31 ago. 2007

Las protestas contra la política económica de Bachelet acaban con más de 500 detenidos

La jornada de protestas de ayer en Chile, convocada por organizaciones sindicales descontentas con la política neoliberal de la presidenta socialista Michelle Bachelet, se ha saldado con la detención de 573 personas en el país --453 de ellas en la capital, Santiago--, y unos 50 manifestantes y 22 carabineros heridos, según informa el diario chileno La Tercera.
Mientras el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Arturo Martínez, ha criticado la represión policial y ha considerado un éxito una jornada, las autoridades han señalado que el país operó con "relativa normalidad". Según ha expresado el director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Juan Somavía, las protestan han sido "una llamada de atención de la sociedad chilena de que efectivamente los temas de la desigualdad son reales".
Con el apoyo de las juventudes de Concertación
A la protesta se adhirieron unos 20 gremios, entre ellos los profesores, médicos y trabajadores de la salud, estudiantes y los empleados públicos, además de partidos de izquierda y las juventudes de la oficialista Concertación, coalición en el Gobierno desde la restauración de la democracia en 1990.
Ambas partes --organizaciones sindicales y autoridades-- han omitido precisar el nivel de adhesión que ha tenido la movilización, que hizo salir a las calles a millares de personas que se manifestaron en diversos puntos de Santiago y en algunas ciudades de provincia.
Un senador golpeado
Los actos estuvieron desde las primeras horas de la mañana de ayer --tarde de ayer en España-- acompañados de incidentes, debido a la fuerte acción de la policía, que impidió el propósito de los manifestantes de marchar hacia el centro de Santiago y por La Alameda Bernardo O'Higgins, la principal avenida de la capital chilena. La policía detuvo en pocas horas a un centenar de personas. Los incidentes prosiguieron durante la tarde, con escaramuzas aisladas en el sector más céntrico de Santiago.
Por la mañana, el senador socialista Alejandro Navarro fue golpeado por un carabinero con un elemento contundente en la cabeza, hecho que será investigado por el Gobierno. Los puntos de mayor conflicto se concentraron durante en la plaza Italia y La Alameda, a la altura de Santa Rosa, San Martín y frente a La Moneda.
Bachelet promulga una ley de mejora de salarios
La presidenta Michelle Bachelet ha afirmado, durante la promulgación de una ley que mejora los salarios de un sector de empleados públicos, que "los trabajadores siempre podrán expresar pacíficamente sus demandas y defender sus derechos". "Eso sí, hay un límite y yo quiero que todos lo entiendan muy bien", ha afirmado la mandataria sobre la violencia desatada en alguna de las protestas.
La gobernadora de Santiago, Adriana Delpiano, ha asegurado a los periodistas que la capital chilena, de 6,2 millones de habitantes, "funcionó razonablemente bien, con algunos incidentes menores". Delpiano ha lamentado los actos violentos, que ha atribuido "a la insistencia de los manifestantes en marchar por La Alameda", marcha que fue prohibida previamente

No hay comentarios: