está repleta de galletas, tortas y dulces.
"Si pones todo esos alimentos junto con una cantidad de trabajo increíble, te das cuenta de que el hombre medieval tenía mucho menos riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y diabetes del que tenemos hoy en día", asegura el Dr. Henderson.
Henderson, no obstante, aclara: "En aquellos días si llegabas a los 30 años de edad te podías dar por satisfecho y si pasabas de los 40 eras un privilegiado".
BBC Mundo - Ciencia

No hay comentarios: