9 nov. 2007

Un único satélite ofrecerá hacia 2015 un millar de canales de televisión

Hacia el año 2015 se podrá disponer de satélites multispot de comunicaciones, de antena multihaz y veinte kilovatios de potencia, capaces de contener mil canales de televisión y dar cobertura a un millón de abonados de móviles e Internet, según aseguró el jefe de la División de Servicios de Telecomunicaciones de la Agencia Europea del Espacio, José María Casas, quien tomó parte en el Museo Príncipe Felipe de Valencia en unas jornadas bajo el lema "El desafío de la Sociedad del Conocimiento".Casas destacó también que la tecnología española en materia aeroespacial es puntera en Europa y en este sentido informó de que la empresa aeronáutica CASA ya diseña y vende un tipo de antena activa que, de forma dinámica y versátil, permite proyectar un haz desde satélites orbitando a 36.000 kilómetros de latitud. El experto afirmó que las telecomunicaciones por satélite constituyen la aplicación más desarrollada del espacio.En la actualidad más de 200 satélites de telecomunicaciones proporcionan, desde la órbita geoestacionaria, "la infraestructura desde la que se transmiten cerca de 20.000 canales de televisión, se ofrecen decenas de miles de circuitos entre centrales de telefonía, datos e Internet y se proporcionan los enlaces de contribución de programas o noticias", explicó Casas. "Otro tipo de satélites de telecomunicaciones son los dedicados a servicios móviles, los cuales permiten el establecimiento de enlaces para voz y datos a terminales móviles, en tierra, mar y aire", añadió."La industria europea está, en general, bien representada en los diferentes eslabones de la cadena de valor: tecnología, equipos, sistemas y aplicaciones", apuntó el experto, que recordó que en 2006 las empresas europeas fabricaron 12 de los 27 satélites contratados por los operadores de satélites de telecomunicaciones. Para ello sigue siendo necesario "reforzar las capacidades tecnológicas mediante un vigoroso programa de investigación y desarrollo", concluyó.

No hay comentarios: