2 feb. 2008

Un montón de dinero

El dinero no da la felicidad es verdad , pero que ayuda a acercarse a ella, ayuda. Uno puede estar enfermo, o igual padece de mal de amores, pero si encima no tiene dinero, las cosas se ponen muy feas. Quíerase, o no, aquí y ahora es así. Pero una cosa es tener dinero, más o menos, para ir tirando o disfrutar de algún que otro capricho y otra muy distinta es subir unos cuantos peldaños en la escalera económica y ver cómo se ponen sobre la mesa, aunque sea de forma imaginaria, 30.000 millones de dólares. Sencillamente, no me lo puedo ni imaginar, es algo monstruoso pero muy real. Reconozco que tengo pasta de "hombre de la bolsa", es un mercado al que ni me acerco, sé que es para otros, no para mí. No por ello me mantengo al margen, porque suelo estar informado a diario de la evolución de los mercados, pero me ofrece tanta desconfianza el mundo de las finanzas que sigo fiel a mi ultraconservadurismo en materia de pesos, vamos que, sin pensarlo, no salgo de los depositos a plazos ni de loco.
Toda esto tiene relación con la noticia más comentada de estos días, Microsoft y su oferta por Yahoo!, con los 30.000.000.000 dólares . Mucho tiempo ha pasado desde que se tomó la fotografía de este posteo…
Hoy, resulta que Microsoft es poco menos que el diablo y que se va a comer a la pobrecita Yahoo! Hace no mucho tiempo la que era el demonio era Yahoo! porque se acababa de comer a Flickr. La verdad, me parece que tanta manía con ver “malos” por todas partes es algo que no suele pasar de la mera cosmética. Que se lo digan a los que van de buenos, como dice el propio lema de Google. ¿Acaso no es ya otro monstruo “peligroso”? La obligación de cada compañía es velar por el valor de sus acciones y tratar al accionista con mimo, si no lo hace terminará hundiéndose. Ni más, ni menos. Steve Ballmer ha comentado que la adquisición de Yahoo!, si es que termina bien, es un paso lógico en la transformación de Microsoft y estoy de acuerdo. Por un lado tenemos una compañía de software de tamaño monumental, Microsoft, que sigue viviendo en el pasado y sabe que el negocio de la venta de licencias tiene sus días contados, queda margen de tiempo, pero a fin de cuentas no es un modelo que vaya a durar mucho. Por otro lado, sabiendo Microsoft que falló completamente cuando se olvidó de Internet cuando la red estaba en plena eclosión, necesita dar el salto que no supo dar en su tiempo y, para ello, no creo que haya nada mejor que adquirir uno de los buques insignia de la red, Yahoo!, que no pasa por buenos momentos precisamente, aunque lleva camino de enmienda, sobre todo ahora que Terry Semel ya no está en el consejo de administración. La jugada es lógica y, seguramente, muy inteligente y productiva. No creo que en Google estén nerviosos, a fin de cuentas van a su aire, pero quién sabe…
Todo es cuestión de dinero, ni más ni menos. No creo probable que Microsoft haga desaparecer la marca Yahoo!, porque en realidad es uno de los principales activos de la compañía, sencillamente integrará a su nueva compra dentro de su dinámica que, ahora sí, atacará Internet queriendo remediar errores estratégicos del pasado. Mientras tanto, y lamentablemente, habrá despidos, eso no creo que lo pueda evitar nadie y, para colmo, no es algo de lo que se esté hablando mucho. El tema central de la mayor parte de las conversaciones no es si Google reaccionará creciendo más, o si es una decisión acertada para los accionistas, nada de eso. Lo que se comenta es que Microsoft es el “malo” de la película, que sus productos son pésimos y que eso hundirá Yahoo! más en la crisis que actualmente soporta. Vista no me gusta, ahora uso Yubutu , pero no por eso tengo que pensar en que toda estrategia de Microsoft es un asco, sobre todo teniendo en cuenta que mantiene una posición dominante en el mercado de software. Puede que haya llegado la hora de una transformación, de un salto para la compañía de Redmond. Por eso, antes de decir ni pío, prefiero esperar y ver, puede que nos sorprendan. Desde luego, no me lanzaré a borrar mi cuenta en Flickr, un servicio genial, sólo porque cambie de dueño. Cuando Yahoo! compró Flickr aparecieron grupos de airados usuarios gritando que iban a borrar sus cuentas porque un monstruo iba a comerse a la inocente empresa nacida en el seno de un grupo de amigos. ¿Qué ha sucedido desde entonces? Nada de nada, salvo que Flickr sigue siendo una maravilla, mejorada y ampliada. Ahora sucede lo mismo, ya hay grupos de usuarios con el dedo en alerta para apretar la orden de borrado de cuenta si Microsoft llega para hacerse nueva dueña de Yahoo! y, por extensión, de Flickr. ¿Por qué narices hacen eso? Todas son megacorporaciones, todas son monstruosas, todas buscan dinero y nada más, no se piense en nada romántico, desde el garaje en el que unos chavales dan comienzo a un imperio, hasta los parques tecnológicos de acero y cristal con frescas praderas alrededor, el objetivo es el mismo. Si Flickr o cualquier otro servicio pierde calidad con el nuevo dueño, entonces será el momento de cambiar de aires, porque alternativas hay a montones, pero sólo porque llega “el malo”, porque sí, no se me ocurriría ni pensar en borrar la cuenta de usuario. Esperar y ver, nada más. Mientras tanto, los 30.000 millones siguen sobre la mesa, veremos qué sucede…

No hay comentarios: