10 nov. 2007

Miles de personas evacuadas en el este de Inglaterra por temor a las inundaciones

Miles de personas han sido evacuadas en varias localidades costeras del este del país ante el temor a inundaciones por la subida del nivel de las aguas, según la Agencia británica de Medio Ambiente.
Según la agencia (EA, en sus siglas en inglés), la subida del nivel de las aguas por una corriente del Mar del Norte puede poner en peligro a la población de Great Yarmouth, en el condado de Norfolk, y otras localidades del condado de Suffolk (este), además de causar daños materiales.
Las autoridades han puesto asimismo en alerta a las poblaciones de otros lugares costeros de los condados de Lincolnshire, Essex, North Yorkshire y Kent (este de Inglaterra). Se espera que Great Yarmouth sea el área más afectada por la subida del nivel del mar.
"Hay aún un riesgo de inundaciones alrededor de la costa. La buena noticia es que de momento las defensas de inundaciones no han sido superadas, si bien algunas carreteras de la costa están inundadas, pero eso puede ser por una combinación de la acción de las olas y los vientos", dijo un portavoz de la EA.

El recuerdo trágico de 1953
La pasada noche, los expertos compararon la actual situación meteorológica en el este inglés con las inundaciones de 1953, cuando cientos de personas murieron y gran parte del este de Inglaterra quedó bajo las aguas.
El primer ministro británico, Gordon Brown, ha presidido una reunión del denominado comité de emergencia Cobra para analizar con otros ministros la situación en el este de Inglaterra.
La Policía y representantes de los ayuntamientos de las localidades de Norfolk fueron anoche casa por casa para advertir a la población de que debía abandonar sus hogares.
Numerosas personas han pasado la noche en centros comunitarios y escuelas, pero otras han optado por quedarse en la planta alta de sus casas.

Dudas en el Támesis
En el este inglés, hasta 30 escuelas fueron cerradas como medida de precaución.
El ministro británico de Medio Ambiente, Hilary Benn, señaló en la noche del jueves que se hace todo lo posible para ayudar a la población, pero reconoció que nadie puede anticipar cómo afectará la marea a las áreas costeras.
En Londres, la barrera de ingreso al río Támesis (este) fue cerrada el jueves, por lo que se podrá contener la subida del nivel de las aguas y la ciudad estará "segura", según Andy Batchelor, responsable de supervisar la zona.

Holanda toma medidas protectoras
En Holanda, también han sido evacuadas cientos de personas. Por primera desde 1976, las autoridades han aplicado medidas generalizadas de protección de la costa y de los diques. Tras las inundaciones de 1953, que causaron 1.800 muertos, ingenieros holandeses idearon el llamado 'Plan Delta', un ingenioso sistema de protección de costas.
La pasada noche se cerró por primera vez la compleja compuerta marítima Maeslantkering, construida cerca del puerto de Rotterdam para proteger la provincia de Zuid Holland de los riesgos de inundaciones. También se cerró la otra compuerta marítima de gran envergadura, la Oosterscheldekering, situada en la costa del suroeste, en la provincia de Zeelandia.
La mayor parte del terreno en Holanda se encuentra por debajo del nivel del mar, por lo que el país es muy vulnerable a tormentas, especialmente del noroeste. En el norte del país se mantiene la alerta porque en esa zona el nivel del mar todavía podría seguir aumentando. También en el Noruega, Alemania y Bélgica están en alerta. En este último país, en el puerto de Amberes, también han cerrado la compuerta marítima para evitar que el agua que sobrepasa los diques llegue a la ciudad.
El Mundo

No hay comentarios: