16 ago. 2007

García agradece a Chile ayuda humanitaria: Hay fraternidad pese a "nuestra discusiones"

El presidente peruano, Alan García, expresó hoy su agradecimiento por la "fraternidad" de nuestro país frente a la tragedia que viven tras el terremoto del miércoles, y el ofrecimiento oficial de ayuda a los heridos y damnificados.
García destacó la colaboración ofrecida por Chile, a pesar de las diferencias que se mantienen debido al tema de límites marítimos.
"Esta mañana conversé con la pesidenta de Chile, Michelle Bachelet, y tengo la satisfacción de que, a pesar de nuestras discusiones de tipo jurídico respecto a ángulos marítimos, hay por sobre todo una fraternidad, una voluntad de comprender el grave problema que atravesamos", dijo García en Pisco, la ciudad más afectada por el terremoto de 7,9 grados de magnitud.
"Están haciendo todo su esfuerzo por asistir a su población y a pesar de eso, nos hacen llegar su solidaridad, su condolencia", declaró García, tras indicar que Bachelet está atendiendo los problemas causados por la ola polar que afecta el sur del país y que ha provocado que se declaren algunas zonas de catastrófe.
"El jefe de Estado peruano informó que antes del viernes llegará a Perú ayuda procedente de Brasil, España, Panamá, y Colombia. "Estoy satisfecho de la respuesta internacional".VISITA A LA ZONA AFECTADAEl Mandatario peruano llegó esta mañana a la ciudad de Pisco, una de las más afectadas por el terremoto de 7,9 en la escala de Richter que afectó ayer a ese país, para ponerse al frente de las tareas de auxilio a la población.
El jefe de Estado, junto al presidente del Consejo de Ministros, Jorge del Castillo, y el presidente del Congreso, Luis Gonzáles Posada, llegaron hasta la iglesia San Clemente que quedó destruida por el sismo de 7,5 grados en la escala de Richter.
García informó que ya se dispuso el envío de unos 150 ataúdes a Pisco, una de las principales demandas de los pobladores, pero que la interrupción de la carretera impide la llegada de los mismos. Del Castillo por su parte señaló que solicitarán que los féretros sean transportados por vía aérea.
A su arribo, el Mandatario dijo traer un saludo de sus homólogos de Chile, Michelle Bachelet; Brasil, Luiz Inacio Lula Da Silva; Colombia, Alvaro Uribe; y México, Felipe Calderón, quienes se comunicaron telefónicamente con él para anunciarle paquetes de ayuda que llegarán en las próximas horas.
García señaló que una de las primeras acciones será montar un puente aéreo para evacuar a algunos de los heridos hacia hospitales de Lima, 250 kilómetros al norte de Pisco.
Anoche en un mensaje televisado el Presidente peruano criticó el colapso sufrido en el sistema telefónico del país, tras los sismos y réplicas, y pidió a las empresas responsables una rápida investigación sobre lo que ha ocurrido.
"No es posible que el sistema telefónico esté calculado para un (determinado) nivel de comunicaciones, porque por el nivel sísmico del país falta una cantidad mayor de células de transmisión que eviten (...) que las líneas aparezcan saturadas", aseveró.
El gobierno declaró en estado de emergencia al departamento de Ica, donde están las ciudades de Pisco, Ica y Chincha, las que aportan la casi totalidad de los muertos, unos 350 según las cifras oficiales que se manejan hasta ahora.
Agencias

No hay comentarios: