13 feb. 2008

Casi un millón y medio de niños menores de 5 años en riesgo vital por desnutrición en Africa

Mientras la atención del mundo está centrada en las crisis más destacadas de Africa, como las de Darfur y Kenia, la desnutrición amenaza la vida de cientos de miles de niños en "emergencia silenciosa" en el resto del continente, según Naciones Unidas.La falta de provisión alimenticia segura y la precariedad de las instalaciones médicas harán que 1,4 millones de niños menores de 5 años estén desnutridos este año sólo en la región africana de Sahel, resaltó el miércoles el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).Los conflictos que se han expandido en países como la República Democrática del Congo o la República de Africa Central están exacerbando la situación. La violencia es tan endémica que se suele pasar por alto en el mundo exterior."Desafortunadamente, tenemos una serie de países que están olvidados en términos de emergencias", señaló Esther Guluma, directora regional de UNICEF para Africa central y occidental."Para mí, lo más conmovedor es la emergencia en la República de Africa Central, que lleva años, donde hay cientos de miles de personas desplazadas y viviendo en la selva", dijo la funcionaria a Reuters, en Dakar.
Al respecto, Guluma añadió que "las aldeas están quemadas, las mujeres son violadas y no hablamos de la emergencia allí".La República de Africa Central, que sufrió una serie de golpes de estado, motines y tensión social en la última década, está enfrentando una crisis humanitaria en sus regiones del noroeste y noreste.Allí, los asaltos por parte de grupos armados y los contraataques de los soldados del Gobierno llevaron a que 300.000 personas abandonaran sus hogares desde el 2006.Naciones Unidas delineó planes de contingencia para la llegada de hasta 50.000 refugiados adicionales a la ex colonia francesa mediterránea desde los vecinos Sudán y Chad, países cuyos conflictos recibieron mucha más atención internacional.UNICEF dijo que necesita US$ 237 millones para lidiar con las emergencias en el centro y el oeste de Africa, las cuales se exacerbaron en Chad luego de un ataque en la capital, Yamena, a comienzos de febrero. La nueva situación generó el desplazamiento de decenas de miles de personas más.Además de las necesidades humanitarias inmediatas, el dinero solicitado por UNICEF se destinaría a proyectos para la asistencia en desastres naturales, como las inundaciones que devastaron algunas zonas del continente el año pasado y que destruyeron los cultivos y las aldeas.En el 2007, UNICEF recibió sólo un 52% de los fondos de emergencia que pidió a los donantes.
Reuters

1 comentario:

milagro dijo...

mi nombre es graces esto que esta pasando en este pais es una pena muy grande por que si los politicos quisieran ellos ayudaran, pero a ellos lounico que les importa son sus bienes que dios vendiga a todos las personas que estan alludando a estos niños de africa y les pido q oren para que no siga ocuriendo en el nombre de CRISTO JESUS...