6 nov. 2007

Autos robot, una realidad

Un auto sin conductor llamado Boss ganó un premio de US$2 millones en una carrera contra otros vehículos robot en California.
Boss se movió a las mil maravillas en un entorno urbano, evitando otros autos, y cubrió 85 kilómetros en menos de seis horas, todo sin ningún control humano.
El Chevrolet Tahoe adaptado fue uno de los seis autos que cruzaron la línea de meta de un total de 11 vehículos robot que partieron al amanecer. Los otros tuvieron que abandonar por choques u otros problemas.
La carrera fue organizada por un departamento del ejército estadounidense con el objetivo de promover el desarrollo vehículos no tripulados que puedan usarse en situaciones de combate.
Los fabricantes automovilísticos creen que la tecnología podría eventualmente producir autos que se conduzcan solos.
Boss navegó por una ciudad simulada, creada en una base aérea abandonada en el desierto californiano.
Tuvo que lidiar carreteras de uno y dos canales, cruces, edificios y aparcamientos. Y al igual que los otros 10 vehículos, Boss compartió la carretera con más de 30 conductores profesionales humanos para simular tráfico.
Boss fue diseñado por Tartan Racing, un equipo de la Universidad de Canegie Mellon, de Pittsburg, Pensilvania, y del gigante automovilístico General Motors.
"Éste es un gran día para la robótica", afirmó Chris Urmson, el responsable tecnológico del equipo.
"Había 11 vehículos que eran increíblemente capaces y el hecho de que seis de ellos recorriesen 85 kilómetros es increíble, realmente ha sido un gran día", afirmó.
Parte del secreto son los sensores puestos en el techo, en cada lado y en los parachoques del vehículo.

El auto ganador tenía un dispositivo Lidar, un láser giratorio que actúa de escáner y que gira 10 veces por segundo.
El tiempo que toma al láser desde que dispara un haz hasta que éste choca contra un objeto permite a la computadora calcular la distancia a la que el mismo se encuentra.
"Imagine ser capaz de hablar por teléfono, tomar el desayuno, enviar emails y dejar la conducción al vehículo (...) sería genial", afirmó Larry Burns, vicepresidente de investigación y desarrollo de General Motors.
Según Burns, este tipo de "autos que no chocan" podrían estar en circulación en 2015.
BBC Mundo

No hay comentarios: