30 ago. 2007

Sevilla rinde homenaje al futbolista Antonio Puerta

Miles de aficionados llenaron el miércoles las calles situadas alrededor del estadio Sánchez Pizjuán para dar su último adiós a Antonio Puerta, el joven jugador del Sevilla que falleció tres días después de desplomarse durante un partido de Liga el pasado fin de semana.
Los restos mortales del jugador de 22 años fueron trasladados al estadio poco después de la medianoche, donde unos 10.000 aficionados se habían congregado durante la tarde.
El ataúd, cubierto por la bandera española y del centenario del Sevilla, fue introducido en el estadio acompañado por aplausos espontáneos y gritos de "Puerta amigo, Sevilla está contigo".
Los aficionados crearon altares improvisados con velas y tributos en las puertas del estadio, mientras se formaban largas colas para rendir su último homenaje al jugador.
Muchos aficionados del Betis estaban entre la multitud que acudió a despedirse del jugador de Triana.
La plantilla del club acudió directamente al estadio desde el aeropuerto tras volver de Atenas, tras aplazarse al próximo lunes el partido de tercera ronda de clasificación de la Liga de Campeones que los andaluces iban a disputar anoche contra el AEK.
Acompañados por el presidente del club, José María del Nido, se quedaron para dar su apoyo a la familia y amigos de Puerta hasta las cinco de la mañana.
El jugador, que iba a ser padre en octubre, será enterrado a las dos de la tarde en el cementerio sevillano de San Fernando, en una ceremonia que la familia ha pedido que sea íntima.
El futbolista murió en el hospital sevillano donde se encontraba ingresado desde que el sábado tuviera un desvanecimiento en un partido de Liga contra el Getafe y posteriormente sufriera varias crisis cardíacas.
Puerta fue producto de la impresionante cantera del Sevilla, subiendo al equipo en la temporada 2004-5, y se convirtió en un habitual como centrocampista versátil que podía jugar también como defensa central o lateral.
CANCELACIONES
El Real Madrid canceló el amistoso de pretemporada contra el Sporting de Lisboa que se iba a celebrar el miércoles, mientras que el Barcelona informó que donará el 10 por ciento de la recaudación de su partido contra el Inter de Milán a la investigación de enfermedades cardiovasculares.
Esta no es la primera vez que un jugador del Sevilla fallece tras desvanecerse en el campo.
El delantero Pedro Berruezo murió con 27 años en 1973 tras sufrir un ataque cardíaco en un partido de segunda división contra el Pontevedra. La mujer de Berruezo estaba embarazada en el momento del trágico suceso y su hijo, Pedro, es en la actualidad futbolista profesional en el Ceuta de segunda división B.



No hay comentarios: