5 nov. 2007

Temperaturas en el Tibet fueron más altas de lo habitual en el mes de octubre

La temperatura en el altiplano tibetano, considerado uno de los barómetros del cambio climático global, fue en octubre entre dos y tres grados más alta que lo habitual, mientras los niveles de humedad están siendo los más bajos en años.
Según publica hoy la prensa estatal, la turística Lhasa, a 3.700 metros sobre el nivel del mar, está registrando un preocupante bajo índice de humedad, lo que se ha traducido en hemorragias nasales para muchos de sus habitantes.
El porcentaje de vapor en el aire ha oscilado en torno al 10 por ciento desde octubre, mientras que el resto de la franja meridional del país registraba fuertes lluvias e inundaciones.
Debido a esta extrema sequedad, las autoridades han recomendado a los vecinos y a los miles de turistas de todo el mundo que se congregan en la capital budista beber abundante agua y ponerse crema protectora.
La meseta tibetana, la más alta del mundo, ve cómo su temperatura se está incrementando a un ritmo del 0,3 por ciento por década, a mayor velocidad que en el resto del mundo, y el deshielo de sus glaciares se ha convertido en una amenaza para la vida de cientos de millones de asiáticos.
Este deshielo es también preocupante en el noroeste de China, cuarto país del mundo en volumen de glaciares después de Canadá, EEUU y Rusia, con una superficie de cerca de 60.000 kilómetros cuadrados.
En Xinjiang, la rápida fusión del llamado glaciar número 1, que ha menguado un 14 por ciento en las últimas cuatro décadas, amenaza los oasis característicos de esa región desértica, advirtió un informe de la Academia de Ciencias Sociales divulgado hoy por el diario China Daily.
"Debido al continuo incremento de las temperaturas a nivel mundial y en la parte occidental de China, la tendencia de los glaciares a descongelarse será irreversible", dice el documento.
EFE

No hay comentarios: