27 nov. 2007

Intentan demandar a Microsoft después de 20 años

Hace veinte años, el mundo de las tecnologías de la información era bastante distinto al actual. En esa oportunidad, la pequeña compañía de nombre Go Computer intentó lanzar una nueva solución basada en el reconocimiento caligráfico, que permitiría, entre otras cosas, controlar la computadora mediante un bolígrafo especial. Sin embargo, Go Computer nunca tendría éxito con su producto. El fundador de la compañía, Jerry Kaplan, atribuye el fracaso a Microsoft, compañía a la que ha demandado por prácticas monopolistas. Después de veinte años, un tribunal federal estadounidense ha puesto punto final a la causa indicando que ésta está prescrita.
El fundador de Go Computer indica que Microsoft recurrió a prácticas ilegales, que implicaron, entre otras cosas, inducir a a Intel a desistir de toda forma de cooperación con Go Computer, la apropiación de secretos industriales, y el lanzamiento de un producto competidor de PenPoint, denominado PenWindows.Jerry Kaplan optó, sin embargo, por esperar con la presentación de su demanda hasta que Microsoft hubiera sido sentenciada por prácticas monopolistas en el muy comentado caso contra el Ministerio de Justicia estadounidense (ver artículos relacionados). Kaplan demandó por primera vez a Microsoft en 2005, once años después de la quiebra de Go Computer, explicando que sólo entonces se conocieron públicamente algunos actos monopolistas de Microsoft que sustentarían sus planteamientos.Microsoft ganó la primera ronda judicial, que fue apelada por Go Computer. En esta oportunidad, un tribunal de apelaciones estadounidense ha determinado que la causa está prescrita. En 1991 y 1992, Kaplan se reunió con las autoridades estadounidenses de la libre competencia, y podría en esa oportunidad haber presentado un requerimiento judicial contra Microsoft, oportunidad que dejó pasar. A juicio del tribunal que desestimó el requerimiento sería demasiado complicado poder presentar evidencia en una causa que data desde hace tantos años.

No hay comentarios: