14 nov. 2007

Fuerte terremoto en Chile

Al menos dos personas murieron en Chile como consecuencia de un movimiento telúrico de 7,7 grados en la escala de Richter que se registró este miércoles en la zona norte del país.
La directora de la Oficina Nacional de Emergencia, Carmen Fernández, informó que en el lugar más afectado, el pueblo costero de Tocopilla, el sismo alcanzó una intensidad de 8 grados; sin embargo, descartó inmediatamente la posibilidad de un maremoto.
En Tocopilla murieron dos mujeres a causa del desplome de muros. Debido a los derrumbes también han resultado lesionadas más de 100 personas, según confirmó el gobierno.
En esa comuna "se han registrado 115 personas lesionadas de las cuales 19 son varones, 89 mujeres y allí se incluyen 9 menores, además hay dos lesionados en la ciudad de Iquique", afirmó en Santiago el portavoz del gobierno, Ricardo Lagos Weber.
El terremoto tuvo una duración de aproximadamente 50 segundos y el epicentro se produjo en la localidad de Quillagua, ubicada a 35 kilómetros al este de Tocopilla y a 160 kilómetros al noreste de la ciudad de Antofagasta.


Réplicas
Mientras recorría la zona afectada, Luis Moyano, alcalde de Tocopilla, conversó con BBC Mundo.
"Aquí tenemos el 80% de la población afectada por este terremoto y hay más de mil quinientas viviendas totalmente deterioradas. Hay dos mujeres fallecidas en forma oficial y hay una gran cantidad de personas viviendo afuera de sus casas asustadas por las réplicas que se han producido durante todo el día. Los vecinos están muy mal emocionalmente."
"No hay energía eléctrica y el servicio de agua potable está limitado. Estamos recabando más antecedentes sobre personas afectadas ya que por la falta de comunicación telefónica no ha sido posible obtener mayor información".
Moyano explicó que se están instalando albergues en algunos sectores de la ciudad y buscando los mejores mecanismos para enfrentar la crisis.
Pánico en la población
En Antofagasta también hubo cortes del suministro eléctrico, colapsaron las comunicaciones y algunas viviendas resultaron con daños estructurales. En la pista del aeropuerto se produjeron grietas y los vuelos se suspendieron temporalmente.
El epicentro del temblor se ubicó en la zona norte del país.Maritza Rupcich vive en esa ciudad y conversó con la BBC sobre cómo se vivió el terremoto en la zona.
"Fue un momento de pánico, la gente salió corriendo, algunos se cayeron. Al principio hubo ruido y después un movimiento largo. Tuvimos que evacuar el edificio. Ahora ya ha vuelto la normalidad".
Los habitantes de Iquique, al norte de Antofagasta, también sintieron el temblor.
"Se sintió muy fuerte y fue largo. La reacción inmediata de las personas fue de pánico y fueron a buscar los lugares más altos por miedo a que se produjera un maremoto. La mayoría de las personas escaparon a los cerros. Yo subí al último piso del edificio donde trabajo", dijo Mario Ángel a BBC Mundo.
Según Ángel, se produjeron derrumbes en la subida de un cerro de Iquique y se quebraron ventanales y vidrios de las casas, pero no hay daños mayores. "Más que nada fue un susto, un remezón y ahora está todo tranquilo", afirmó.


País sísmico
El geofísico Edgar Kausel explicó a BBC Mundo que se trata de un "típico sismo de subducción, que se produce por el movimiento entre la placa marina de Nazca y la placa continental o Sudamericana".
"Se originó entre la cordillera y el mar, es decir, se produjo en la zona continental y no en el océano. Esto redujo las posibilidades de un maremoto".
Chile es un país sísmico, y si bien los terremotos son imposibles de predecir, hace ya varios años que los sismólogos esperan un gran movimiento telúrico en el norte del país.
Según Edgar Kausel, en este caso ocurrió una ruptura de un segmento de la placa de Nazca, en la zona sur de donde se esperaba que se produjera el gran temblor, y "esto es favorable".
"Existía la posibilidad de que se rompiera el segmento de Arica a Antofagasta de una sola vez, pero afortunadamente, como ya se rompió una zona, la magnitud del sismo esperado ya no va a ser tan grande", señaló.
La presidenta Michelle Bachelet dispuso que viajaran a la zona afectada el ministro del Interior, Belisario Velasco, y los titulares de Salud, Obras Públicas y Vivienda, para evaluar en terreno la magnitud de los daños y disponer la ayuda necesaria

No hay comentarios: