12 sept. 2007

Un nuevo ataque cibernético en el pentágono

No sería nada raro si no fuera que este ataque pasó a ser realmente grave: el pentágono recibe día a día ataques cibernéticos, pero el vocero del Departamento de Defensa, Bryan Whitman, señaló que en este caso se trató de algo especial, aunque no dio datos precisos.
El ataque habría tenido como blanco la la Oficina del Secretario de Defensa, y habría sido producido por militares chinos. Whitman confirmó que el suceso ocurrió durante el pasado mes de Junio, pero no se refirió a los atacantes precisamente.
En parte, la fundamentación de Bryan Whitman ante la ansiedad de los periodistas por conocer quiénes fueron los responsables de tal intromisión fue la siguiente: es muy complicado saber el origen real de las máquinas, y más aún se dificulta al intentar realizar las conexiones con determinado país o gobierno en particular. Esto es así porque los crackers suelen realizar un sinfín de pasos antes de atacar su objetivo final, y todo esto borrando las hueyas en cada intromisión. Por ejemplo, un cracker sudafricano podría ingresar a un sistema informático ubicado en Inglaterra, posteriormente ingresar a un sistema australiano, luego a uno en China, y desde allí ingresar al del pentágono.
Luego del ataque, que vulneró el sistema de mails no secreto de la Oficina del Secretario de Defensa dejándolo fuera de línea por un tiempo, se reestableció en aproximadamente 2 semanas.

No hay comentarios: