26 ago. 2007

Los incendios en Grecia ya dejan 51 muertos y amenazan Olimpia

Bomberos y aviones de la Unión Europea se unieron el domingo a la lucha contra los incendios forestales que arrasan Grecia, que han provocado la muerte de 51 personas y amenazan áreas cercanas a la antigua Olimpia, donde fueron celebrados los primeros Juegos Olímpicos. Grecia declaró la víspera el estado de emergencia ante las imponentes llamas que han devorado regiones en la península del Peloponeso y otras áreas del país. Los incendios han cubierto a Atenas de cenizas y obligado a miles de personas a huir de sus pueblos. Además han devastado unas 500 casas y miles de hectáreas de bosques y cultivos. Las brigadas que combaten los incendios forestales comenzaron a evacuar el domingo las localidades cercanas a la antigua Olimpia, a medida que los fuertes vientos propagaban las llamas hacia el histórico lugar ubicado cerca de la costa jónica del Peloponeso. "Estamos preocupados no sólo por el lugar arqueológico sino también por todo el área", dijo el alcalde del pueblo, George Aidonis, a Reuters. "Dependemos del turismo para nuestro sostén económico y ahora todo quedó destruido", agregó. Unos 90 bomberos y soldados intentaban evitar que las llamas lleguen al lugar, donde se instaló un buen sistema de protección contra incendios para los Juego del 2004 en Atenas. "No tenemos agua, estamos a la misericordia de Dios", dijo en una conversación telefónica con la televisión griega un residente de una aldea cercana a Olimpia. "Por favor dígale a alguien que estamos apagando el incendio con nuestras propias manos, no tenemos ayuda. La aldea desaparecerá del mapa", agregó. En la antigua Olimpia se encuentran las ruinas del estadio y los templos paganos donde durante siglos y desde el 776 AC se celebraron los Juegos y donde cada dos años se lleva a cabo la ceremonia de la llama olímpica. Las brigadas contra incendios, que operan al límite ante las numerosas llamas, obtuvieron el domingo refuerzos de parte de países de la Unión Europea para combatir las llamas que arden desde el Peloponeso hasta la isla de Evia, cerca de Atenas. Dos hidroaviones franceses y uno italiano lanzaban agua sobre las montañas en llamas en el sur de Atenas, mientras que 60 bomberos chipriotas se unieron a las brigadas griegas. En el transcurso del domingo y del lunes llegaría más ayuda de al menos 11 países que se comprometieron a enviar bomberos, aviones y helicópteros. Las campanas de las iglesias repicaban mientras cientos de residentes huían de las llamas y otros recurrían a mangueras y cubos de agua en infructuosos esfuerzos por salvar sus casas. Por su parte, el Gobierno de España anunció el envío de dos hidroaviones del tipo Canader y transmitió su pesar al pueblo griego por las víctimas.

No hay comentarios: