6 dic. 2007

The Police conquista a Chile

Horas antes de tomar el micrófono para arengar a unos 50.000 espectadores con "Message in a bottle" y otros clásicos de The Police, el líder del grupo de música británico, Sting, visitó a la presidenta Michelle Bachelet en La Moneda.
Su encuentro al más alto nivel oficial chileno y el posterior espectáculo del grupo que encabeza, en el Estadio Nacional de Santiago, estuvo precedido por un episodio polémico.
Unas declaraciones calificadas de "sexistas" que había hecho el baterista Stewart Copeland sobre Bachelet le obligaron a escribir una carta de disculpas, que La Moneda hizo pública poco antes del concierto.
Esa misma tarde, Sting participó en una reunión de varios grupos defensores de los derechos humanos, presidida por la mandataria. El cantante fue acompañado por su esposa Trudie.
Conocido mundialmente por su activismo político, Sting manifestó que mantiene intacto su compromiso con la causa de quienes lo impulsaron a escribir "Ellas bailan solas" en 1980: los familiares de los desaparecidos.
En octubre, el baterista del grupo comparó físicamente a Cristina Fernández de Kirchner con Bachelet, en una entrevista del periódico de Santiago El Mercurio.
Copeland dijo que "la futura presidenta de Argentina estaría buena con una cerveza", mientras que la mandataria de Chile "con cuatro".
Aunque el significado exacto de sus palabras no quedó claro, algunos chilenos lo interpretaron como que "se necesitaría estar borracho" para encontrar atractiva a Bachelet y, por lo tanto, como una afrenta a la figura presidencial.
Su comentario fue reprobado con dureza por autoridades gubernamentales, que lo tacharon de "sexista".
Copeland dijo en la carta enviada a la presidencia que sus palabras se "sacaron de contexto", y que jamás pretendió criticar la labor de la mandataria.
Además, le extendió una invitación a "ella y sus invitados" para el concierto, pero Bachelet no asistió al espectáculo ni hizo comentarios sobre la carta.
Sting, Copeland y el guitarrista Andy Summers iniciaron en 2007 su gira de reencuentro tras una separación de 21 años.
El retorno a los escenarios ha supuesto hasta ahora más de 80 conciertos por toda Europa, América del Norte y América Latina.
Sting abrió el concierto en Santiago con un "buenas noches, ¿quieren cantar?" en castellano, que desató la euforia del público.
El grupo recorrió su repertorio hasta más allá de la medianoche.

No hay comentarios: