14 sept. 2007

"El gobierno alemán quiere ser hacker"

"Troyano federal" es el curioso nombre que le ha dado la prensa alemana a este programa espía que el gobierno alemán hizo desarrollar y que ahora quiere introducir en los ordenadores para vigilar a las personas sospechosas de terrorismo.

El ministerio del interior ha sido extremadamente discreto sobre la forma concreta de este programa, que oficialmente lleva el nombre de "Software Forense Remoto".
Pero un "troyano" actúa siempre de la misma manera, comenta Frank Rieger, del "Chaos Computer Club", una asociación alemana de "hackers".

Control remoto integral
El ministro del Interior Wolfgang Schäuble es el principal promotor del programa espía.
"Un troyano puede funcionar como un control remoto integral del computador: puede leer archivos, escuchar a través de la cámara y el micrófono del computador, detectar lo que se escribe en el teclado, leer el correo electrónico, los "chats"..."
El presidente de la Oficina Federal contra la Criminalidad, Jörg Ziercke aseguró que "se trata simple y llanamente de emplear estas medidas cinco, máximo 10 veces por año" en personas de las que se esté seguro que tienen una vinculación con el terrorismo.
Pero, muchos políticos y organizaciones declararon que intentarán por todos los medios evitar su aplicación.
Alemanes a favor
Un presunto intento de atentados terroristas masivos en Alemania, que el gobierno proclamó haber descubierto la semana pasada, parece haber cambiado el rechazo de la opinión pública.
Según una encuesta publicada esta semana por el Instituto Infratest dimap, el 58% de los alemanes estaría a favor de la aplicación del programa espía.
Pero el camino no es fácil; todavía es necesario modificar la constitución alemana para hacerlo legal.
Bajo el nombre Troyano Federal.Net se ha formado una organización que pretende ridiculizar los intentos del gobierno para implementar el programa.
Al ministro del Interior Wolfgang Schäuble, principal promotor del programa espía, se lo representa como un agente de la Stasi, la policía secreta de la extinta Alemania comunista o como una reencarnación de "Big Brother", el todopoderoso, omnivigilante y omnisapiente dictador en la novela "1984" de George Orwell.
Un caballo de Troya pintado con los colores de la bandera alemana es la insignia de este movimiento, que intentó entregar personalmente al ministro Schäuble.
El intento fracasó, el colorido caballo no era aparentemente suficientemente sutil para que el ministro cayera en la trampa.

No hay comentarios: