12 feb. 2008

Rally Dakar con nuevos paisajes

El famoso Rally Dakar cambiará radicalmente de paisajes en 2009, cuando deje las dunas del Sahara en Africa, por las cumbres andinas, la Patagonia y el desierto chileno en altura.
Por primera vez la prueba se realizará en suramérica y Argentina y Chile compartirán en 2009 la sede de la mítica prueba de aventura, luego de que la edición de este año, Lisboa-Dakar fue cancelada por las amenazas de atentados de grupos radicales en Mauritania.
La trigésima edición del rally se realizará entre el 3 y el 18 de enero de 2009, a través de un recorrido cercano a los 9.000 kilómetros.
De las arenas africanas que cruzaba desde 1979 pasará ahora a la escarpada cordillera de los Andes, al desierto chileno y a las llanuras patagónicas.
Los competidores recorrerán durante diez días rutas en Argentina y cinco en Chile, según explicaron este martes los organizadores, al hacer la presentación mundial en Buenos Aires.
Después de reunirse este martes en la casa de gobierno argentina con la presidenta Cristina Fernández, el director del Rally Dakar, Etienne Lavigne, dijo que "el Dakar 2009 se iniciará en Buenos Aires, para realizar una aventura de casi 9.000 kilómetros entre Argentina y Chile, con 6.000 kilómetros de pruebas especiales".
Los competidores partirán de Buenos Aires y se internarán en la inmensa llanura pampeana, en dirección a la Patagonia argentina.
El rally transitará las provincias de La Pampa, Río Negro, Chubut, Neuquén y Mendoza.
De allí la ruta pasará a Chile a través de la cordillera de los Andes. Los participantes tendrán la jornada de descanso en la ciudad balneario de Valparaíso.
La segunda fase del rally recorrerá el desierto de Atacama, entre los Andes chilenos, en alturas superiores a los 3.000 metros sobre el nivel del mar y de mínima humedad relativa.
Y luego la prueba regresará a Argentina por el noroeste, después de 15 días de carrera, hasta Buenos Aires el 18 de enero.

En el rally participarán 880 vehículos, entre automóviles, motos y camiones. Lavigne explicó que la prioridad en la prueba de 2009 -que hasta conserva su nombre- la tendrán los pilotos y equipos que estaban inscritos para este año.
El secretario de turismo argentino, Enrique Meyer, explicó por su parte que el gobierno desplegará para el rally un gran apoyo logístico.
Sin embargo, aclaró que no se realizarán obras de infraestructura porque los organizadores dijeron que "les gustaban los paisajes y las rutas en el estado en que están".
La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, agradeció a los organizadores la idea de realizar el evento en suramérica y destacó que "es un muy buen motivo para sentirnos orgullosos. Quiere decir que debemos estar haciendo las cosas un poco mejor para que nos elijan."
A pesar del recelo de algunos expertos que consideran el traslado del rally como una decisión arriesgada, los organizadores se mostraron muy optimistas.
Durante el anuncio formal de este martes, Patrice Clerc, director de la empresa Amaury Sports que organiza la prueba, destacó varias veces que a pesar del cambio de lugar el rally no perderá su espíritu original.
"Hoy el Dakar cambia de continente y, cruzando el océano Atlántico, va a tomar nuevos caminos. Pero no perderá sus características. El espíritu, el alma del Dakar, su valores afincados en la solidaridad y la aventura, van a salir fortalecidos", puntualizó Clerc.

No hay comentarios: