13 feb. 2008

Mexicali no deja de temblar

En Mexicali, Baja California, ciudad ubicada en la frontera norte de México, la gente está acostumbrada a los temblores, pero no tan fuertes ni tan continuos como los de los últimos seis días.
El viernes por la noche, los habitantes de este municipio de más de 700.000 habitantes sintieron el primer temblor de una serie de más de 350 que se han sucedido desde entonces.
Desde el lunes, se suspendieron las clases para 250.000 alumnos en escuelas públicas y privadas y se cerraron algunas oficinas del gobierno estatal y federal.
"Lo vivimos con mucha resignación", comenta a BBC Mundo Armando Olea, consultor de bienes raíces. "Ésta es una frontera (con Estados Unidos) atípica. La gente está resignada al clima, que es el más caluroso del país, y a los temblores".
Fernando Vizcarra, académico de la Universidad Autónoma de Baja California, estaba el viernes por la noche reunido con algunos amigos, cuando sintieron el primer temblor de 5,4 grados en la escala de Richter.
"Estuvimos un grupo de amigos de fin de semana en un restaurante y comenzó a temblar y al principio hubo una sacudida fuerte, pero no hubo mucho escándalo", cuenta Vizcarra.
"Ésta es una zona sísmica y sabemos que los temblores son recurrentes, pero no recuerdo que haya temblado tantas veces en un período tan corto".

Armando Olea y Fernando Vizcarra cuentan que la vida diaria continúa sin cambios.
No hay compras de pánico ni situaciones de alarma entre la población, coinciden ambos en una entrevista.
"Ayer, yo fui al supermercado y le pregunté a la cajera si habían cerrado, y no, el negocio continuó abierto. La ironía es que no se han ido ni la luz ni el teléfono", dice Olea.
"Tomamos precauciones; dormimos con las puertas abiertas y los zapatos cerca, pero no más".
Fernando Vizcarra asegura que todas las personas que viven en Mexicali están muy conscientes de los temblores, pues desde niños les dieron entrenamiento en las escuelas.
Sin embargo, él trabaja desde su casa, pues la Universidad está cerrada. "Sólo voy a la oficina por cosas que necesito. Hoy por la mañana fui a hacer el pago del predial (impuesto a inmuebles) y el ayuntamiento estaba trabajando con normalidad".
Los temblores son producto de una falla que no era conocida. No estaba registrada ni en los mapas y ni siquiera tiene un nombre.
Así lo dijo , Alfredo Escobedo Ortiz, director de Protección Civil del estado de Baja California.
"La actividad sísmica en Mexicali es normal porque hay varias fallas geológicas que atraviesan la ciudad y la gente está acostumbrada. Sin embargo, los epicentros están registrados en una falla que no estaba registrada, que viene del norte de la frontera", expresó.
Hasta este miércoles 13 de febrero, se habían registrado más de 350 movimientos telúricos.
"Nosotros estamos ahorita valorando lo que ha ocurrido en los últimos cuatro días y considerando seriamente que a partir de mañana se reanuden las clases en las escuelas".
La Secretaría de Educación Pública del estado está evaluando qué escuelas son susceptibles de regresar a clases y en cuáles habrá que hacer reparaciones, las que pueden llevar hasta semanas.
Con los temblores de los últimos días resultaron afectadas poco más de 50 escuelas, de las cuales 25 reportan daños severos en algunas aulas.
El martes, el gobernador del estado autorizó un presupuesto de casi US$600.000 para realizar las reparaciones, informó Escobedo Ortiz.

No hay comentarios: