16 nov. 2007

El voto latino será de 'una importancia crítica' en las elecciones de noviembre de 2008 en EEUU


El voto latino será de 'una importancia crítica' en las elecciones de noviembre de 2008 en EEUU, algo que parece despreciar el Partido Republicano, afirmó hoy en Madrid Gary Nordlinger, uno de los principales consultores políticos del país.'No puedo dejar de sorprenderme del esfuerzo que ponen los republicanos para alejar a los latinos del partido', dijo Nordlinger ante un grupo de periodistas en la embajada de EEUU en Madrid para ofrecer su visión sobre un proceso electoral, que arrancará en enero con los caucus y elecciones primarias del Partido Demócrata.Nordlinger es el presidente de Nordlinger Associates, una empresa de consultoría política que desde 1976 ha diseñado decenas de campañas y estrategias de comunicación para la elección de miembros del Congreso de EEUU, tanto demócratas como republicanos.Conocedor al dedillo de los entresijos del proceso electoral, hizo hincapié en el peso que los votantes de origen hispano tendrán en los comicios, teniendo en cuenta que 16 millones pudieron votar en 2004 y se espera una cifra sustancialmente superior para 2008.Nordlinger destacó que 'los latinos son por lo general mucho más conservadores socialmente que el Partido Demócrata', pero explicó que eso no garantiza que vayan a votar mayoritariamente republicano debido al poco interés que los conservadores han demostrado.'Parece que (los republicanos) ponen un especial esfuerzo en ofender a estos votantes, con mensajes como que 'sólo deberíamos hablar inglés' o que 'los ilegales no deberían tener a sus hijos en nuestros colegios'', manifestó a modo de ejemplo.Recordó, en este sentido, que el presidente George W. Bush logró el 30 por ciento del voto latino cuando fue elegido en 2000 y que trabajó 'muy bien' para revalidarlo y aumentarlo hasta más del 60 por ciento para ser reelegido en las elecciones de 2004.Sin embargo, explicó, todo ese esfuerzo se vino abajo cuando el presidente presentó al Congreso su plan sobre inmigración 'y los republicanos literalmente declararon un revolución, algo que los separó de manera definitiva de los ciudadanos latinos'.Al margen del componente hispano, Nordlinger pronosticó que las elecciones de 2008 'se decidirán por un margen muy estrecho', independientemente de quienes sean los candidatos, y afirmó que 'si nadie comete un error enorme serán los debates televisivos los que decidirán' al próximo inquilino de la Casa Blanca.'Entre 65 y 70 millones de personas ven los debates. Se han convertido en la principal manera de persuadir a los electores a la hora de votar. No hay que olvidar que esos debates le costaron la victoria a Al Gore en 2000', recordó Nordlinger.

No hay comentarios: