19 sept. 2007

Nuevo plan para salvar a Galileo

La Comisión Europea presentó un nuevo plan para salvar al ambicioso sistema de navegación por satélite Galileo, hasta ahora estancado por falta de recursos.

El plan establece que el proyecto de US$4.700 millones debe ser 100% financiado por la Unión Europea.
Si se logra establecer un acuerdo financiero este año, Galileo, dice la Comisión, podría estar operando para fines del 2012.
Todavía sin embargo hay muchas dudas sobre este plazo ya que hasta ahora sólo se han ordenado cuatro de los 30 satélites que eventualmente formarán el sistema
Galileo, una iniciativa de la Unión Europea y la Agencia Espacial Europea (ESA) será el mayor proyecto espacial del continente.
"Es un sistema que constará de una "constelación" de 30 satélites en una órbita a 23.000 Km. de altura" dijo Francisco Javier Benedicto, Director del Proyecto Galileo de la ESA.
"Tendrá centros de control situados en Europa y unas 40 estaciones alrededor de todo el mundo" agrega el funcionario.
El objetivo es ofrecer un servicio global de posicionamiento preciso para navegación y tiempo.
"Pero Galileo va a ser un sistema con prestaciones técnicas superiores a las que ofrece hoy en día el Sistema de Posicionamiento Global de Estados Unidos (GPS)", indica Javier Benedicto.
A diferencia del GPS que opera bajo control militar, Galileo estará orientado básicamente para aplicaciones civiles.
Se espera que Galileo sea más preciso que el actual sistema GPS estadounidense.Los sistema de radionavegación por satélite funciona con la emisión constante de señales desde satélites hacia un receptor en tierra.
Esto permite que desde cualquier punto de la Tierra, cualquier individuo determine su posición en un mapa o la ubicación de cualquier objeto estacionario o en movimiento gracias un pequeño dispositivo receptor.
Además de ofrecer información sobre el posicionamiento del usuario, sus usos más frecuentes serán, por ejemplo, la localización de vehículos y rutas, el control de velocidad vehicular, la localización de sospechosos, controles fronterizos, y ayuda para sistemas de búsqueda y rescate.
Muchos se preguntan, sin embargo, si Galileo es realmente necesario.
Pero ya que el GPS es un programa militar, sus señales a menudo son disminuidas o apagadas, y aunque es gratuito, no existen garantías de un servicio continuo y de calidad.
"El por qué necesitamos un GPS en Europa -afirma el funcionario de la ESA- está dictado por motivos tanto técnicos como políticos, socioecnómicos y estratégicos".
"Además de que ofrecerá un servicio garantizado y superior al GPS, va a ser un sistema que responda de forma directa a las necesidades de la región europea", explica Javier Benedicto.
Desde que el GPS fue lanzado en 1970 la tecnología de radionavegación por satélite ha evolucionado radicalmente.
"Dentro de poco vamos a ver teléfonos móviles que incluirán este tipo de funcionalidad y es evidente que en todos los vehículos de uso privado y público existirá este tipo de funciones", dice Javier Benedicto.
"Por eso creemos que su disponibilidad será un aspecto fundamental en el desarrollo económico y social de la UE y no podemos dejar este aspecto en manos de un gobierno que no sea de la Unión Europea", agrega.
Hasta ahora los estados miembros de UE han mostrado reservas sobre el costo de este ambicioso proyecto.
La actual crisis financiera se desató por la falta de acuerdos entre un consorcio privado de compañías aeroespaciales y de telecomunicaciones que iban a construir la infraestructura y dirigir los servicios de Galileo.
Se espera que la decisión de la Unión Europea sobre el futuro del sistema Galileo sea presentada en los próximos meses.
BBC Mundo

No hay comentarios: