3 dic. 2007

En memoria, nos ganan los primates

No solo son casi humanos, sino que los chimpancés -al parecer- tienen mucho mejor memoria que nosotros.
Eso es lo que reveló un estudio llevado a cabo en Japón que probó la capacidad de memoria a corto plazo de humanos y chimpancés.
Y en las dos pruebas en las que compitieron unos frente a otros, los primates ganaron.
El estudio llevado a cabo por el profesor Tetsuro Matsuzawa, del Instituto de Investigaciones de Primates de la Universidad de Tokio, aparece publicado en la revista Current Biology.
Los resultados han sorprendido a los expertos, como dijo a BBC Ciencia el profesor Carlos Gil Burmann, presidente de la Asociación Primatológica Española.
"Estuve con el profesor Matsuzawa en el Congreso Ibérico de Primatología y allí nos presentó este trabajo, con un video muy interesante".
"Allí pudimos ver a los chimpancés jovencitos que en las pruebas de memoria a corto plazo eran bastante más rápidos que los humanos", afirma el experto.
"Y es claro que estos animales tienen una capacidad sorprendente", agrega.
Otros estudios en el pasado han demostrado una extraordinaria gama en la conducta y talentos de los chimpancés.
Son capaces de utilizar herramientas simples, cazar en grupos y cooperar en la resolución de problemas.
Son criaturas sociales y parecen capaces de empatía, altruismo y aprendizaje con el ejemplo y la experiencia.
Y ahora, el nuevo estudio demuestra que también pueden sobresalir en tareas de memoria a corto plazo.
En una de las pruebas participaron tres chimpancés de 5 años que habían aprendido el orden de los números arábigos del 1 al 9, y 12 voluntarios humanos adultos.
En una computadora se mostró a los participantes los nueve números y cuando tocaban el primer número, los otros ocho se convertían en cuadros blancos.
La prueba consistía en que los voluntarios debían tocar los ocho cuadros blancos en el orden de los números que habían aparecido previamente.
Los resultados mostraron que, aunque los chimpancés no fueron más precisos que los humanos, pudieron llevar a cabo la prueba más rápidamente.
Pero un chimpancé en particular, llamado Ayumu, tuvo un desempeño especialmente sorprendente.
"Hay que señalar que este chimpancé estaba bastante bien entrenado", afirma el profesor Gil Burmann.
"Su madre también había hecho estas pruebas y él estuvo continuamente viendo las tareas que hacía su madre", agrega.
"Pero a pesar de esta ventaja, era realmente sorprendente la rapidez con la que lograba memorizar la serie de números y resolver el orden correcto en la pantalla".
Los investigadores decidieron someter a Ayumu a una segunda prueba con nueve estudiantes universitarios.
En ésta, se mostró brevemente a los participantes cinco números en la pantalla que fueron reemplazados rápidamente por cuadros blancos.
La prueba, otra vez, consistía en tocar los cuadros en el orden correcto.
Cuando los números aparecían durante siete décimas de segundo, tanto Ayumu como los estudiantes lograron una secuencia correcta 80% del tiempo.
Pero cuando los números aparecían durante dos a cuatro décimas de segundo, Ayumu fue el ganador.
El chimpancé logró responder correctamente 80% de la prueba, mientras que los estudiantes sólo 40%.
Según el profesor Matsuzawa los resultados sugieren que la especie humana pierde tempranamente la memoria inmediata, y a cambio adquiere aprendizaje de símbolos, la capacidad del lenguaje.
El investigador lo llama "la teoría del intercambio", cuando se pierde una capacidad, como la memoria corta, para adquirir otra.
Tal como afirma el profesor Gil Burmann "lo más sorprendente es que un chimpancé necesite memoria a corto plazo y la pueda utilizar tan rápido".
"Esto revela que en su vida social, los chimpancés, que muchas veces miran de reojo lo que hacen otros miembros de su grupo, probablemente en ese rápido vistazo están obteniendo mucha información".
"Así pueden saber a todo momento lo que está ocurriendo en el grupo y lo que hacen los demás". "Y ésta probablemente es una característica adaptativa de su especie y de sus relaciones sociales, que también son muy complejas", afirma el experto.

No hay comentarios: